*** AGOSTO 2020 ***

Entradas etiquetadas como ‘danza’

Minientrada

Sudamericanas, de Brenda Gatica

Sudamericanas

Por 4 únicas funciones se presenta “Sudamericanas” de Brenda Gatica, una obra performática en la que seis intérpretes profundizan en la identidad de qué es ser sudamericana. Las funciones son los viernes 21 y 28 de junio a las 21:30 hs. y los domingos 23 y 30 de junio a las 20:00 hs en Sala de Máquinas (Lavalle 1145). Las intérpretes son Agustina Ciccola, Cecilia Molina, Elena Fuster, Lucila Sol Roberto, Samadi Valcarcel y Yohana Ardila.

Sinopsis: “Sudamericanas” es un relato físico. Una experiencia performativa sobre qué es el movimiento del sur del mundo, qué identidad, qué colores, qué ritmos y universos nos potencian. En escena, hay seis mujeres que migran desde su individualidad para encontrarse en una vitalidad colectiva. Ellas se encuentran. Se miran.  Se sudan. Ellas vibran y  coexisten.  Ellas migran y permanecen. Ellas habitan un territorio relacional.

Agenda:
Estreno: viernes 21 de junio,  21:30 hs
Funciones: Viernes 21 y 28 de junio – 21: 30 hs/ Domingos 23 y 30 de junio – 20:00 hs.
Duración: 40 minutos
Teatro: Sala de Máquinas – Lavalle 1145
Entrada: $250
Reservas: Alternativa Teatral
Redes: FB / IG /
Trailer

Intérpretes-Creadoras: Agustina Ciccola, Cecilia Molina, Elena Fuster, Lucila Sol Roberto, Samadi Valcarcel, Yohana Ardila.
Asistencia Coreográfica: Valentina Kappes
Diseño Sonoro: Verónica Mercado
Diseño de Iluminación: Nadia Farías
Diseño de Vestuario: Lucía Delgado
Diálogo Coreográfico: Florencia Gleizer y  Micaela Moreno M.
Fotografía: Yisel Solange
Colaboración en Dramaturgia: Marcelo Díaz
Asistencia Técnica: Tomás Rodríguez
Idea y Dirección: Brenda Gatica
Producción General: Brenda Gatica
Prensa: Octavia Comunicación

Esta obra recibió el subsidio Laboratorio Prodanza 2018 del Instituto para el Fomento de la Actividad de la Danza no Oficial del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esta obra recibió la Beca a la Creación del Fondo Nacional de las Artes.

Sudamericanas, se realizó con el apoyo de Fábrica Perú, el Centro Cultural Matta de la Embajada Chilena en Argentina y Proximidades Expositivas de Casa Sofía.

Sobre la directora:
Brenda Gatica es artista, performer e investigadora en Artes Escénicas. Reside en Buenos Aires desde 2012. En el 2018 recibe el título de maestría por la Universidad Nacional de las Artes en “Especialista en Tendencias Contemporáneas de la Danza”. Licenciada en Educación, Docente de Lengua Castellana y Comunicación Oral y Escrita, por la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Chile.  Obras en las que participó: “Él sólo quiere bailar” de Brenda Gatica, “Todo es mentira”, Dirección: Gabriela Paolillo, “Estado de Tráfico”, de Juan Onofri Barbato.

 

 

Minientrada

La trampa del paraíso perdido, en El Galpón de Guevara

La trampa del paraíso perdido¿Qué podemos afirmar hoy de lo humano en los confines de la técnica, en su vaivén existencial entre lo orgánico y lo inorgánico? ¿Qué experiencia física constituye lo Cyborg? ¿Qué formas de placer ensayamos dentro de nuestro paraíso indoor que se impone como expresión de la vida en la Metrópoli? Cuerpos anónimos, andróginos, técnico-humanoides. Cuerpos-pregunta que conectan con fuerzas que insisten: Adán entrando al paraíso sin saber qué hacer con el deseo que lo acecha; mujeres-pollito aprendiendo a caminar arriba de sus tacones; Amy Winehouse resucitada en el acto de ver y ser vista. ¿Será posible borronear la domesticación, hacerle una burla a la hipótesis de una historia evolutiva y binaria? ¿Qué chispas de subsistencia y humor podrán surgir de la fricción del cuerpo con un más allá cristalizado? Un espacio vacío cercado de pinturas en blanco, algún souvenir del paraíso perdido, y una criatura que se empecina en representarse a sí misma, frente a un espejo que adquirió luz propia. ¿Qué rebeliones del organismo hará estallar en medio del sinsentido, la confusión y el entusiasmo? Entramos al paraíso. Bailamos la trampa…

Intérpretes: Popi Cabrera, Malena Giaquinta, Rhea Volij

Vestuario: Silvia Zavaglia

Escenografía: Sandra Iurcovich

Iluminación: Matías Sendón

Maquillaje: Silvia Zavaglia

Música: Patricio Diego Suárez

Diseño gráfico: El Sike

Asistencia de dirección: Rocío Celeste Reyna

Prensa: Simkin & Franco

Producción: Carlota Berzal

Coreografía: Patricio Diego Suárez, Rhea Volij

Dirección: Patricio Diego Suárez, Rhea Volij

Duración: 48 minutos

Clasificaciones: Danza, Adultos

EL GALPÓN DE GUEVARA

Guevara 326 (CABA)

Teléfonos: 11-3908-9888

Entrada: $ 350,00 – Sábado – 20:00 hs – 15/06/2019 y Del 15/06/2019 al 29/06/2019

Minientrada

Urban Splendor, de Débora Levit

Urban

Urban Splendor es un espectáculo de danza contemporánea multimedia, que fusiona cuadros de acro-dance, neo clásico con puntas, jazz lírico y danza urbana. Una propuesta de danza, arte visual, música y tecnología.

En las grandes ciudades, Buenos Aires, Nueva York, Tokyo se vive el mismo vértigo, aceleración, velocidad. Todos corremos.¿Dónde queremos llegar? El camino se confunde. El principio, el final. Pese a todo, la vida, nos da encuentros y desencuentros, amor y desamor, el universo íntimo que nos regresa al presente y a quienes somos. Son esos momentos, de esplendor, los que nos salvan de la locura.Y eso, es “Urban Splendor”.

Bailarines: Soledad Bayona, Florencia Liserre, Soledad Mangia, Tomas Martínez, Daniel Sciarrone

Vestuario: Brenda Opoka

Escenografía: Kevin Bukovac

Iluminación: Carolina Rabenstein

Multimedia: Euge Choque

Teaser: @soldadosrock

Música original: Esteban Machado

Fotografía: @alesso.ph, Antonio Fresco

Comunicación: Paula Telechea

Diseño gráfico: Euge Choque

Asistencia de escenario: Gustavo Almirón, Martín Tejada, Guido Zanuttini

Asistencia de dirección: Florencia Liserre

Utilería: Victoriano Pololla

Asistencia de puesta: Solange Báez

Producción ejecutiva: Antonella Schiavoni

Coreografía: Débora Levit

Dirección: Débora Levit

Duración: 50 minutos

Clasificaciones: Danza, Adultos

EL GALPÓN DE GUEVARA

Guevara 326 (CABA)

Teléfonos: 11-3908-9888

Entrada: $ 400,00 – Sábado – 23:00 hs

Minientrada

“Diálogos de amor y de otros silencios”, de Vènere Barone

Diálogos

Segunda temporada del espectáculo de la
venezolana Vènere Barone en el Auditorio Losada

Los viernes de agosto a las 22 hs.

“Diálogos de amor y de otros silencios” es un espectáculo de la compañía Drama&Dance Internacional, cuyo libro, montaje coreográfico y puesta en escena pertenecen a la artista ítalo venezolana Vènere Barone, radicada en Buenos Aires desde hace 4 años.
Sinopsis Aspectos como la despedida, El encuentro, el silencio, el amor, la infidelidad, la traición; nos pasean en un circuito constante de ansiedad, preocupación, parodia y hasta disfrute sobre el eterno conflicto de las relaciones humanas.
Todos somos inmigrantes; en algún momento de nuestras vidas y no precisamente porque decidamos dejar nuestro lugar de origen. Somos inmigrantes de una relación, de una situación. Estamos en una búsqueda constante, a veces sin saberlo, sin aceptarlo y en otras con plena consciencia. Somos inmigrantes de nosotros mismos.
Y la pregunta constante sería ¿en qué nos hemos convertido? Pasamos de pertenecer a un para pertenecernos a nosotros mismos.
Es así como llegamos a una certeza: “Somos drama, somos terriblemente humanos” Vènere Barone,

Ficha Artístico-técnica

Bailarines / Actores: Alejandra Echenique, Anabella López, Eugenia Potick, Flor Candal, Micaela López, Nuria Cuadrado, Loreana Frias, Luciana Ferreira De Andrade, Vanina Viscovich, Vènere Barone, Alejandro Bruno, Cristián Torrandella, Domingo Rondón, Franshescoli Germaint, Jorge Ponce (Jejo), Mauro Sebastián Azzarita, Michael Romero, Leandro Orduña

Diseño Gráfico y Edición musical: Jaime Rodríguez Silva

Asistencia de dirección: Esteban Tur

Fotografía: Osvaldo Casal

Prensa: Laura Brangeri

Dirección General y Artística: Vènere Barone

Funciones: Viernes de agosto 22hs

AUDITORIO LOSADA. Corrientes 1551.
Entrada general: $300
FaceBook Fan page: DramaandDanceIn
Instagram: venerebarone_oficial_artista / dramaanddancein

Minientrada

“Grietas”, de Facundo Pennesi

Grietas.jpg

Compañía Inspira Circo

Presenta

“GRIETAS”

De Facundo Pennesi

Ganadora del Premio ARGENTORES 2016 a la mejor coreografía

Declarada de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires

Domingo 2 de Julio a las 20 hs

CLUB DE TRAPECISTAS ESTRELLA DEL CENTENARIO

Ferrari 252 – C.A.B.A.

www.clubdetrapecistas.com.ar

Entrada : $ 200

Jubilados y estudiantes : $ 150

Reservas : 1559786543 –  grietaslaobra@gmail.com

Trailer :

https://youtu.be/UU2Bk3tnGoY

Sinopsis

“Grietas” combina el teatro físico con la danza y la acrobacia aérea y en ella se mezclan tierra, aire, humanidad y emociones. Dos hombres, dos mujeres, cuerpos áridos que muestran sus fisuras, conviven en un espacio y tiempo común, la vida. Muestran los golpes del camino, historias de lucha, competencia, discriminación, destrucción y reconstrucción; abren su ser recorriendo desde el pasado al presente donde por fin pueden hablar y decir, muestran sus marcas, sus huellas, sus caminos, sus grietas.

Ficha artístico-técnica

Elenco: Rosario Calvano, Nicole Ulrich, Rodrigo Garro, Facundo Pennesi

Vestuario: Cecilia Cotognini

Fotografía y video: Ana Quer

Compañía: Inspira Circo

Prensa y comunicación: Laura Mathieu – Kasspress

Dirección coreográfica : Rodrigo Garro Velázquez

Dirección general : Facundo Pennesi

Esta obra se encuentra subsidiada por Proteatro y cuenta con el apoyo de Mecenazgo.

Auspicios : Camarón Brujo – Organización Pennesi

Redes sociales :

Facebook: @grietaslaobra

Instagram: @GrietasLaObra

Minientrada

Llantos de amor y esperanza

el-hombre-de-la-nariz-rota

ficha-el-hombre-de-la-nariz-rotaEl dramaturgo y actor Rolo Sosiuk decide llevar al teatro la vida de Auguste Rodin pero desde la mirada de su amante Camille Claudel. Es entonces cuando tendremos la oportunidad de ingresar en la intimidad de este escultor que no siempre fue reconocido por sus creaciones. El hombre de la nariz rota (dirigida por )es uno de dichos ejemplos en que el arte (y no su perfección) son dejados a un lado por parte de la sociedad.

Rolo Sosiuk será esa máscara que revivirá para recordar su existencia, para estar sin que nadie se de cuenta y pulular por cada rinconcito en busca de justicia.

Existe una fusión entre la danza y el teatro que da cuenta del mundo de la escultura. A su vez, así como el baile pretenderá un renacer, Camille será despojada de su lugar, de su profesión y encerrada en un manicomio para que se atormente cada uno de sus días.

Sufriendo de desamor, de tristeza, de promesas incumplidas y de una vida que no podrá llegar a este mundo; así es como esta pobre mujer es despojada de todo. Absolutamente todo.

No habrá caricias para ella que la cuiden, ni besos que la devuelvan a su cordura. ¿Existe quien no enloquezca en el encierro? ¿Existe quien no padezca cuando se lo desnuda por completo hasta de su interior?

Una actriz excelente interpreta a esta amante (Zuleika Esnal) y será lo que más relucirá a lo largo de la historia. El hombre de la nariz rota parece ser por momentos una dramaturgia bufa, luego un drama, más tarde una lectura sobre la danza clásica y después una forma de cambiar los errores.

Con una mirada aguda y punzante acerca de la elección de Rodin, -un hombre que parece no haber elegido lo que le dictaba su corazón sino lo que se le sirvió como plato en la mesa- y la fuerza que cobra lo afectivo tanto al momento de crear, como de amor y de morir lentamente.

Los segmentos de danza vendrían a ser la perfección, una perfección que no existió en la vida del escultor cuando hizo esta pieza artística, ni en la de su esposa ni en la de su amante, ni en la del hermano de ésta. Al fin de cuentas: ¿qué es lo perfecto? Pareciera ser que atrae lo “imperfecto”, lo distinto, lo que no siempre se puede describir con palabras y, sin embargo, apasiona.

Un amor que no pudo concretarse como los dos hubieran querido y que tuvieron que regalar por los aires, desplomándose por completo.

Cuando todo parezca deslumbrar, aparecerá una nube negra que detendrá tal satisfacción. Así fue la vida de esta mujer y el tormento que eligió atravesar. Quizás pueda sonar ridículo que una persona escoja el dolor antes que la felicidad y es que esta artista creería que su Rodin dejaría a su esposa por ella, como tantas veces se cree. Este conformismo e ilusión la hundieron, tanto pero tanto, que ya sus palabras solo resonaron en cuatro paredes, al mismo tiempo que sus lágrimas se expandieron y secaron todo corazón enamorado.

Su camino de discípula la enriqueció como escultora aunque su gran tormento fue el haberse fijado en un hombre como Auguste y no haber logrado la entereza para finalizar una relación en vez de sentir luego el agobio del abandono.

El retrato de Camille debe permanecer más vivo que nunca para que la violencia de género pase a la historia de una vez por todas, para que cada mujer golpeada, insultada, menospreciada y tratada como un pedazo de mierda se sienta identificada y no justifique la mano dura del hombre que la ejecuta.

Esta obra de teatro plantea a El hombre de la nariz rota como un abanico que se va abriendo, de a poco, y que pretende concientizar. Considero que hay que ver esta propuesta en que la mujer objeto-sujeto aparece y desaparece según la intención de los masculinos que se atreven a hacer “magia” con los cuerpos ajenos.

Una estética que nos lleva a al Siglo XIX y que nos pega un cachetazo al presente, recordándonos que el amor puede ser lo que permitamos que sea.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Artes escénicas en el Club Cultural Matienzo

NUNCA JAMÁS HOTEL
De Diego Palacios Stroia.
Trip Road escénico de fuego y velocidad. Aires de David Lynch, Tarantino a Stranger Things en una obra alucinante. Miranda y Próspero, pareja de maleantes de poca monta, pasan su luna de miel metiendo caño por las rutas del interior. Un mapa desteñido, sustancias y un robo accidentado los llevan a la vieja Ruta 11, donde en misteriosa noche se chocan con Peter, un pueblerino que promete hospedaje a cambio de que lo lleven al hotel “Nunca Jamás”.
Martes y jueves de octubre, 20.30 hs

MIS DÍAS SIN VICTORIA
de Belén Arena. Un amor lésbico frustrado, una obra destruida, tres intentos de suicidio. Un diario escrito con el alma consumida y la creencia absurda de que todo sería todo en pos del arte. Viernes de octubre y noviembre, 20 hs

croNOlogía
Work in progress del proyecto seleccionado en la convocatoria T E S Montaje Escénico, de María Jesús González. En colaboración con la Embajada de Chile en Argentina, Centro Cultural Matta.
Martes 15 y 22 y jueves 17 y 24 de noviembre, 20.30 hs.

Minientrada

Últimas 3 semanas de La Corporación, de Ramiro Cortez y Federico Fontán (Los Cuerpos)

IMG_20160809_170651_358

LA CORPORACIÓN
El nuevo espectáculo de Ramiro Cortez y Federico Fontán (Los Cuerpos)

Hasta fines de agosto, los jueves a las 22.15 hs.en Timbre 4 -México 3554, Boedo- se presenta La Corporación, el nuevo espectáculo de la dupla de talentosos coreógrafos y bailarines Ramiro Cortez y Federico Fontán –creadores de Los Cuerpos- que está cosechando muy buenos comentarios entre la crítica y el público.

Aquí no hay más que un cuerpo que intuye su amenaza. Un cuerpo que muta, reacciona y despliega sus alarmas. La brutalidad, la tensión, la potencia, la rebeldía, la unión. ¿Hay diferencia acaso entre el caos y el aislamiento?

Dicen Cortez y Fontán sobre la obra: “La corporación es la segunda parte de una trilogía. La primera es un dúo, Los cuerpos, donde exploramos los intentos primigenios de fusionarse, de ser uno. Esos cuerpos no andan con delicadezas, y sin dar tregua al erotismo, rozan con una emotividad brutal.
La corporación es el segundo paso de esta triada. Para nosotros, es la multiplicación, la viralización, organismos que cambian de forma, evolucionan, se fecundan, se reproducen. Una transformación continua desde el conflicto que reside hasta en la partícula mas pequeña de vida. Existe la fluidez y también existe la lucha para sostener lo vital y alejar la amenaza, la enfermedad. Acá hay humanos o alienígenas o pequeños organismos yendo a la batalla. Micro y macrocosmos enredados en una paradoja de sentido. Hay dos opciones, revertirse y volver al principio, o avanzar a un futuro incierto.”
LA CORPORACIÓN
Ramiro Cortez – Federico Fontán
Funciones: Jueves de agosto, 22.15 hs.
TIMBRE 4 – México 3554, Boedo.
Reservas: 4932-4395 / Alternativa Teatral
Entrada general $180 /Desc. Est. y Jub.

Ficha artístico-técnica
Intérpretes: Abril Lis Varela, Ariel Calderón, Diego M. Gómez, Emanuel Zaldua, Jazmín Cañete, Julieta Ciochi, Juliana González Carreño, Lucila Sol Roberto, Lucía Giannoni, Mauro Podestá, Natalia López Godoy, Paz Masi, Rocío Mercado, Sebastián Reinoso Salinas, Victoria Castelvetri.
Música original: Martin Minervini
Diseño de iluminación: Paula Fraga
Fotografía: Ignacio Cángelo
Registro en video: Ignacio García Lizziero y Federico Perez Gelardi
Diseño gráfico: Julia Moscardini
Asistencia general: Lucía Giannoni
Idea y dirección: Ramiro Cortez y Federico Fontán
Prensa: Luciana Zylberberg
Minientrada

El frío arco iris: pinceladas de arte

Vacaciones Timbre 4

Las vacaciones tanto de invierno como de verano permiten que las carteleras de teatro vibren de una manera diferente, dándole la oportunidad a grandes y chicos para que disfruten de sus amplias variedades.

En invierno, con el frío recalcitrante y esas lluvias que menguan por momentos y vuelven a pintar la ciudad de paragüitas; resulta ser el escenario perfecto para no quedarse en casa. Resulta verdaderamente imposible poder asistir a todas las obras que deseaba por eso es que tuve que escoger algunos lugares donde situarme algunas tardes. Timbre 4, sin lugar a dudas, fue mi refugio, en el que conocí algunos artistas, vibré con propuestas diferentes y pude observar la conducta de los más pequeños cuando son llevados (o lo piden) a disfrutar de un espectáculo de nivel. Porque eso es Timbre 4, un espacio en el que se puede ir sin titubear ni sentir que el dinero se malgastó o que el tiempo se perdió.

El primer hallazgo fue un concierto de música, titulado como ¿Por qué no te mandé al turno tarde?, a cargo del grupo Los Raviolis. Este ensamble hizo saltar, jugar, correr, bailar, cantar y reír a todas las familias presentes. Recorriendo un amplio espectro musical, el paseo que llevó casi una hora dejó sin energías a los pequeños que no se rendían ante ninguna propuesta.

Sin lugar a dudas que la canción Soy pelotita de ping pong fue una de las puestas más divertidas para observar desde lo más alto de la platea, viendo como los cuerpitos rebotaban sin cesar. Juegos para relacionarse con sus padres, para invitarlos a participar de una aventura audaz -demostrando cómo se puede compartir la risa con distintas generaciones-.

Pero, ¿cuál es el eje central de este infantil? Justamente, que los adultos puedan replantearse las decisiones que toman o tomaron como padres, y todas las peripecias que irán viviendo durante todo el periodo escolar.

Canciones acerca de los bomberos voluntarios -que invitan a jugar-, otras para saltar, aquellas que fusionan estilos más callejeros y otros ritmos como el rock, pop, cumbia y heavy metal, entre otros; para hacer mover a cuanto humano esté en la sala. La intención de Los Raviolis es que los adultos se desahoguen un poco, se tranquilicen y ¡sepan que no están solos! Padres que instruyen a otros padres, la ternura de hacer crecer una semillita, de cuidarla y protegerla; la diversión que puede tener escoger frases que rimen y aprender de absolutamente todo… como si no existiera un techo.

Bombero voluntario, Chapotear, ¿Por qué no te mandé al turno tarde?, Celular en la mano, Semillita, No me sale la tarea, Se explotó, Diente diente, Nelly the elephant; son algunas de las canciones que integraron este fantástico concierto que podría esbozarse como de adultos para adultos, mientras los niños disfrutan de su ¿destrucción?

Claro que continuando con la problemática entre padres e hijos, le tocó el turno después a La familia de la soga que, de una manera bastante peculiar, puede digitar el movimiento de cada uno de sus miembros. Porque si bien puede parecer simpática la unión que tienen y esos lazos tan pero tan estrechos; existen clanes que (metafóricamente) se retroalimentan de este modo enfermizo.

Esta familia no precisa de celulares ni de tecnología para estar al tanto de dónde está cada niño o adulto porque su “libertad” es bastante limitada. Unos pocos metros que pueden extenderse o estrecharse de acuerdo a la actividad que estén llevando adelante en ese instante. Nutriéndose en el lenguaje clownesco, los De la soga realmente fueron un encanto para la diversión de todos los espectadores y dejarán una gran enseñanza al respecto cuando ocurra el desenlace.

A la luna en un barquito, es un deleitoso espectáculo de títeres que fusiona este arte con el teatro, permitiendo que su protagonista nos invite a conocer un poquito más acerca del mundo marino, de sus paseos en busca de su compañera ideal, de sus aventuras y del encanto más valorado: el poder sorprenderse con la naturaleza.

Su intérprete (Matías López Barrios), de un modo especial y preciso consiguió nuestra atención y participación, a la vez que pudo sentirse más acompañado que al comienzo de su triste historia. Porque un verdadero marinero tiene que ser valiente y no temerle a ¿nada? Bueno, eso es lo que intentará demostrar desde lo más profundo de su ser. Cuando consiga llegar a su objetivo, un universo en miniatura le dará un tinte asombroso a las profundidades oceánicas, a su luna, a los peces y al brillo mágico de la vida.

Para completar cada una de las disciplinas escénicas, la obra de danza Soñar no cuesta nada, dejó en evidencia el talento de Claudio Hochman que con los artistas presentes consiguió convertir un mundo paralelo con el real. Así fue como los sueños, de distinta índole, jugaron, se unieron y distanciaron, se complementaron y/o fragmentaron, hasta hacernos entender que la imaginación es la principal protagonista en la vida de todo niño o adulto. Este espectáculo es increíble y consigue despertar todos los sentidos, aunque no considero que sea para un público muy pequeño por la cantidad de recursos que utiliza.

Valiéndose del color blanco para los vestuarios y la sencilla escenografía, es posible que un personaje se entrometa en el sueño de otro, juegue y despierte hasta hacernos confundir deleitosamente. Un juego dentro de otro, un paso de baile que es secundado por otro y la música -en vivo- que sonará a cada momento que se precise.

Como un círculo perfecto, esta aventura invernal culminó de la misma manera que empezó: con otro recital de música y esta vez de la mano de Lalá y el Toque toque con su nueva performance Muevequetemueve.

Esta agrupación que conocí hace unos cinco años atrás y que cada vez está más consolidada, con nuevas ocurrencias y un gran director musical: Osvaldo Belmonte (quien, además, es el tecladista de la orquesta).

Desde ya que la solidez que tiene cada uno de sus integrantes, junto a la originalidad y talento; permiten despertar, cada vez más, el interés de sus seguidores -entre los que hay muchísimos grandes-.

¡Qué importante se vuelve el darle a los niños productos de calidad, sin subestimar sus edades!

Y Lalá (Karina Antonelli) es el claro ejemplo de cómo conseguirlo.

Con una impronta fundamentalmente basada en la reflexión, en la enseñanza, en la diversión, en el arte, y en colocar cada sabiduría sobre notas musicales que harán aún más llevadera la cuestión.

Desde la primera vez que vi a esta fenómena agrupación en la sala de NoAvestruz, el recorrido se volvió más interesante, más sólido, emblemático, nutriéndose de instrumentos que no abundan en orquestas para jóvenes y que son tan placenteras para los oídos humanos.

El barco y el barquito, Canción marinera, No se vaya a confundir, Horizonte, Tómelo como lo tómelo, Exagerado José, Peces en el aire, Reggae de Chaplín, Tarantela de corazón, Cara de amore, Vals de cuando, Mal ô mains, O laláque lelé, Sanará, Candombe, y, Esmeralda ráscame la espalda; son las canciones que componen el nuevo disco y que vale la pena adquirir.

Oscilando entre vals, chacarera, tango, melódico, y otros ritmos; es posible colorear no solo las proyecciones visuales que puede observarse durante cada tema, sino el alma, la suspicacia y el amor por lo que se hace.

Haciendo trencitos, permitiendo participar a su público, interactuando como corresponde a los espectáculos para niños y soltando la imaginación. Integrando a la amiga tana que llegará para darle frescura a su performance y permitiendo que la tarde se tiña de arco iris.

Una inmensa felicidad que exista tanto arte en la Ciudad de Buenos Aires y que pueda rodar por diferentes territorios en busca de esperanzas.

Los Raviolis y Lalá, sin lugar a dudas, que existen como cable a tierra, como lenguajes comunes y de reflexión en un punto, de hallazgos, de maneras de ver y sentir la vida al igual que de un universo sensible compuesto por las criaturas que lo habitan.

Ficha Vacaciones Timbre 4

Mariela Verónica Gagliardi

 

Los Nixis y el bosque prohibido

Desde el 16 hasta el 31 de julio

de martes a domigos, a las 18 hs

Centro Cultural San Martín

(Sarmiento 1551 – C.A.B.A.)

Localidades: $110

Ficha artístico-técnica

Idea: Juan Horacio Cavoti Caterbona, Paloma Sirvén, Manuela Vieites, Tomás Wicz
Dramaturgia: Alejandra Rubio
Actúan: Juan Cavoti, Manuela Vieites, Juan Pablo Burgos, Nicolás Di Pace, Paloma Sirvén, Florencia Ortega.
Covers y Ensamble:
Camila Munari, Agustín García, Luca Calcaterra, Julia Etchenique.
Dirección vocal: Milagros Andaluz
Diseño de luces: Alejandra Rubio, Cleria Zangari
Diseño sonoro: Miguel Ramírez
Audiovisuales: Gabriel Fuchs, Valeria Pérez Delgado
Música original: Hernán Matorra
Letras de canciones: Alejandra Rubio, Manuela Vieites, Tomás Wicz
Fotografía: Gabriel Fuchs
Diseño gráfico: Maxi Burgos, Jimena Ortíz
Asesoramiento de maquillaje: Sofía Nuñez
Asesoramiento de vestuario: Alejandra Robotti
Asistencia de dirección: Florencia Pittaluga
Arreglos musicales: Hernán Matorra
Producción ejecutiva: Carolina Sánchez
Coreografías: Cleria Zangari
Dirección musical: Hernán Matorra
Dirección: Alejandra Rubio

Nube de etiquetas