*** Junio 2017 ***

Entradas etiquetadas como ‘Mariano Taccagni’

Minientrada

Cómo quisiera ser animal

Zoomos libres1

Ficha Zoomos libres¿Puede existir un derecho más importante que la libertad?

Sin ánimos de convertir una crítica teatral en una descarga social y política, mi deber como periodista y ciudadana, es consagrar al reino animal. Un reino que, tantas veces y en reiteradas ocasiones, se menosprecia, se pretende subordinar a la especie humana, se intenta convertir -mediante la domesticación y diversos mecanismos- en seres cuasi idénticos al hombre.

Mientras observo la comedia musical Zoomos libres (creada por Mariano Taccagni y Agustín Konsol), comienzo mi introspección, me cuestiono por las veces que de pequeña iba a visitar animales encerrados, les daba de comer, repetía ritos y costumbres y deconstruyo lo establecido por el capitalismo.

Es entonces cuando las puertas de un zoológico se abren y se decide que los animales que lo habitaban y, estaban y/o habían nacido en cautiverio, sean libres. “¿Qué pensás que vas a hacer, cómo sobrevivirás? “ De aquí en adelante, estos seres tan peculiares se irán tropezando con diversos obstáculos de la sociedad, al mismo tiempo que el temor se apoderará de ellos. ¿Para qué pueden querer ser libres si no tienen a dónde ir ni cómo desenvolverse? Estos animales, no han tenido la oportunidad de aprender lo que su instinto les otorga de nacimiento. Son seres que tienen su rutina, que se enamoran, juegan, socializan y no parecen precisar esa libertad tan discutida.

A su vez, Fredy (Mariano Taccagni), el guardia del zoo, los irá acompañando en esta aventura frustrante hasta que ellos mismos decidan, por fin, lo que desean para el resto de sus días.

“Pero de mí, puedo decir que estoy vacío, sin sus graznidos, sus monerías, sin mis amigos”…

¿Acaso alguna vez se les ha consultado si necesitan algo, si son felices comiendo el alimento que se les brinda, si desean estar más o menos limpios, si las rejas no los aprisionan notoriamente…?

“Libertad, ¿para qué, para quién?”

Inevitablemente, la noticia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acerca de cerrar el zoológico de Palermo, no es un tema menor. No es algo que sobrevuele y se olvide. Han dejado morir a varias especies de animales en extinción, se los ha maltratado, se los ha abandonado. Y todo, mientras las criaturas junto a sus padres recorrían cada celda, cada prisión y, seguramente, nadie se ha detenido a llorar por el dolor ajeno. ¿Para qué? Si son menos que los humanos, si tienen que divertir, si están como en vidrieras, si las características peculiares de cada animal y especie determina que una ciudad tan contaminada como la capital no les otorga la naturaleza y hábitat que merecen.

“No te ilusiones, las personas son complejas” – canta uno de los animales que van conociendo el reino no animal.

Sin lugar a dudas que esta pieza artística emociona, entretiene, nos pinta una sonrisa inmediatamente y consigue su objetivo principal que es concientizar: “¿A dónde ir, a dónde irás?”

Entre la presencia de la excelente actriz Jimena Gonález que interpreta a Isadora y las ocurrencias que irán dándose paso, es que Zoomos libres dejará pintada su huella de colores en este camino de la vida que podrá ser de un modo para unos y de otro para otros. Lo más importante es ser quien se quiere ser y jamás dejar que un “superior” anule la alegría.

Coreografías atractivas, canciones con letras que invitan a la reflexión, estilos musicales que realizan un interesante recorrido desde el rock hasta el género melódico, una estética y escenografía realmente encantadoras, sumado al talento de los actores es que Zoomos libres deberá seguir en la cartelera para cumplir con la misión de llegar al corazón de cada familia Argentina.

“Quiero quedar bonita y ser una jirafa glamorosa” – emite este esbelto animal, pretendiendo concretar uno de sus sueños de coqueta. Letras perspicaces que le dan voz y voto a estos cariñosos y extrovertidos personajes, de la mano de su guardia-amigo, una aventura sin límites que nos permitirán conocer los deseos de quienes no hablan como los humanos sino a su manera.

Mariela Verónica Gagliardi

 

Zoomos libres, de Mariano Taccagni y Agustín Konsol

IMG_20160715_155151_673

::ESTRENO::
SABADO 16 DE JULIO
17.00 HORAS
TEATRO BORDER
Godoy Cruz 1838. Palermo.
¡VENÍ A VIVIR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE!
 POR PRIMERA VEZ UN ESPECTÁCULO Y UNA SALA TEATRAL 
COMPARTEN LA MISIÓN DE ACERCARLES A LOS NIÑOS UN MENSAJE EN DONDE CONVIVEN EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA ECOLÓGICA, LA IMPORTANCIA DEL CUIDADO ANIMAL, DE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y LA BÚSQUEDA DE LA LIBERTAD COMO VISIÓN SUPERADORA DE LA CONDICIÓN HUMANA.

¡UNA ANIMALADA MUSICAL!

A partir del sábado 16 de julio, llega al Teatro Border, ZOOMOS LIBRES!,  un musical para toda la familia, que habla sobre la libertad y sobre los amigos, esos que nos alientan a seguir nuestros ideales y nuestras utopías porque nos aman y porque son verdaderos AMIGOS.                                                                     
Un “ministro competentísimo” promulga una ley que dispone que todos los zoológicos de la Argentina abrirán sus puertas. Los animales serán por fin libres y dejarán de ser un divertimento para los humanos. Sencillamente porque son iguales en derechos que éstos.
Freddy es el guarda del zoo de Buenos Aires. Quiere entrañablemente a sus amigos: la jirafa Rosita, los mandriles Lola y Alberto, la koala Alegría, el Sr. Tito- un ñandú filósofo-, y al terco Pipo- un oso que se las sabe todas-. Ellos van a salir por primera vez a la ciudad, sin conocer que la ciudad, en estos tiempos, no es lo que idealizaron alguna vez. Buenos Aires no es lo que esperan. Lejos de ser una jungla, es un genuino loquero.
Mientras tanto, la oportunista Isadora, empresaria de EcoStar, la compañía de telefonía celular más exitosa de Latinoamérica, intentará instalar la antena más gigantesca y antiecológica del mundo para su empresa, en lo que una vez fue el zoológico. ¿Lo logrará?
ZOOMOS LIBRES! es una historia llena de magia, pone el acento en la emoción de las pequeñas grandes historias, en los vínculos entre las personas.
Con un elenco conformado por los mejores exponentes del género musical en Buenos Aires, tanto en el escenario como en el equipo creativo, ZOOMOS LIBRES! promete emocionar y hacer reír a toda la familia.
El espectáculo podrá verse desde el 16 de julio y durante todas las vacaciones de invierno en la sala BORDER TEATRO y, por primera vez, un espectáculo y una sala teatral comparten la misión de acercarles a los niños un mensaje en donde conviven el despertar de la conciencia ecológica, la importancia del cuidado animal, de una alimentación saludable y la búsqueda de la libertad como visión superadora de la condición humana. Entre otras experiencias innovadoras, Zoomos Libres! y Border Teatro tendrán como propuesta para grandes y chicos, una merienda saludable- y divertida!- que podrá disfrutarse dentro de las instalaciones del teatro.
 Mariano Taccagni
Autor, Actor y Director Teatral. Entre sus trabajos más destacados se encuentran como actor: “LoveMusik”, “Shrek”, “Los locos Addams”, “Mamma Mia”, “La Novicia Rebelde”, “Piaf”, “Eva, el gran musical argentino”, entre otros. Como autor y director ha estrenado “Edipo Y Yocasta”, “Daliniana”, “El Espejo de Sybil Vane”, “Narciso, Opera Rock”, “La Callas” y “Jack, El Destripador”, entre otras.
ELENCO
 Marcelo Albamonte
Jimena Gonzalez
 Jorge Maselli
 Laura Montini
 Silvina Nieto
 Mariano Silvapobas
 Mariano Taccagni
 Laura Vidal
 FICHA TECNICA
Libro y Letras: Mariano Taccagni
 Música Original: Agustin Konsol
 Coreografías: Laura Montini
 Vestuario: Jorge Maselli
Escenografía: Sabrina Fernández
Diseño de maquillaje: Alejandro Vázquez
Fotografia: Silvana Daniela Galdi
 Diseño Gráfico Y Community Managers: Enchulame Social Media
 Ilustrador: Hector “Tato” Freire
 Prensa: We Prensa & Comunicación
 Producción Ejecutiva: Federico Brunetti
 Asistente General: Ramiro Hernández
 Asistente De Dirección: Laura Saltamartini
 Dirección General: Mariano Taccagni
FUNCIONES
SABADO 16- DOMINGO 17
 VACACIONES DE INVIERNO:
JUEVES 21 – VIERNES 22
 SABADO 23 – DOMINGO 24
 JUEVES 28 – VIERNES 29
 SABADO 30 – DOMINGO 31
 HORARIO DE LAS FUNCIONES
17.00 HORAS
ENTRADAS DESDE $150 PESOS.
OPCIÓN CON MERIENDA SALUDABLE $200.-
 TEATRO BORDER
Godoy Cruz 1838. Palermo.

 

Minientrada

Amar en tiempos difíciles

Edipo y Yocasta17

Ficha Edipo y YocastaMejores tragedias que las griegas, no hay. Y qué mejor que escuchar una historia a cargo de excelentes voces que le otorgan al arte un sin fin de matices.

Edipo y Yocasta, un grito en la inmensidad (musical escrito y dirigido por Mariano Taccagni, basado en el mito de Edipo) nos introduce en un relato cargado de tensión que solo afloja en un pequeño momento de la obra. Con un elenco integrado por artistas muy conocidos del género musical, se disfruta a lo largo de la historia que utiliza la poesía como principal arma de deleite y el acompañamiento de una gran orquesta de músicos (dirigida por Gaby Goldman). Así es como podemos conmovernos y sentir cada situación interpretada por los actores en las tablas.

Si no fuésemos seres racionales e inmersos en una sociedad con tantos tabúes, dicha historia de Edipo no tendría fin ni sentido alguno. Pero, como el vínculo madre-hijo es algo muy fuerte, consigue trasladarse a todo tipo de generación e impactar de una manera tajante.

Freud podría realizar todo tipo de análisis al respecto pretendiendo explicar los traumas de una y otra parte. Aunque, la desgracia presente se da no por la voluntad de ambos sino por el desconocimiento de una información que -de haberse tenido- no se habría originado dicho caos y sufrimiento.

Una madre, la Reina de Tebas, que tiene que optar por perder a su hijo recién nacido o a su marido, el Rey Layo, y que, finalmente, entrega a su bebé para que su esposo permanezca a su lado. Y, tal vez, acá haya que realizar una pausa para comprender que si Yocasta hubiera priorizado la vida de su pequeño, jamás se habría enamorado de él en el futuro. Hijos que vinieron más adelante que no logran comprender si son sus nietos o parte de sí. Un amor que es más fuerte que todo lo que ambos pudieran sentir en la vida y que, sin embargo, no logran encauzar sanamente.

Un paso que avanzan y la desdicha que se apodera de sus lágrimas, de sus angustias y del dolor más profundo que tienen en el alma. Como unas arenas movedizas que no producen placer sino una desesperación enorme, eso es la esencia de la presente historia.

En cuanto a la música, Goldman consiguió fusionar distintos ritmos para que el relato y su devenir puedan desfilar por distintas sensaciones que oscilan entre el pop y el clásico, dando la oportunidad de respirar unos instantes y recobrar el aliento.

Mientras las predicciones cobran más fuerza que el raciocinio, lo peor está por venir y la vida humana se vuelve más significativa que su argumentación.

En cuanto a los protagonistas de la historia, tanto Marisol Otero como Gonzalo Almada proyectan sus dolores y pasiones con el talento que los caracteriza, al mismo tiempo que la dulzura y ductilidad de Marisol envuelve al musical en una historia de amor inigualable. Madre, esposa y amante, que no se explica por qué es tan inmenso su sentir.

También existen otros personajes que se destacan como el de la esfinge (interpretado por Judith Cabral) y el de Macaría (representado por Carla Liguori). El resto del elenco se luce con mucho esplendor y conforma una grata pieza artística, demostrando que siempre exista amor por lo que se hace será posible estar en un teatro tan conocido como el Apolo, con una platea colmada y un éxito rotundo.

Cabe resaltar que el ritmo del musical es más pausado, lo cual permite que disfrutemos de cada personaje, de la inmensidad de cada escena y de cada canción que conforma un paralelismo (complementario) junto a cada diálogo esbozado a nivel vocal y corporal. Solo así Edipo consigue ser aquel hombre que no siente despecho por su pasado y Yocasta sí asume cierta culpa por la ceguera que tuvo y que ni siquiera el más ciego, Tiresias (Rodolfo Valss) es impedido de observar con sus ojos la realidad presente y que se avecina. La participación de este último es el detalle que colma de alegría y euforia a los espectadores, quienes no se resisten en aplaudir incansablemente cuando finaliza la trama.

El papel de Layo lo interpretó, en esta función, Mariano Taccagni ya que Martín Repetto está recuperándose de salud.

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Minientrada

Elena Roger regresa al teatro con Lovemusik

lovemusikCon la música inolvidable de KURT WEILL

ESTRENO 1 DE MARZO DE 2016

Elena Roger regresa al escenario de Buenos Aires – luego de su aclamada consagración con “Piaf” – para protagonizar LOVEMUSIK con música de Kurt Weill y libro de Alfred Uhry, bajo dirección de Jonathan Butterell (“La Novicia Rebelde”) y producción general de Pablo Kompel y Ricardo Hornos. El estreno será el 1 de marzo de 2016 en la Sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza.

LOVEMUSIK es la verdadera y conmovedora historia de Lotte Lenya y Kurt Weill; y la música que amaron y compartieron. A través de la memoria de Lenya descubrimos esta relación tormentosa, apasionada y despareja, que transcurrió en la vertiginosa primera mitad del siglo XX entre Berlín, París, Hollywood y New York. LOVEMUSIK cuenta a la vez la historia de la prolífica y revolucionaria colaboración entre Kurt Weill y Bertolt Brecht, y por tanto la génesis de obras emblemáticas como “La Opera de los Tres Centavos” y “Mahagonny”; la huida de ambos de la Alemania Nazi, y sus vidas posteriores en Estados Unidos. LOVEMUSIK recorre las maravillosas canciones de Weill que van desde lo romántico a lo dramático, lo cínico a la comedia, incluyendo clásicos como “Mack the Knife”, “Alabama Song,” “September Song,” “Speak Low,” “Je ne T´aime Pas”, entre muchos otros.

Además de Elena Roger en el rol de “Lotte Lenya”, el elenco está integrado por Esteban Meloni (“Kurt Weill”), Diego Mariani (“Bertolt Brecht”), Luciano Bassi; Ana Fontán, Rosana Laudani, Belén Pasqualini, Mariano Taccagni y Néstor Sánchez. La dirección musical está a cargo de Gerardo Gardelín.

Las funciones de LOVEMUSIK se realizarán de martes a domingo en el Paseo La Plaza.

Martes a Jueves 20.30 hs. / Viernes 21 hs. / Sábado 20 y 22 hs. / Domingo 20 hs.

Entradas desde $ 500.

Una producción de PABLO KOMPEL y RICARDO HORNOS

ELENA ROGER

LOVEMUSIK

Libro de ALFRED UHRY Música de KURT WEILL

Versión de RICARDO HORNOS y PABLO KOMPEL

Sugerido por la correspondencia entre Kurt Weill y Lotte Lenya

Dirigida originalmente en Broadway por HAROLD PRINCE

DIEGO MARIANI como Bertolt Brecht

LUCIANO BASSI ANA FONTAN ROSANA LAUDANI

BELEN PASCUALINI MARIANO TACCAGNI NESTOR SANCHEZ

GERARDO GARDELIN (Piano y Dirección)

EZEQUIEL FINGER (Teclados y Percusión) VANESA QUARLERI (Cello)

MIGUEL ANGEL TALLARITA (Trompeta y Flugelhorn) INTI NICOLAS SABEV (Clarinete)

Prensa: SMW Press.

 

Minientrada

No hay que juzgar antes de conocer

Shrek

Los cuentos de hadas, princesas, príncipes y demás personajes tradicionales para niños; no tienen el mismo lugar ni la misma enseñanza.

Aquellos pobres pequeños que se sienten muchas veces obligados a vestirse de una manera, con un color que se supone femenino o masculino, a frecuentar determinados lugares y a utilizar ciertas palabras por mandatos sociales; no tienen espacio en esta comedia musical que está basada en la película Shrek (la cual se origina gracias a la novela de William Steig).

En el año 2001 se lanza el film que tino de verde la historia del ogro, el prejuicio de lo que se consideraba como desagradable, poco estético, anti-heroico y feo. No es en “Shrek, el musical” (dirigida por Carla Calabrese) que un príncipe rescata a la princesa que se halla prisionera desde los siete anos.

Una puesta en escena con todo lo que tiene que tener un musical para brillar y destacarse, para entretener a chicos y grandes, para hacer revivir el film estadounidense, sus momentos más tensionantes y dignos de disfrutar en familia.

Los cuatro protagonistas: Shrek, Fiona, Burro y Lord Farquaad; son increíbles. Con un carisma sorprendente, con talento único y con esa gracia que se precisa para llevarse al público en el bolsillo enseguida.

Así es Shrek que cuenta su sufrimiento, como sus padres le dieron libertad y el sintió abandono; el Burro que tiene mucha suspicacia y necesidad de tener un amigo; Fiona que desea todos los días de su vida poder vivir como quiera, terminando con el hechizo que le hicieron de niña; y Lord que solo necesita una esposa para cumplir con su egoísmo y convertirse en Rey.

Pablo Sultani consigue plasmar y proyectar una voz impostada que realmente se asemeja al mundo animal. Sin siquiera hacer esfuerzo, así se percibe y desde sus manos gigantes hasta su brutalidad, le otorgan el poder para rescatar a la mujer que ningún caballero valiente consiguió.

Mela Lenoir, interpreta a una princesa muy suave, delicada y con una belleza que se plasma tanto en su rostro como en su gracia.

Esta dupla se fusiona deleitosamente y, juntos, logran cantar como humanos y ogros, venciendo todo tipo de fronteras y encontrando lo que buscan.

Sin lugar a dudas, quien se gana el corazón de todos es el simpático burro, quien con ternura, paciencia y humildad puede obrar de mediador y ganarse el lugarcito que tanto necesitaba. Talo Silveyra, con una sonrisa y desplazándose de un lugar a otro del pantano, demostrando que toda cobardía puede ser superada con amor y confianza tanto en sí mismo como en los demás.

Y, con respecto a Roberto Peloni, considero que lleva a cabo el personaje más difícil ya que no debe solamente hacer valer su propio cuerpo sino el de un títere, motivo por el cual los movimientos y acciones que se observan, pertenecen a otro ser, movido por sí mismo. Esto se torna muy atractivo ya que puede bailar coreografías, saltar, montar a caballo y sorprender con sus habilidades.

Es justo destacar a todo el elenco ya que, en conjunto, es como se consiguen tan buenos resultados. Pero, debo resaltar algunos momentos ya que sino la nota seria eterna.

Una de las escenas más lindas se produce cuando se encuentran los aldeanos con Shrek, se conocen, se odian y, pasadas ciertas circunstancias logran entenderse. Los aldeanos buscaban lo mismo que todos los integrantes de esta historia: ser libres y felices.

Son muchos los valores que están impregnados, fuertemente, a lo largo de la dramaturgia y en cada una de las canciones vocalizadas. Justamente, las letras de dichas canciones son las que llega al imaginario social y que quedan guardadas den el corazón. La animación llevada a escena, también, consigue su objetivo de conmover y dejar grabadas imágenes en cada uno de los espectadores.

Los personajes de cuentos clásicos ya no sirven, quedaron obsoletos y, sus dueños, se quieren deshacer de ellos. Pero, al igual que otras historias, Pinocho, la Bruja, el Hada madrina, entre algunos de los que aparecen: tienen voz y voto. Saben lo que quieren y no van a darse por vencidos. Como una rebelión en la granja, esta manifestación les surge desde lo más profundo.

En cuanto a otra escena importante y fabulosa, se encuentra la del trío conformado por tres Fionas: la niña, la adolescente y la adulta. Las tres mujeres son una misma y lucharan hasta poder salir de ese castillo en que se encuentran prisioneras. Sobre todo, la adulta, cantara con su ukelele y, añorando, cumplirle a la mas niña.

Son muchos los títeres de varillas que se ven en escena, durante breves momentos y muy bien confeccionados.

La dragona, tildada como un animal feroz, que tira fuego y rodea el gran castillo, también tiene su lado débil y frágil. Esta dragona, además, está interpretada a nivel físico por un animal enorme que es movido por tres artistas y, a nivel vocal, por Maia Contreras que con su canto cautiva enormemente.

El juzgado juzga y, esto, es más común ver de lo que se pueda creer. Es así como Fiona le dice a su nuevo amigo: “No está bien juzgar antes de conocer”.

Shrek y Fiona se comportan infantilmente y Burro puede unirlos diciendo lo que piensa: “voy a buscar leña para avivar el fuego”.

Dos seres que son diferentes, que tuvieron vidas muy distintas pero que los une el sufrimiento y las ganas de estar bien. Que buscan y viven sin maldad. Dos infancias que se comparan bajo la canción “Lo mío fue peor” y gracias a las melodías tan sentidas se enamoran.

“Shrek, el musical” tiñe de verde los rosas y celestes, con gamas de todos los colores, con simpatía, talentosos artistas, una dirección impecable y el sello de Gaby Goldman.

De Broadway a Buenos Aires, para demostrar que el limite geográfico es simplemente eso y que el amor puede estar en el lugar menos pensado.

Mariela Verónica Gagliardi

ficha Shrek el musical

Minientrada

Creando al que quisiera ser

Daliniana1

Cuatro musas (Luz Despósito, Eleonora De Souza, Laura Montini y Georgina Reynaldi) inspiran al artista Salvador Dalí (Diego Bros), quien aparece en escena para contar momentos conmovedores de su vida. La quinta musa es Gala (Flavia De Luca), aquella que fue durante muchísimos años su gran amor. Estas cinco mujeres, mencionadas como “Dalinianas” (escrita y dirigida por Mariano Taccagni) van paseándose por el escenario, interpretando cuadros surrealistas del autor.

Llama la atención de todos los presentes, el gran acierto de narrar la vida de un pintor a partir del género de comedia musical. Y es que las tres artes se desempeñan a la perfección, por parte de todo el elenco. Hay una figura principal, desde ya, que es Dalí, sin embargo, el grupo deja toda su pasión a lo largo de la historia que va ilando una escena con otra sin titubear, erigiéndose como verdadero protagonista.

Una vida llena de tormentos, de desolación, de injurias, de falsas hipótesis y de fama; solo puede ser transitada con amor y con verdadero amor. Ese es el lugar que ocupa y soporta Gala, quien hace homenaje a su modo de vestir y de desfilar. Claro que no merece otro galardón ya que oculta un pasado realmente triste y perverso.

Daliniana es toda mujer que giró en torno al artista, a su mundo surrealista y cubista, quien además inventó su propio movimiento pictórico. Él fue lo que pudo, cuando supo que jamás podría haber asumido quien era. Intentó sobrevivir de la manera que encontró, descubriendo cada día un motivo diferente, una idea que propulsara una composición determinada, ocurrente, significativa y con la oportunidad de ser descubierta por quien la mire.

Otra de las mujeres importantísimas en su vida fue su hermana, su cable a tierra en medio de tanto vuelo despegado de la tierra.

Un Dalí que captura la esencia del artista, sus tradicionales bigotes, sus pinceladas, sus atuendos glamorosos, su simpleza para transmitir y su complejidad para conformar un universo inteligente y distinguido.

Relojes derretidos, reemplazados en esta puesta en escena por mujeres que expresan quietud sobre la mesa, queriendo significar la esencia del tiempo. Del paso del tiempo y de su precisión en cada uno de estos objetos femeninos.

Los cuerpos con la posibilidad de componer animales, cosas y simbolismos que permiten transitar la intimidad de Salvador, un español que vivió gran parte de su vida en Francia, adquiriendo de ambas culturas lo necesario para conformar una propia.

Todo lo que pintaba lo hacía para reinventarse y no para llamar la atención de sus aduladores. Él era su principal adulador, quien tenía ese narcisismo tan elevado como para atravesar el espacio y el tiempo con destrezas físicas y mentales.

Mariposas posadas en un lugar determinados, mostradas en la unidad de una simple mosca que vuela con pasos de danza, que se convierte luego en Mickey Mouse, demostrando cómo la bandera estadounidense no significó absolutamente nada para él ni para su movimiento. Sino, en todo caso, cómo lo capitalista intentaba destruir lo artesanal, independiente y conmovedor. Lo masivo frente a lo particular, el producto frente al concepto.

Un mundo que incluso en crisis fue saboteado por sus principales detractores-oportunistas y salvado por este artista, entre otros, que causalmente tiene un nombre relacionado. Su larga vida le permitió ser y respirar fragancias de rosas -posadas en bellas mujeres-, manjares en una mesa distinguida y subirse a unos rollers que le daban más impulsos que su caminar.

A su vez, vale aclarar que participó en cine junto a Alfred Hitchcock, Walt Disney y Luis Buñuel, y de ello cuenta su universo superficial montado en ciertos fragmentos de la obra, los cuales no se relacionan con la pureza de su trayectoria.

Manzanas, mariposas, sabores unidos a modos de pensar, de ver, de recrear con colores lo belicoso del mundo, un mundo que era inoportunado por tiroteos y desvanecimientos. Frente a esos años, muchos años de dolor, el arte como herramienta sanadora lo mantuvo cerca y lejos del dolor, para sufrir cuando no le quedara otra posibilidad, cuando perecer sea la muerte.

Daliniana ficha

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Nube de etiquetas