*** Noviembre 2018 ***

Entradas etiquetadas como ‘humor’

Minientrada

Bordando historias

Nina

Patricia Suárez tiene el don de escribir dramaturgias reales, de esas que se pueden tocar, oler y sentir. Cada vez que leo o presencio una de sus creaciones, me elevo en el aire como si consiguiera en sus textos nuevos paradigmas y nuevos modos de interpretar cuestiones ya conocidas pero poco exploradas.

En esta oportunidad, Ana Padilla, a quien admiro profundamente; recrea a un personaje encantador de Chéjov. Pero, lo interesante es que podría afirmarse una doble autoría ya que la autora le otorga otra mirada y recorrido.

“Nina” (escrita por Patricia Suárez y dirigida por Jorge Diez) nos invita a bordar historias pasadas y presentes del universo chejoviano. Podemos sentirnos en distintas épocas con solo abrir y cerrar los ojos. Con mirar el rodete perfecto que tiene la protagonista, junto a su vestuario antiguo y gastado (gran acierto el no darle una ropa nueva y brillante). Así, cada paso que Nina da en escena nos traslada a sus mejores momentos o a aquellos en que sufrió desgarradoramente pero así y todo siguió adelante por tal o cual motivo.

La dulzura de sus palabras nos permite viajar a su lado bien agarraditos. Ella es la encargada de un guardarropa pero, a su vez, tenemos el agrado de que interprete sus sentires. Hoy es la noche en que se interpreta Tres hermanas, pero ella decide hacer una versión autobiográfica.

Nosotros seríamos una suerte de público que se deslumbra con cada retazo de tela que cobra vida a cada instante.

El espacio escénico circular le otorga movimiento desde el momento en que ingresamos a la sala y, cada parte del mobiliario esta a disposición de ella para que juegue, mueva o desplace a su antojo.

Ella recuerda a quien pertenece cada saco o tapado. Quién está detrás de una suavidad o aspereza, de un color opaco o brillante.

Bolsillos gastados, telas deshilachadas, perchas que ya no soportan el peso y el relato de una mujer que está feliz y cansada a la vez. Esta es Nina, una mujer que fue madre, que fue compañera y pareja. Que no se animó, quizás, a cumplir su sueño de actriz, que permaneció en un detrás de escena pero que ahora devela sus misterios.

Imposible no lagrimear en determinados momentos del unipersonal. Imposible no aplaudirla cuando sube los peldaños para descolgar un vestuario, imposible no pedir que siga rodando por diferentes salas de teatro transmitiendo su pequeña y gran vida.

Cautivar no es sencillo y Nina lo logra, esta Gaviota lo consigue porque tiene alas que se despliegan por donde quiere, porque parece ya no temerle a nada. Porque cuando se toca fondo se puede morir o renacer y ella consiguió lo segundo.

Ana Padilla es arte, es lo que le hace falta al teatro siempre. No lo digo por cumplido sino por honestidad. Puede interpretar un personaje o varios de diferentes géneros. Tal es así que en esta puesta el espectador puede emocionarse, reír, sonrojarse, angustiarse y sentirse identificado con cada partecita de su monólogo.

Ya que me refiero a esto último, cabe resaltar que no parece una sola voz sino muchas: las de antes, las de ahora y las que, posiblemente, llegarán en el futuro. No es un monólogo, es un diálogo con ella misma, con su vestidor, con el público del teatro que fue a ver a Chéjov y con nosotros. Con la Nina que se enamoró y la que sufre en esos años. La que amó y la que guarda recuerdos como en cajitas de cristal.

Un paso, otro más y sus anécdotas compartidas. Sus más sinceros momentos que comparte con desconocidos, los mismos que aplauden, que aplaudimos. El fracaso de La gaviota de Anton Chéjov no le cae en peso, Nina, nuestra Nina, cae con ventaja. Patricia Suárez y Jorge Diez la hacen triunfar desde un comienzo. Le permiten planear por sobre nuestras cabezas, por sobre nuestros ideales y dejarla ser quien ella quiere, sin ataduras.

Teatro Hasta Trilce

Funciones: Lunes 19:45 hs

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios
Minientrada

Cerrar los ojos e imaginar

Lo quiero ya1

Rutina:“Costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas

por mera práctica

y de manera más o menos automática” (Real Academia Española).

Canciones que narran el día a día, la manera de sobrellevarlos y los resultados que no tardarán en aparecer. Doparse pareciera ser una manera al alcance de la mano, imaginarse que lo que se vive no es tal sino una mera ilusión óptica.

¿Alguna vez se cuestionaron si sus vidas son las que siempre soñaron?

Es realmente una problemática social el filosofar sobre nuestros deseos más profundos. Porque no se trata de tener antojo de tomar un helado y acudir a comprarlo, sino de transformar -quizás- todo. Por completo. Como si se empezara de cero.

Muchas personas trabajan en una oficina o en un banco o en otra institución desde la adolescencia hasta que se jubilan.

¿Tan interesante es lo que aprenden? ¿De verdad pueden aprehender algo nuevo cada día durante treinta años o más en un mismo lugar?

Lo quiero ya (escrita y dirigida por Marcelo Caballero) es una muestra, real, de que cuando un grupo de personas tiene una rutina durante mucho tiempo, necesita -en alguna oportunidad- romperla. Si esto no ocurre, el cuerpo lo avisa, lo manifiesta y podría ser tarde.

Lo quiero ya es una comedia musical en la que es posible transitar por diversas emociones, desde la risa a carcajadas hasta la desesperación. El drama está presente como planteamiento de conflicto. Viene a proponer destruir y tirar lo que ya no sirve para reciclar seres humanos que necesitan un cambio verdadero.

Andrés Passeri es el encargado de enlazar cada retazo presentado. Lo interesante es la dinámica que se utiliza para que lo veamos como un seudo director en escena. Bien podría serlo. Su rol es fundamental ya que se corre del de un asistente o apuntador para convertirse en actor/director al mando de un director real fuera de la representación.

Cuando éramos chicos se nos solía preguntar: ¿qué querés ser cuando seas grande?

En general uno respondía un oficio o profesión, pero quiénes se animaron a decir: ¡felices!

Una profesión no hace a un humano, solo le da herramientas para trabajar. Nada más.

La vida debería ser descubrimiento constante, ansias de transformar, de querer compartir vivencias, de sonreír y estar contento de haber escogido un empleo (no que éste nos haya escogido).

A veces, como muestra la dramaturgia presente, no se está preparado para dar vuelta la página, por más que se tenga la oportunidad de hacerlo inmediatamente.

El maldito o bendito destino con el que se especula o se reposa esperando.

Debo admitir que la puesta en escena es magnífica, a puro color y con un equipo de artistas increíbles. A su vez, la música en vivo le otorga un plus inigualable. No quisiera ser tajante pero los musicales deberían siempre tener a sus músicos tocando en escena ya que los dota de un vuelo mágico.

¿Qué nos expone esta pieza artística?

La vida de varios jóvenes, muy diferentes entre sí, con un estilo de vida determinado y un sueño a alcanzar. Pero… lo más importante y trascendente es cómo consiguen animarse a perseguirlo.

La rutina, la que los coloca en un mecanismo social en el que son “útiles” para el “correcto” funcionamiento, pero que pueden ser reemplazados sin alterar absolutamente nada del entorno.

Son humanos-robots. Nada más.

Mientras la conciencia no se de cuenta, ¿quizás no convenga avisarle? Algo así se me ocurre plantear para la fórmula perfecta del capitalismo. Aunque estos jóvenes despiertan sabiendo que ya no podrán seguir con el rumbo cotidiano sin cambiarlo. Deberán aprender a darse el gusto de vivir plenamente sin “seguridades”, corriendo “riesgos”. Viviendo, al fin de cuentas.

Competencias insanas, amarguras posibles de modificar, rabietas costumbristas, nervios y nervios y nervios. ¿Cómo ser feliz en pareja con un contexto semejante? ¿Cómo triunfar en el mundo artístico cuando no se tiene en claro quién se es?

Mente y cuerpo no pueden separarse como un pollo trozado a punto de ser horneado. En esto fallaron nuestros ancestros, en tratarnos como partes autónomas. Como si un brazo pudiera moverse sin tener la orden del cerebro.

Lo quiero ya es una bocanada de aire fresco y la oportunidad de abrir sendas coloridas, porque lo absurdo de la realidad está presente, lo irónico de frases dichas y repetidas, también. La fragancia a aire quieto y brumoso, claro que recorre los cuerpos danzantes que representan coreografías muy vistosas con sellos finales a modo selfie.

¿Para todo habrá que sonreír?

Vestuarios que resignifican aún más el significante de la dramaturgia, de sus escenas ágiles y una iluminación que persigue los diálogos y monólogos a describir lo que se siente desde el alma. Breves historias que se unen para conmover al espectador y para pellizcarlo de una vez. Porque la vida es hoy. Ya. Y hay que hacer algo para que no se escape de nuestras manos.

Dramaturgia: Marcelo CaballeroMartín Goldber. Actúan: Sacha BercovichVictoria CaceresVictoria Condomí AlcortaMacarena ForresterCandela García RedínLucien GilabertAndrés PasseriNahuel Quimey VillarealJulieta RapettaCandela RedínSalvador RomanoLala RossiJuan Pablo SchapiraSofia Val. Vestuario: Marcelo CaballeroMarina Paiz. Escenografía: Vanessa GiraldoDiseño de escenografía: Vanessa GiraldoDiseño de luces: Marcelo Caballero. Música, letras de canciones y dirección musical: Juan Pablo Schapira. Coreografía: Marina Paiz. Dirección de actores: Martín Goldber. Dirección general: Marcelo Caballero.

Funciones: Sábados 20 hs

El Galpón de Guevara (Guevara 326 – C.A.B.A.)

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

La enfermedad de la pasión

Amo odiarte1

Amo odiarte (escrita por Rodrigo Cárdenas y Verónica Díaz Benavente, dirigida por el primero) es una obra de teatro romántica que no deja de lado, en ningún momento, al humor. Porque, qué sería de la tragedia sin un poco de risa, ¿no?

Quienes aman tienen que saber que, en algún momento, todo se transformará. Y no siempre de la mejor manera. Porque lo opuesto a amar no es querer sino detestar y aborrecer. Quien no lo asuma, está vibrando en una sintonía diferente a la vida real.

Amo odiarte es una de esas comedias que hacen falta -a lo largo de todo el año- en la cartelera porteña, ya que no es superficial como suelen ser las de verano. Tiene esa frescura innata que nos permite, como espectadores, respirar agradablemente. Y es que ahí reside absolutamente todo: en los códigos utilizados desde el comienzo de la historia y en la manera que engancha. Amo odiarte nos da la posibilidad de recorrer la vida de una pareja que transita diferentes situaciones -desde que se conoce-. Cabe resaltar que cada escena es enérgica, precisa, detallada y haciendo foco en lo que realmente importa sin dar vueltas innecesarias. Por ello es que puede ser recomendada como obra para inquietos y para todo amante del teatro.

La presencia de Nancy Anka es más que agradable. Su figura encarnando a Patricia, junto a la de su compañero Gonzalo (Pablo Sórensen), nos otorgan una bocanada de aire fresco en medio de la angustia, y un modo de sentir todo a flor de piel. Porque si hay algo que no le falta a estos personajes es la pasión. Gritan con pasión, aman con pasión, se desesperan con pasión y bailan con pasos de nostalgia y esperanza.

Todo es práctico en la puesta en escena y funciona de manera eficiente. Un mobiliario que es fácil de manipular, junto a una iluminación precisa y que permite enfatizar en el drama propuesto en las tablas, junto a la selección musical exquisita con las voces de Bee Gees. ¿Algo más se le puede pedir a su director? Creo que no. O quizás sí: una segunda parte.

¿Quién no ha discutido? ¿Quién no ha mandado todo a la…? ¿Quién no se ha desesperado, llorado y pataleado alguna vez?

Amar es eso y es lo contrario.

Amar es tanto que no siempre se puede determinar con palabras sino más bien con sensaciones.

Y cuando uno quiere un futuro al norte y, el otro, uno al sur… no queda mucho por decir. Quizás más bien un adiós o un hasta luego o, tal vez, un algo que conforme tanto dolor.

Dos actores que se lucen, que se complementan muy bien y que se nutren en todo momento. La calidez de sus interpretaciones nos permiten sentir junto a ellos, padecer y sonreír. Esa es la magia del teatro.

Un escenario que pareciera ser su casa, aquella que observamos, aquella en la que quisiéramos entrar para aconsejarlos.

Ellos crecieron, enloquecieron juntos y quieren compartirlo con su público. Un público que aguarda cada desenlace. Sí, porque si hay algo que genera esta historia es adrenalina, como en la vida misma. Como quien dice una frase tajante y ya no se sabe qué repercusión tendrá en verdad. Porque hasta lo más conciso puede convertirse en incierto. Porque no existen seguridades ni acá ni allá. Porque la vida es lo más imprevisto que nos pudo haber tocado y Amo odiarte le hace honor. Vivir con proyectos, con metas, con sueños y con equivocaciones, claro está.

Ella con muchos cambios de vestuario que se podrían entender como una justificación a su personalidad, la cual se modifica de un extremo a otro en cuestión de segundos. Él, en cambio, permanece con la misma ropa casi todo el tiempo, lo cual se debate entre su rol en escena y su temperamento lineal.

Almas gemelas o, simplemente, romance. Como más les guste. Como lo elijan y como el destino lo prepare. Forzar de nada sirve. Todo lo que acontecerá lo demostrará una y otra vez. Así, lo natural será su receta perfecta para que el círculo vicioso deje de serlo y le de lugar al latido de corazones.

Funciones: lunes 19 hs

Teatro Buenos Aires

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Trasbordada, un amor para toda la vida

image002Desde el 10 de enero, todos los miércoles a las 21hs., en el Espacio Colette, Paseo la Plaza, Av. Corrientes 1660, C.A.B.A., Argentina.

Reservas: 011 6320-5300. Costo de entrada: $200 (Jubilados y estudiantes $150).

Sobre “Trasbordada”

Una historia de sapos, príncipes y otras yerbas. Una comedia basada en hechos reales, que muestra las peripecias más diversas y las situaciones más disparatadas que atraviesa una mujer de 30, del siglo XXI, a la hora de encontrar un amor para toda la vida. Cuando la realidad supera la ficción. Trasbordada es una comedia que hace reír de principio a fin.

FICHA TECNICA:

Autora: Sabrina Mateos.

Dirección y puesta en escena: Federico Mini.

Elenco: Sabrina Mateos, Federico Mini, Ada García, Ariel Cuño.

Asistencia de dirección y stage: Ariel Cuño, Joaquín Junco.

Fotografia: Jorge Tieghi.

Diseño grafico: Exequiel Abreu.

Luces y sonido: Mariano Alvarez.

Produccion ejecutiva: Sabrina Mateos.

Produccion general: Sabrina Mateos, Federico Mini.

Minientrada

Transfrappe, el grupo cómico cumple 32 años de vida

transfrappe flyerUna nueva temporada de Transfrappé: 22 años consecutivos en Mar del Plata

Transfrappe el humor típico de verano, el grupo cómico cumple 32 años de vida.

Ya se vive la trasnoche del Teatro Victoria con 2 espectáculos diferentes “Los Elegidos” y “Victoriosos” con un gran elenco y una inversión en producción y vestuario, como siempre innovando en el género, Marcelo Mariani espera otra temporada exitosa en la ciudad feliz.

Con imitaciones a las grandes divas de la televisión y el teatro argentino, sketchs y 22 años en la clásica peatonal Rivadavia de Mar del Plata.

Recorrieron todo el país y fueron perfeccionando año a año sus actuaciones.

Marcelo Mariani como el imitador oficial de Moria Casán hace reir a grandes y chicos, es considerado el precursor del género del transformismo, ganador de 2 premios Estrella de Mar y nominado en 9 oportunidades.

De Miércoles a Lunes desde las 0:50hs en la sala ubicada en Rivadavia 2380. Localidades populares.

Forman parte del elenco de Transfrappe: Guillermo GH, Paul Bardot, Junior Asensos, Sebastian Fernandez, Matias Ramirez y artistas invitados. Producción y dirección del propio Mariani.

Minientrada

Vuelve uno de los comediantes más reconocidos del Stand up argentino

Martín Pugliese

MARTÍN PUGLIESE REESTRENA SU SHOW  “SOLO EN CASA”, EN LA SALA DEL MAIPO

Serán 3 funciones mensuales comenzando el 13 de enero a las 21:30 hs.

Martín Pugliese re-estrena su show ‘Solo en Casa’ el Sábado de 13 de Enero a las 21:30 hs. en el Teatro Maipo, Esmeralda 443, CABA.

Una hora y media de risas, emociones y aplausos con uno de los comediantes más reconocidos en el Stand Up  argentino.

En esta ocasión Pugliese nos mete en la cabeza de un hombre casado, con hijos en el momento clave en que logra quedarse por sólo en su casa por algunas horas.

Una voz interior intentará guiarlo en una verdadera odisea imaginaria en la búsqueda de la paz y la libertad perdidas. Ropa, platos, basura, impuestos, cuentas, redes sociales, series, grupos de whatsapp… todo puede ser un obstáculo en su camino hacia el relax.

Las funciones serán los sábados 13 de enero a las 21:30 hs.; 17 de febrero a las 23:45 Hs. y el 17 de marzo a las 23:45 hs.

Sobre MARTÍN PUGLIESE

Como comediante de Stand Up, Martín participó en “Cómico 3, 4 y 5” y presentó sus shows ‘Bye Bye Humor’, ‘Pugliese, Pugliese, Pugliese’ y ‘Encendido’ con gran éxito en Buenos Aires. Llevó el Stand Up al Teatro San Martín de la mano de Javier Daulte en su versión de Macbeth de Shakespeare. Fue parte de varias ediciones del festival “Ciudad Emergente” en CABA, así como también del Encuentro Nacional de la Palabra 2015 realizado en Tecnópolis. En radio formó parte del equipo de “Al Ataque”, programa conducido por Diego Korol y actualmente forma parte del equipo de “Codigo Sily”, en POP Radio 101.5 conducido por Coco Sily. Fue nominado al Martín Fierro como “Labor Humorística en cable” por su performance en el programa “Stand Up Comedy Central” programa del que participó en tres de sus versiones. Nominado a los Premios ACE como “Revelación 2008” y “Mejor Espectáculo Concert” (Bye Bye Humor). Nominado a los Premios Estrella de Mar como “Mejor Espectáculo Unipersonal de Humor” por su espectáculo “Solo de stand up” (Mar del Plata 2017). En los tres años que fue presentador del ‘Varieté del Farabute’, el show obtuvo un premio Clarín como Mejor Revista y una nominación a los Premios ACE. En TV fue pionero en incursionar en el Stand Up en el ciclo “Spa” convocado por Raúl Becerra, Alejandro y Adrián Korol (2007). Fue guionista y humorista en los programas “Usted qué hubiera hecho?”, “Resumiendo” y “Con Sentido Público” de la TV Pública.

SÁBADO 13 de Enero– 21:30hs

TEATRO MAIPO –  Esmeralda 443

Entradas en la boletería del teatro o en Platea Net

Libro y Dirección: Martín Pugliese

Puesta en escena:  Flor D’Agostino

Intérpretes: Martin Pugliese – Pablo Dibe

Producción General: Víctor Torres

Asistente de Producción: Daiana Longoni

Fotografía: Matías de Mateos & Fabián Aguilar

Diseño de Gráfica: María Belén Alonso – Joaco Fernández – Diego Gerola

Videos y redes: Walter Figueredo

Puesta de luces: Juan García

Escenografía: Lola Quirós

Vestuario: Mariana Arzola

Sábado 13 de enero 21:30 hs

Sábado 17 de febrero 23:45 hs

Sábado 17 de marzo 23:45 hs

Teatro MAIPO – Esmeralda 443

Entradas: desde $250

En la boletería del teatro o en Platea Net

Minientrada

Rutina veraniega en riesgo

Lucro cesante1

Ficha Lucro cesanteLucro Cesante (escrita por Ana Katz y dirigida por Lucía Baya Casal) no es una clase de economía ni mucho menos. Es la historia de tres amigas que demuestra cómo es posible ganar o perder en cuestión de segundos, de una decisión errónea o de un capricho innecesario.

A partir de esta comedia humorística, podremos presenciar unas vacaciones a la Costa, terminan siendo mucho más que diversión (la cual casi nunca alcanzan a sentir), que unas olas saltadas o que una zambullida tomadas de las manos. Estos días alejadas de su familia las harán crecer y saber qué es lo que en verdad quieren, que objetivos persiguen y cómo podrán revertir su presente por el más profundo deseo.

Un pozo en común que no resulta, un pasaje en colectivo no devuelto, unas ollas lavadas con mucho detergente hasta conseguir ese pastiche pegajoso difícil de enjuagar -como sus rostros por las mañanas y esos días rutinarios que se reiteran apesadumbradamente sin creer en un cambio-.

Ellas llegan a la casa alquilada pero nadie las recibe, nadie les abre la puerta y los artilugios que tramarán a lo largo de las horas les harán descubrir que todo es más fácil de lo que suponen. Una llave que puede darles acceso a buenos momentos compartidos pero que no son capaces de afrontar. Las tripas que crujen de hambre pero que, sin embargo, logran engañar con charlas estiradas y un mar no visitado. Mientras tanto, el humor las salvará como un guardavidas y les entregará la poción necesaria de valentía para que asuman el control de sus vidas y disfruten como se merecen.

Lo más increíble de la obra es que me sentí identificada con tantas situaciones, conversaciones e incluso con el vestuario que parecía estar incluida en la propuesta. De hecho, a supongo que a casi todos los espectadores les habrá ocurrido lo mismo. Los años 80´ y 90´ estaban plasmados en escena, con esos remerones gastados, los bronceadores naranja, el off siempre presente y los turrones que cuando no te arrancaban una muela te saciaban el apetito por un rato. El equipo de música con cassette de cinta, una diversidad de canciones que les devolvían el aliento cuando la tensión se avecinaba y las reposaras de caño que nunca fueron cómodas pero que, sin embargo, decoraban cada verano.

Me llamó la atención que no fueran al mar, que no lo tocaran, que se resistieran a sentirlo en sus cuerpos. Pero, claro, necesitaban tiempo, conexión con ellas mismas y con el grupo.

Con respecto a los personajes, cada personaje es único, entretenido y colmado de ocurrencias que no solo despertarán la curiosidad nuestra sino de ellas mismas. La tradicional e impoluta que necesita dar explicaciones de todos sus actos, la transgresora y la culposa.

Pedir perdón no siempre será necesario pero así lo considerarán. Criticar será imperdonable por un minuto y, al siguiente, lo más común. Porque son humanas, jóvenes y llenas de vitalidad.

Se decepcionarán ante un beso o un no beso, se ilusionarán con un recuerdo caluroso y planearán su próximo viaje, el cual, seguramente, será un nuevo aprendizaje, un nuevo sinceramiento y un olvido de la hipocresía. Porque lo festivo de las vacaciones donde se supone que hay que reír, montar una casa en la playa y chapotear sin parar; no se verá en Lucro cesante. Por mucho que cueste creer, estas amigas le darán un vuelco abrupto a sus vidas, donde el día se volverá noche en un abrir y cerrar de ojos… mientras las aguas abiertas aguardan su llegada.

Tres actuaciones impecables de la que sobresale la excelencia de Carolina Saade; con un texto atrapante y una dirección fina y precisa. Con los detalles necesarios para que las luces y ritmo se conjugue a la perfección y cada escena sea única. Así da gusto pasar un domingo de otoño, rememorando nuestro interior, sintiendo con el corazón y descubriendo junto a éste nuestro futuro. No el que los demás pretenden sino el que nosotros anhelamos.

Lucro cesante es más ganancia que pérdida, es un cúmulo de recuerdos que se nos avecinarán de golpe como una ola gigante difícil de frenar o esquivar.

Funciones: Domingos, 19 hs. No Avestruz

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Minientrada

Recuerdos que nunca se olvidan

Me gusta todo9

Ficha Me gusta todoCuando leí acerca de la propuesta de este unipersonal tuve enseguida ganas de verlo. Sobre todo porque se incluía a dos actores.

Me gusta todo (escrita por Andrés Rovetto, Patricio Ramos y Sebastián Irigo; dirigida por éste último) es una obra de teatro humorística que incluye a dos actores en su elenco pero que tiene la particularidad de ser un unipersonal. No es una cargada ni una falsa explicación. Durante casi toda la obra podremos ver a un solo artista en escena y solo en determinados momentos aparecerá un segundo que colaborará con las escenas a modo de asistente se podría decir. Entonces sí se trata de un unipersonal con una impronta novedosa.

No soy afín a los stand up, pero, en esta oportunidad, debo quitarme el sombrero para decir que es posible conseguir llevar adelante un excelente producto humorístico, en el que la ternura, la melancolía y la risa nos acompañarán durante todo el espectáculo.

Si quisiera encasillar a Me gusta todo, debería decir entonces que es un Stand up, con reminiscencias de comedia y humor.

Al ingresar a la sala de Nün se puede ver una estética bien festiva con todos los detalles necesarios para que nos sintamos en un cumpleaños. Desde la comida hasta los regalos estarán presentes y el homenajeado no solo será anfitrión sino que compartirá sus más lindos recuerdos de infancia, de su familia, de sus amistades y su verdadero sueño hecho realidad.

Andrés Rovetto le otorga una extrema suspicacia al show, deja brillando en el aire cada una de las escenas que componen su día más esperado del año, le da lugar a su parteneire Patricio Ramos para que también se luzca y, juntos, consiguen no solo entretener sino dejar una sonrisa grabada en toda la platea.

Me gusta todo no recurre al lenguaje vulgar sino que capta en sus diálogos aquello que deseamos escuchar y sentir. Resulta imposible no latir en la misma frecuencia y sensibilizarnos a medida que transcurre la fiesta.

Chistes que no causarán demasiada gracia (y que esto es adelantado por él), juguetes a cuerda, otros con canciones, participación del público, coreografías que nos harán descollar de la risa, carcajadas que nos provocarán dolor en las mandíbulas, chizitos con un aroma que el cumpleañero no soporta, textos que se reiterán como secuencias humorísticas y un sinfín de momentos inolvidables.

La comicidad no significa estupidez y eso queda bien subrayado en esta propuesta. Se puede hacer reír construyendo y no decayendo.

Realmente quedé maravillada y feliz por notar la alegría completa de todos los presentes. No siempre se puede lograr que un mensaje llegue de la manera deseada y este grupo talentoso puede llevarlo adelante con énfasis.

Me gusta todo es un modo de darle gracias a la vida por la oportunidad de estar vivo, que no es poca cosa. De exprimir al máximo cada segundo y de jamás olvidar a quienes más amamos. También habrá lugar para que ambos actores monten una escena teatralizada durante la cual ocurrirán ciertas peripecias que la dotarán de improvisación y drama a la vez.

Los pasitos que aprendíamos en los boliches de por ejemplo Luis Miguel y Chayanne, también nos darán lugar para que movamos el esqueleto y rememoremos tiempos pasados que siempre estarán presentes. Porque ni siquiera Macarena pasa de moda y ¡¿quién no ha recurrido a esta coreo para levantar un cumpleaños?!

Cada vez que las luces se atenúen, deberemos esperar la próxima sorpresa festiva. Porque acá no solo se trata de su propia celebración sino de lo que significa para Andrés adorar cada fecha.

¿Alguna vez te planteaste cómo ubicar un pesebre y si éste tiene movimiento?

Sus ocurrencias despertarán la conciencia de lo que en verdad importa y eso solo lo sabe cada uno en lo más profundo de su ser.

Regalos reiterados y siempre esperados, giros sorpresivos que dotan a los cuerpos de alegría y una timidez jamás presente. Porque la organización deberá ser premeditada, perfecta y con todo lo necesario para decorar la vida con lo mejor: la luz, ese brillo que ante nada debe quedar aplacado.

Pasen y vean que solo queda una función y el show recién empieza.

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Minientrada

Radagast realizará dos funciones en el Paseo La Plaza

radagastAgustín Aristarán es RADAGAST, uno de los artistas más completos que se ha visto en los últimos años en nuestro país. Con un crecimiento notorio en su red social Instagram (con más de 160.000 seguidores), fue convocado por Telefe para ser parte del proyecto de formación de artistas del canal, logrando algunas participaciones televisivas: entre ellas la sitcom “Loco x vos”, que estrena el 5 de septiembre, “U-play” y actualmente es invitado frecuente en “Polémica en el bar”.

Dentro de su Gira Nacional, se presentará en la sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza los días 23 y 24 de septiembre, con “RADAGAST”, un show desopilante que genera asombro, complicidad y carcajadas a través de rutinas inverosímiles y disparatadas.

En “RADAGAST” se unen el absurdo, lo contingente, el desparpajo. Un show de nivel internacional cuya calidad artística y técnica permiten al público una experiencia fascinante y única. Antes, interrumpirá sus presentaciones en el interior para ser “Maestro de ceremonias” del Festival “Magialdia” en España (uno de los Festivales de Magia más importante del mundo) Funciones: viernes 23 y sábado 24 de septiembre de 2016 00:30hs (trasnoche) Localidades: desde $250.- Por http://www.plateanet.com o en boletería.

RADAGAST

Nació en Bahía Blanca, al sur de la provincia de Buenos Aires, en una familia de padres trabajadores. A los 8 años tocaba la batería en una banda de jazz y a los 12 hacía un espectáculo de comedia y magia callejera en la plaza central de su ciudad. Alrededor de los 20 años se mudó a Buenos Aires donde, con los años, encontró su voz en el mundo de la actuación, la comedia y la magia. En Buenos Aires consolidó su personaje Radagast y su particular impronta. Un artista extraordinario en la consistencia de su guión, su puesta escénica y la disruptiva complicidad con el público. Un “payaso” desfachatado, idealista y creador de mundos.

Radagast pondera la sorpresa, el juego y la risa, sabe que no hay algo más profundo, intuitivo y revolucionario que la risa.

Radagast fue materializando su evolución en diferentes shows teatrales de autoría propia que lo llevaron a lugares impensados: España, Estados Unidos y diversos países de Latinoamérica.

En Buenos Aires trabajó en los teatros más under de la comedia porteña.

En 2013 actuó en el teatro Maipo con “Radagast contra los delfines” con una función a sala llena.

Su trayectoria y originalidad le ha valido el reconocimiento en el mundo por parte de sus pares.

Minientrada

Breves historias musicales

Muy pronto la nota!!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mariela Verónica Gagliardi

Nube de etiquetas