*** Agosto 2017 ***

Entradas etiquetadas como ‘entrevista’

Minientrada

Entrevista a Laura Correa

Laura Correa.jpg

¿Cómo se gesta la propuesta de Parrandera´s?

Parrandera´s surge para un ciclo de teatro cumbiero. Me convoca Horacio Nin Uría a participar con la propuesta de escribir una escena de 15 minutos sobre el universo de la cumbia. Así fue que me senté a escribir, con una imagen clara en mi cabeza, que era una mujer de espaldas con los brazos elevados hacia arriba y una campera de flecos colgantes. Y, de ahí, se destapó todo este universo. Realizamos esa escena breve por dos años, en distintos espacios, hasta que me decidí y la hice obra larga. Y allí empezó el proceso de ensayos de lo que hoy es “Parrandera´s. Epifanía de un rapto”.

¿Considerás que es indispensable tener a alguien a quien adorar?

Considero que siempre es bueno tener miras hacia donde aspirar, gente humana y real que admirar, creo que la adoración ciega, endiosando, puede ser bastante falible en su resultado, muy desilusionante. Pero yo tengo grandes artistas mitificados que son mi inspiración y tengo sus fotos dando vueltas por ahí como guardianes de mi inspiración. Tengo mis propios ritualcitos, con objetos e imágenes que tienen un valor para mí, y son mis espacios sagrados.

¿En qué te inspiraste para crear esta historia de suspenso?

El tema de la adoración estaba ya en mí, en otro material que había estado escribiendo, pero con más tinte social político, y cuando empecé a escribir esta obra sobre el universo de la cumbia, nuevamente el tema me surgió desde otro lado y todo se desarrolló muy genuinamente. Fue ir siguiendo a los personajes e ir entendiendo a dónde me iba llevando la trama. La historia me pedía empaparme de algunos materiales, y fui leyendo varias cosas sobre los cultos populares, sobre mitos y, fue ahí, que apareció muy fuertemente Helena de Troya como paralelismo y todo se terminó de acomodar en mi cabeza.

¿Puede el amor salvar a las almas perdidas?

Románticamente hablando podría decirte que sí, que el amor podría salvar todo, pero siendo un poco más errática podría decirte que hay almas que no quieren ser salvadas.

¿Cómo hubiera resultado la historia sin la intervención del hermano de Raquel?

No puedo imaginar la historia sin ese personaje, ya que es el que desata el conflicto central, y la obra se concibe alrededor de su llegada, y ese choque de mundos. Y de esa dualidad entre él y ella, y ellos y él.

No hay personajes buenos o malos.

No, definitivamente. Los personajes son humanos, tienen una historia detrás, tienen sus desilusiones vividas, sus marcas sociales, y justamente desde ahí se definen y desde ahí dialogan con sus imposibilidades y con sus virtudes.

Cuando el afuera es muy cruel, ¿mejor crear un universo paralelo?

Sí, yo creo que hay bellísimas historias sobre cómo en situaciones de opresión, ciertas personas han encontrado una vía para poder encontrar sentido a su existencia (como Ana Frank y su escritura). Aquí, los personajes crean culto, sus propias reglas y se crean, así, una pertenencia y una nueva identidad que el sistema capitalista les ha robado al dejarlos completamente desclasados, desamparados económicamente. Esa es la importancia de la cultura, justamente en una sociedad, a mi entender: suplir ese lugar de pertenencia, de comunión y sentido, más allá de todo. También se incluyen en esto las religiones.

¿Ser o pertenecer?

Me es difícil separarlas. Yo soy una persona muy social, adoro pertenecer a grupos, pero también creo que es importante poder ser más allá de eso. Quiero decir, poder trascender algunas pautas sociales y acomodarlas a antojo. A veces, por pertenecer las personas dejan de ser, y ese es el punto a tener en cuenta y cuestionarse siempre en la grupalidad. A mí me cuesta poder seguir una religión, un partido político, con un 100 por ciento de pertenencia si hay reglas que se imponen que no comparto. Por lo tanto, creo que hay que ser criterioso y no decir sí a todo por miedo a ser excluido.

¿Las luces obnubilan la oscuridad de los personajes?

Sí. En cierta forma, sí. Todo el brillo de sus vestuarios y toda la jocosidad de sus diálogos, tapan una gran oscuridad que llevan consigo, latente.

¿Hay algo de Gilda en Raquel?

Claramente sí. Aunque no sea una decisión premeditada, pero mientras íbamos haciendo la obra, y mientras yo la iba escribiendo, haber vivido el fenómeno Gilda me hacía poder sustentar la historia verídicamente, digamos. Saber qué cultos populares de esa magnitud existen. Helena se esfuerza por ser Raquel, por pertenecer a ese mundo de la cumbia, pero ya su cuerpo cuenta otra cosa. A Gilda le había pasado un poco eso también.

Mariela Verónica Gagliardi

 

Minientrada

Entrevista a Ana Padilla

ana-padilla

La vagina enlutada es un libro escrito en el 2010 por Walter Hugo Ghedin.

En la sinopsis del mismo se hace alusión al duelo, a la muerte de algo importante, a la soledad, a la desesperanza y al amor fundamentalmente.

Gastón Marioni, toma el argumento original y lo convierte en movimiento, llevando a escena a cinco actrices de renombre y muy talentosas. Ana Padilla es la elegida para esta breve entrevista.

Ella tiene una larga trayectoria en las artes escénicas, tanto como intérprete, coreógrafa y directora, en televisión y en teatro. Ha actuado en televisión: Amas de casas desesperadas, Locas de amor, Los simuladores, Son Amores entre otros. También, en teatro: Melodías de Diván, Casi Tennessee, Córnea y Oxímoron por citar algunos de ellos. En lo que respecta a dirección de obras: El pájaro azul, Y se nos fue de gira, son dos títulos que caben mencionar.

¿Cómo debería ser tu hombre perfecto?

No sé si existe el “Hombre Perfecto”, tampoco La “Mujer Perfecta” Para mí a esta altura de la vida tiene que ser compañero, libre, que le guste reírse, que me divierta, que le guste tomarme de la mano, que se deje amar, que ame lo que haga, que sea confiable, amable y sobre todo buena persona.

¿Existe una edad para cerrarse al amor?

No, no existe una edad. Hay determinadas circunstancias en cualquier momento de la vida que hacen que nos cerremos temporariamente al amor. Después esas puertas se vuelven a abrir cuando volvemos a creer.

¿Qué factores crees que inciden para que las mujeres no creamos, muchas veces, en la palabra de un hombre?

La mentira, la infidelidad.

¿Qué expresan estas cinco mujeres en escena?

Estás mujeres sacan sus miserias a la luz y cuentan sus historias. Por eso uno entiende porque están momentáneamente cerradas al amor.

¿Se ven muchos espectadores masculinos? Qué opinan al respecto?

Se ven varios hombres en la platea y lo pasan muy bien. Se ríen a la par de las mujeres y nos entienden un poquito más.

La vagina enlutada… Si hablara, ¿qué le diría al universo masculino?

Que nos amen, que nos respeten, que no somos objetos, que somos sensibles, vulnerables, que amamos amarlos.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Entrevista a Patricio Orozco

Patricio OrozcoCientos de años pasaron desde la muerte de Shakespeare y jamás pasó de moda. ¿A qué factores crees que se deba esto?

La obra de William Shakespeare describe el alma humana como nadie. El alto nivel poético y la precisión con la que llega al nervio del hombre para develar los más secretos sentimientos, es única. Es por esto que sigue vigente y es un clásico universal. 

¿Cómo se originó el Festival Shakespeare en Argentina y por qué motivo decidiste que las entradas sean libres y gratuitas?

Soy un apasionado de la obra de Shakespeare y Beckett. Siempre he tenido una profunda admiración por estos dos autores que han descripto la condición humana y su contexto existencial como nadie.

Desde 2006 dirijo un festival reconocido mundialmente en honor a Beckett, y siempre tuve pendiente la cuenta con Shakespeare. En junio de 2010 comencé a trabajar en la producción de lo que luego sería el 1er. Festival Shakespeare de Buenos Aires. Finalmente, después de muchos meses de trabajo, en febrero de 2011 pude darle forma a la primera edición.

El éxito fue inmediato, con todas las funciones con localidades agotadas y gran repercusión en la prensa. Se gestó así un festival que es único por su temática en Latinoamérica. Así se estableció una cita anual entre el público argentino y artistas e investigadores nacionales y extranjeros apasionados por la obra de este autor.

Quiero agradecer especialmente a las personalidades de ámbito de la cultura que desde un primer momento se acercaron y nos brindarnos su apoyo: Kive Staiff, Duilio Marzio, Carlos Kaspar, Oscar Barney Finn, Beatriz Sarlo, Jorge Dubatti, Salo Pasik, María Comesaña, Mónica Maffía, entre otros.

A las pocas semanas de finalizado el 1er. festival, luego de una reunión en el  Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se cristaliza la posibilidad de realizarlo en 2012 en la modalidad de co-producción junto a empresas privadas que también deciden apoyarme. El Festival toma una nueva dimensión y se presenta con una amplia oferta de espectáculos, talleres y actividades recreativas que se ofrecen de manera gratuita. Prestigiosas instituciones internacionales suman su apoyo como la Royal Shakespeare Company, La Shakespeare Birthtrust Foundation, LAMDA, Universidad de Florida (USA), y personalidades como Harold Bloom o Stanley Wells, entre otros.

Así, todos los años puedo concretar mi idea de incluir diferentes disciplinas en la programación del Festival, como danza y música renacentista, cine, ópera, bicicleteadas y el recreacionismo medieval; además de los talleres y la master class, que aportarán una mirada más amplia y enriquecedora sobre la obra de William Shakespeare y su contexto histórico.

En 2014 ya tenemos la capacidad de poder producirlo íntegramente desde Próspero Producciones. Sumamos nuevas instituciones que nos brindan un importante apoyo: la Embajada Británica en Buenos Aires y el British Council. El Gobierno de la Ciudad deja de co-producir y pasa a ser auspiciante de este evento y de esta manera sigue garantizando que sea gratuito para todos los vecinos.

Es enorme la emoción y el orgullo que siento al ver cómo mi iniciativa ha tomado vuelo y ahora puede ser disfrutada por  mayor cantidad de vecinos posible. Como porteño, amante de esta ciudad y del teatro, estaré por siempre agradecido a todos los entusiastas que año a año se suman. 

Inglaterra y Argentina, dos mundos muy diferentes y, sin embargo, se pueden adaptar perfectamente los escritos.

Shakespeare nos propone un mundo en sí mismo, más allá de los límites geográficos o políticos que se impongan. Culturalmente, su universo atraviesa a toda la humanidad. 

¿Considerás que a partir de Shakespeare es posible transmitir verdades que de otro modo serían “mal vistas”?

Creo que todos los buenos dramaturgos abren un espacio del alma humana que permite conocernos y reconocernos en el otro. Esas “ventanas” del alma suelen ser grandes transmisoras de verdades.

Existe un público amante de los clásicos en el teatro y otro que los repudia de algún modo. ¿A qué crees que se deba esto más allá de a un gusto personal?

No conozco gente que repudie a los clásicos, quizás algunas personas hayan tenido malas experiencias con algunas puestas. A veces se tiene un poco de prejuicio con los clásicos y se los cataloga como obras “viejas”, pero los clásicos son clásicos porque son excelentes no por viejos.

Muchas funciones a sala llena demostraron el éxito del festival que tenés el honor de haber fundado.

Sí, es una alegría enorme ver que año a año acercamos la obra de Shakespeare a cada vez más gente. Ese es el objetivo del festival.

¿Cómo es el proceso de selección de obras y qué parámetros tenés en cuenta, junto al resto del equipo, al momento de elegir aquellas que formarán parte de la nueva edición?

Todos los años contamos con un jurado compuesto por artistas y académicos que selecciona las obras. 

Uruguay también forma parte a partir de este año de la gran movida cultural protagonizada por William Shakespeare.

Sí, desde este año dirijo también el festival en Uruguay. Hemos tenido un gran recibimiento y apoyo del público. Es muy emocionante ver cómo este pequeño sueño va tomando cada vez más impulso en la región.

¿Qué sentimientos van confluyendo en tu ser cada vez que ves una dramaturgia o adaptación del autor?

Me gustan las adaptaciones, me gustan las representaciones más clásicas. Siempre siento alegría cuando veo un nuevo estreno shakesperiano. Incluso las representaciones en las que me aburro mucho, ahí también encuentro algo para aprender. 

¿Por qué Shakespeare y no otro?

Desde el año 2006 dirijo el Festival Beckett de Buenos Aires. Comparto también la pasión por este gran autor irlandés.

Shakespeare es el autor de las palabras y Beckett el de los silencios, así que tengo bien balanceadas mis pasiones.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Entrevista a Mauro Guiretti, previa al recital de mañana!

Mauro Guiretti, intérprete de un repertorio de Folklore exquisito y también compositor de sus propios temas, mañana tocará junto a sus músicos en Teatro La Casona.

Desde muy pequeño siguió los pasos de su padre y abuelo, sumergiéndose en los escenarios y con el pasar del tiempo, su sueño pasó a ser una realidad concreta.

Lleva grabados cuatro discos, hasta el momento. Los tres anteriores son: “Sueños” (2004), “Ni Ayeres… ni mañanas” (2008) y “Trazos” (2010).

Recién llegado de su gira internacional, continúa presentando su nuevo material en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para luego seguir un itinerario por el interior de Argentina.

Nos dedicó parte de su tiempo para conversar sobre varias temáticas de la vida, de su música y de él.

1.- ¿Por qué decidiste titular “Contraste” a tu nuevo disco?

Bueno, con respecto al nombre podría darte más de un argumento pero por lo que fue definido puntualmente es porque dentro de las propuestas que yo he escuchado últimamente, digo, de solistas o grupos en los escenarios con cierto renombre, a mi entender hay una especial atención puesta en el efecto de entretener al público y no en transmitirles una idea, un sentimiento claro o una propuesta nueva. Es decir se intenta con voces agudas, bateristas protagonistas, instrumentos estridentes y  algo de coreografía, generar, en pocos minutos, un efecto de espectáculo  apabullante y contundente. Frente a este fenómeno, nosotros intentamos contrastar. Es decir que de alguna manera, resistimos a ese fenómeno que no hace más que igualar a todas las propuestas. Propuestas “presas” del mercado y de un éxito absolutamente momentáneo. Como diría Atahualpa “cuando más me acerco al espectáculo, más me alejo del arte”.

2.- ¿Cuál es el contraste que existe entre tu vida real y la de artista?

Pensando rápido te diría que no existe ningún contraste. Ya que la vida personal y la artística viven en un mismo ambiente. Es difícil para mí diferenciarlas.

3.- ¿Qué fue lo que te llevó a interpretar y componer canciones tan profundas y románticas?

Creo que como espectador o como oyente de un artista, uno puede recibir dos propuestas. Digo, haciendo una gran clasificación. Una, viene a amenizar desde el humor o desde lo rítmico de la música y, la otra, viene a transmitir un sentimiento, la parte profunda. Creo que yo vengo a cantar esta última. A veces me cuesta, en los grandes festivales, poder llevar adelante ésta, ya que hay una ansiedad en la platea que a veces altera lo artístico de las propuestas. Pero, creo que resisto en esta manera de ver la música, porque no me queda otra, es la que me nace.

4.- En el disco encontramos estrofas cantadas a una mujer, a la soledad, a la contención y a lo melancólico. ¿Cómo lograste ir uniendo los temas que compusiste con los que elegiste de otros autores para que conformen una especie de historia?

Simplemente en la búsqueda y la conexión que se da sin pensarlo tanto. Uno al elegir repertorio se desnuda y uno, en definitiva, es lo que canta. Siempre partiendo de las canciones propias como base y luego buscando el complemento con canciones populares. Se dio en la búsqueda de autores, afines con nuestra manera de ver la música.

5.- ¿Qué sentís al estar en un escenario y observar al público?

Hay una comunión con un público que hemos conquistado en estos 8 años que llevo en Buenos Aires. Yo me siento como en familia, Creo que nos parecemos, entonces se produce una conexión mediante la música y las palabras. El escenario es uno de los lugares que más me emociona, quizá porque sea el final de todo un proceso de búsqueda, que empieza con la observación y el sentir, luego la creatividad, luego los arreglos musicales y al final el escenario. Al bajar del escenario también disfruto la interacción con la gente que se acerca y permiten conocer sus historias y sus vivencias.

6. Al pensar en un tren, ¿qué imágenes se te vienen a la cabeza?

En este último tiempo…. la injusticia. La indiferencia.  En lo que respecta a la canción “Trenes” no hice más que retratar la niñez maltratada en los trenes del conurbano. Para agregar te comparto algo del Movimiento Nacional Chicos del Pueblo cuyo eslogan es “El hambre es un crimen” ¿Cuánto tendrán que andar nuestros hijos pobres, para no morirse de hambre, como goteras vivas que desangran en las estrellas? Sin una infancia sana, amasada y entera es impensable una Argentina mejor. Porque un país que mutila a sus niños es un país que se condena a sí mismo…

7.- Se te nota muy comprometido, en tus canciones, con cuestiones sociales como la pobreza. ¿Sentís que tus temas colaboran y aportan su granito de arena?

Yo canto lo que me nace. No sé si los temas llegan a concientizar a alguien de tal o cual fin. Si lo logro será muy bueno, pero no tengo garantías de eso. Creo que el artista en algún punto propone o simplemente muestra desde su lugar. Por lo pronto creo que cada uno, desde su lugar, debe procurar no omitir estas realidades injustas. Hay causas que nos comprometen a todos y no hay que hacer la vista gorda.

8.- Tal cual se le pregunta a un niño, ¿cuál es tu sueño?

Vivo en un sueño permanente. Poder hacer lo que uno ama, a veces podría sonar exuberante en este mundo donde todo es difícil para el que va por el camino digno, pero yo, de apoco, voy cumpliendo pequeños grandes sueños. Como hoy poder presentar este disco. Más adelante vendrá otro y así. Quizá hoy me acompañen 100 personas, mañana serán 1000 y pasado 2000 los que se acoplen y se sientan identificados con esta manera de ver la música y la vida. Siempre siendo honestos con lo que nos nace sinceramente.

10.- ¿En qué se distingue este nuevo disco de los anteriores?

No hay mayores cambios en cuanto al concepto musical. La instrumentación es casi la misma: guitarras, piano, bajo y batería. Esa es la base, mas músicos invitados que aportan colores y matices. Debo decir que hubo un momento importante en este camino que fue cuando, en 2008, grabamos con Diego Clemente y parte del Grupo Nan el disco “Ni Ayeres… Ni Mañanas”. Desde ese momento sentimos que todo lo que viniese después iba a tener que mantener ese nivel musical. Trabajando integralmente desde los arreglos, casi imperceptibles, hasta el texto a contar. Así lo continuamos en “Trazos” y ahora lo mantuvimos en “Contraste”. Siempre en la búsqueda, respetando los géneros que abordamos, intentamos darle nuestros colores folklóricos.

11.- ¿Cómo te venís preparando para el recital de este viernes 9 de noviembre? Qué expectativas tenés?

Muchas… queremos encontrarnos con nuestro público y compartir “Contraste”. Venimos haciéndolo en el interior y hace unos días volvimos de Chile donde también estuvimos adelantando el nuevo material. Estoy muy feliz por  haberlo realizado junto a Gustavo Michalik (Piano) y Eduardo Lucastegui (Batería). El concierto contará con las 11 canciones del disco y por supuesto agregaremos a la noche, canciones que habitualmente hacemos en nuestras presentaciones.

Fotógrafo: Pablo Bialet.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Una artista con pasión

Es cantante, compositora, intérprete y música desde el alma. Nació en un ambiente lleno de magia, donde cada nota, cada corchea y cada silencio fueron componiendo su personalidad desde sus primeros años de vida.

Ella es Sol Mihanovich, quien estará presentándose el jueves 20 de septiembre, a las 21 hs, en Velma Café (Gorriti 5520 – C.A.B.A).

Antes del show, tuvimos la oportunidad de ingresar, por un ratito, en su living musical:

¿Cómo fue tu niñez rodeada de artistas?

Desde muy chica estuve en contacto con la música. Papá es músico, pianista y compositor y me llevaba a todos los recitales. ¡Hasta dormía al lado de los parlantes! Y él y Sandra tocan juntos desde hace muchos años. Yo estaba siempre ahí y me sabía los discos enteros de memoria.  En la familia Mihanovich hay muchos músicos, no todos conocidos, pero siempre es una fiesta cualquier evento familiar porque hay un piano, una guitarra y una fila de gente dispuesta a cantar. Mamá también toca la guitarra y fue ella la que me enseñó a tocar. Así que la música era algo bastante natural para mí.

¿En qué momento sentiste que la música iba a formar parte de tu vida?

Creo que nunca hubo ninguna duda al respecto. Toco la guitarra desde muy chiquita y canto, y siempre me gustó. Así que siempre supe que de una u otra manera la música iba a estar. Cuando fui más grande, después de algunas vueltas, decidí que era lo que mejor me hacía y que no sólo iba a ser parte de mi vida, sino que quería dedicarme a esto.

Estudiaste varios instrumentos pero, ¿cómo te definiste por la guitarra?

Porque es mi instrumento desde siempre, con el que me siento más cómoda. No me despego de la guitarra y es parte de mí, porque cuando toco disfruto mucho, me relajo y la paso bien.

¿Qué tipo de balance podés hacer desde el 2008 hasta la actualidad? ¿Podrías decir que estás cada vez más cerca de concretar tus objetivos?

Yo creo que hacer música es un camino infinito. Los objetivos siempre cambian porque uno siempre quiere hacer más o distinto o probar otras cosas. Estoy muy contenta con mi crecimiento como artista y el crecimiento del proyecto, con la banda que es insuperable y con todo el laburo que le ponemos. Creo que está bueno hacer un camino de hormiga, y sí, creo que todo lo que nos vamos proponiendo, se va concretando y eso está buenísimo. Pero siempre hay cosas por delante.

¿Cómo hacés para repartirte entre la familia, los amigos y la profesión?

Es difícil, porque trabajo bastante. Pero el tiempo uno lo encuentra cuando hace lo que le gusta. Últimamente no tengo ni fines de semana ni mucho descanso porque o estamos ensayando, o editando el disco o haciendo fotos. Pero todo esto es bueno porque es parte de lo que más nos gusta. Hoy priorizo hacer mi música sobre todo. Y me planteo muy bien el tiempo que le quiero dedicar a otras cosas.

¿Sentís que el hecho de haber sido madre, te dio aún más confianza en vos misma para seguir adelante con tus sueños artísticos?

Ser madre te da otra perspectiva. Hay muchas cosas a las que yo le daba importancia que ya no importan. Y otras, adquieren más importancia aún. Creo que es importante ser consecuente con uno mismo y esforzarse y seguir los instintos. Y es verdad que uno hace las cosas por uno. Pero también es verdad, me encantaría que el día de mañana mi hija esté orgullosa de mí, así que eso es un empujón más.

¿Cómo fue conformándose la banda?

Empezamos con Matías Onzari, bajista de la banda y mi marido, hace varios años. Enseguida se sumó Martín Canosa, tecladista y productor de la banda. Y después aparecieron Rodrigo Genni, baterista, y Nico Mu Sánchez, en guitarra. Nati Pellegrinet es la más reciente que hace coros y toca algunos teclados. Es una banda realmente alucinante, somos amigos y la pasamos muy bien tocando.

A la hora de definir el estilo de tu música, ¿te orientaron un poco tu papá, tu tía o fue una decisión puramente personal?

No, fue algo personal que se fue dando por el estilo de música que compongo, que me gusta y con el que me identifico. Pero fue algo que fui adquiriendo con el tiempo, encontrar una personalidad es un proceso, un descubrimiento y una decisión.

¿Podrías decir que el EP del 2008 fue como una entrada para el plato fuerte que va a ser El juego?

Es una buena definición. Creo que Cuadernos Nuevos fue un muy buen comienzo, una muestra de lo que podemos hacer con producción propia y mucho esfuerzo. Pero creo que El Juego plasma un abanico de canciones muy interesante, canciones más simples, más puras, con bastante para decir. Así que podríamos decir que sí.

Con respecto al nuevo disco, El juego, ¿cómo definiste el nombre y a qué se debe dicho título?

El disco se llama El Juego por una canción, que tiene el mismo nombre y habla de una relación de histeria entre un chico y una chica. Cuando pensaba un nombre para el disco, después de pensar un rato, me di cuenta de que todas las canciones del disco eran canciones de amor. De distintos tipos de amor: amor histérico, amor total, amor maternal, amor casual. Y el amor es un juego que jugamos todos de una u otra manera. Y así quedó El Juego.

Ya para las fiestas, la gente tendrá el regalo para el arbolito…

¡Sí, seguro! Espero que para diciembre esté el disco terminado, así que nada mejor que un poco de música que nos alegre la vida ¿no?

Mariela Verónica Gagliardi

Fotógrafo de las dos primeras imágenes: Fran Orive

Fotógrafa de la última imagen: Lucila Bodelón.

Minientrada

Ale Dolina, con sello propio

Tenor, compositor, arreglador y director. No toca un instrumento sino todos los que su voz le permite. Forma parte de un sexteto llamado Cabernet, en el cual, cada músico interpreta sonidos, ritmos y melodías, conformando unas exquisitas variaciones.

Él y su conjunto conforman distintos tipos de música – ya que cada tonalidad en la voz de los cantantes, es diferente – y canciones en las cuales se le suele dar una dinámica diferente, una vuelta de tuerca.

Nos entrometemos en su vida por unos instantes…

1) Alejandro Dolina, ¿qué sentís cuando te plantás en un escenario para mostrar lo que sabés hacer tan bien?

No estoy seguro de que lo que hago lo haga tan bien, pero sí sé que hago lo que me gusta. Y arriba del escenario, haciendo música y con las personas que quiero hacerlo, me siento feliz. Diría que el escenario es el lugar donde más disfruto haciendo música.

2) ¿Cómo se te ocurrió y, a partir de qué idea, llevar a cambo este proyecto, actualmente tan bien consolidado?

No se me ocurrió a mi, en verdad. La reunión inicial de Cabernet la organizó Pol González y estábamos Manuel Moreira, Marcos Lozano y yo. Luego se sumaron Diego Mercado y Diego Pietropaolo. En principio, queríamos armar un grupo al estilo Take 6, un grupo vocal norteamericano que hace una mezcla de jazz con góspel. Empezamos cantando sus arreglos, y luego llegó el momento de tomar un rumbo más propio. Entonces empezamos a arreglar y componer nuestro propio repertorio, dándole una identidad al grupo. Hoy en día estamos más abocados a la música latinoamericana; de hecho, nuestro próximo CD, “¡Bombo!”, está compuesto íntegramente por repertorio latinoamericano.

3) Participaron en discos de artistas famosos como: Helena Cullen, Tangoloco, Les Luthiers y Roxana Carabajal. Si tuvieras que elegir el estilo de música, ese que te pone la piel de gallina y que te define como artista, ¿cuál sería

No defino la música que me gusta o no me gusta por estilos. Y, honestamente, no encuentro un hilo conductor definido entre aquellas músicas que me conmueven o no. Es más, hay muchísima música que considero excelente, y no me conmueve en lo más mínimo. Te puedo nombrar a los Beatles como una música que en general me conmueve, pero hay muchos más y muy diversos.

4) Algo que me intriga, ¿por qué la decisión de que sean seis hombres?

Como dije antes, la idea al principio era sonar como Take 6, que son seis hombres también. Es una cuestión de sonido: seis voces masculinas suenan distinto a un grupo mixto. Igual, se puede sumar al grupo a nuestra manager, Ianina Trigo, y ahí ya no somos más todos tipos.

5) Más allá de toda tu formación académica, ¿en qué momento sentiste que querías dedicarte a la composición? ¿Es algo que tenés algo innato – de alguna manera – desde niño?

Me gustaba la música desde chico y consideré que tenía más facilidad para eso que, por ejemplo, para los cálculos complejos, la abogacía o la medicina. Supuse que podría ser más feliz dedicándome a la música, pero no tengo ninguna historia de niño prodigio o algo por estilo como para justificar mi elección por la composición.

6) El abanico de estilos musicales que recorren es muy amplio pero, a su vez, las características de los temas apuntan a un público de élite. ¿Es lo que buscan en este recorrido?

No nos interesan las élites. Sí nos interesa que la mayor cantidad de gente posible pueda apreciar, y llegado el caso, disfrutar de lo que hacemos. Lo que nosotros hacemos puede ser difícil de hacer, pero en ningún momento nuestra intención es reforzar esa idea. Más bien lo contrario: sobre todo en nuestros shows, buscamos desolemnizar, desacralizar, que se note que nos divertimos. Usamos mucho el humor para eso. Lo que menos queremos es hacer música poniendo cara de “qué difícil es esto que hacemos, sólo unos pocos lo podrán apreciar”.

7) No podemos obviar la típica pregunta: ¿por qué le pusieron al grupo Cabernet?

Siempre llega el momento donde un grupo debe decidir su nombre. Hicimos una lista de nombres posibles y todos eran pésimos. Uno era Cabernet Sauvignon. Alguien sugirió ponerle “Cabernet” a secas. La votación salió 4 a 2 a favor. Creo que quedó porque suena bien. Después, que el resto busque relaciones más interesantes.

8) Ser el hijo de Alejandro Dolina, ¿te facilitó un poco el camino, en cuestión de contactos con artistas famosos?

Yo creo que todavía estoy transitando un camino y que no llegué a ningún lado, aun. También sé que es un camino bastante difícil. Tener el padre que tengo es una suerte, pero no por las puertas que me abre “ser el hijo de”, que en rigor de verdad no son tantas, sino porque tengo un padre con el que comparto muchísimas cosas. Lo quiero mucho, lo admiro mucho y es un gran padre.

9) ¿Cuál es tu sueño?

No lo tengo claro. Creo que tengo millones de sueños, que debe ser lo mismo que no tener ninguno…

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Sebas Braun en Sabor A Teatro

Después de haber vivenciado el recital de Dispersos, quise conocer un poco más sobre la vida de este gran guitarrista, quien parece tener una personalidad humilde pero un as en la manga. ¿Qué hay detrás de este músico?

¿Se puede decir que, además de guitarrista, sos el que lleva la idea de los temas, los compone y también organiza al grupo?

Sí. Llevo la idea de los temas pero la composición final se hace, entre todos, en la sala. Ir a la sala, semanalmente, durante dos años, se ha hecho religioso. Nadie faltó nunca a un ensayo. A veces, cuando lo pienso, me sigue resultando llamativo. Y crear temas con amigos músicos, que gustan estar tantas horas sin mirar el reloj, se empieza a tornar muy divertido y, a la vez, se vive un proceso super creativo donde se aprende mucho. Organizo el grupo, estoy en demasiados detalles… ojalá se vea el resultado de eso.

Fuera de la banda, ¿qué música solés escuchar?

Escucho música muy variada. Realmente me gusta todo y a todo le encuentro algo interesante. Tengo como todos, mis debilidades. Guitarristas como: Mark Knopfler, Steve Morse y tantos otros. Pero ahora escucho mucho lo que está saliendo o lo que está de moda. Me intereso mucho por lo que a la gente le gusta y, escuchar lo nuevo o lo que está de moda, me sirve para el proceso de composición. Cuando escucho a guitarristas como Mark, disfruto y me encanta. Cuando escucho lo nuevo, lo estudio tanto que no estoy seguro si lo disfruto demasiado o si estoy estudiando y aprendiendo. 

Se te ve una persona muy tranquila y, en el escenario, me atrevo a decir que sos el que menos se desplaza. ¿Hacés alguna rutina zen?

¿Deberia? (risas). En el escenario soy una pesadilla, estoy escuchando todo lo que pasa, desde viendo las luces, la gente y si la está pasando bien, cómo estamos sonando todos, sus gestos y, principalmente, en el sonido de mi guitarra. Si todo fluye bien, entonces empiezo a relajarme y disfrutar. Cuando algo, por más minimo que sea, no está a la altura de lo que pretendo, empiezo a pensar en eso y no logro disfrutar del todo. No soy de desplazarme mucho, pero te das cuenta enseguida por el tamaño de mi sonrisa. Cuando la cosa va bien, es un gran sonrisa.. ¡y mi boca es grande! De todas maneras, debería trabajar en esto… ¿está bueno el zen?

¿Cómo fue aquel día en el que se conocieron entre todos? Tuvieron feeling de entrada?

El primer día no lo olvido más. Nos estábamos estudiando así que había algo de nervios. No pasó demasiado ese día, excepto hablar, contar el proyecto y tocar un rato. A medida que pasaban los ensayos y tantas cosas entre nosotros, empezó a fluir una onda increíble. Actualmente, nos decimos de todo, nos reímos y nos matamos por igual. Pero, como dije antes, nadie falta a un ensayo y somos un equipo, y vaya que lo disfrutamos. También ayuda que la banda va creciendo y el proyecto se va tornando en realidad. Es importante, creo, tener siempre objetivos… y cumplirlos. Eso nos va fortaleciendo y nos ayuda a seguir soñando y creando.

Además de tocar con Dispersos, ¿tenés algún proyecto personal de música u otra temática?

Siempre tuve el sueño de tener una banda instrumental, donde yo sea el único guitarrista y hacer rock fusión o algo así. Una onda Satriani o Vai o similar. Algo más egocéntrico, por decirlo. Pero cuando lo bajo a tierra entiendo que me consumiría muchas horas, para lograrlo, y por ende me sacaría horas de Dispersos. Y, la realidad, es que estoy disfrutando muchisímo de nuestra banda, así que lo dejo como fantasía. Cada tanto, vienen amigos a tocar a casa y me saco las ganas improvisando y tocando un rato. También, lo hago solo en mi estudio y, aunque sea por unos minutos, me siento, o mejor dicho fantaseo, que soy Van Halen. Con eso es suficiente, y aparte, es una buena excusa para ¡practicar!

¿Cómo imaginás tu vida de acá a 5 años?

Mmm, no proyecto a tan largo plazo. Ahora mismo, ando preocupado por lo que va a ser de nosotros en el verano. Me gustaría salir de gira a Mar del Plata, Rosario, Córdoba y Uruguay. Si me voy muy lejos en el tiempo pierdo la capacidad de proyectar en lo inmediato y de crear nuevos objetivos realizables. Y hay tanto por hacer, desde lo musical hasta lo comercial, que incluye radio, campañas, shows con invitados, distribución del disco, terminar lo que empezamos, que es el segundo disco, producción de video clips, viajes al exterior, me gustaría ir algún día a USA y a Inglaterra de gira, etc. Así que, lo único que me puedo imaginar de acá a 5 años es tener 3 discos, mínimo, con un repertorio suficiente de temas en español e inglés, como para tocar en cualquier lado de este planeta y que la gente nos pueda conocer y disfrutar.

Minientrada

Gardelitos en Sabor A Teatro

Después de que se prendieran las luces, los chicos se quedaron un ratito más: firmando autógrafos, repartiendo púas, remeras y hasta los palillos del batero. El público, conforme y a gusto con el concierto que acababan de ver, se fue retirando, todavía agitando los brazos y las remeras.

Luis, que forma parte del grupo que viaja con la banda, me convidó algo para tomar y me dijo que sea paciente un poquito, que enseguida podría pasar a charlar con ellos. Dicho y hecho. En seguida me abrieron la puerta del camarín y con la mejor de las ondas me invitaron a sentar. Argumenté robarles sólo unos minutos y ellos, dispuestos a conversar, se acomodaron cerca mío. Prendí el grabador y salió algo así.

¿Cómo están? ¿Cómo los recibió Mardel, pese a la lluvia?

Bien, muy contentos. La verdad, de una forma sorpresiva, porque la última vez que tocamos acá hubo una convocatoria mucho menor, así que felices. (Eli Suárez).

Sí y, a pesar de la lluvia, vino un montón de gente que nos hizo el aguante y se la bancó de diez. (Diego).

Los dos temas nuevos que tocaron, ¿qué representan?

Para nosotros, representan poder seguir adelante con la banda. Las dos temáticas, de alguna manera, coinciden en eso. El tema “Un taxi” – con letra de Korneta – si bien esta hecho hace muchos años, representa lo que estamos viviendo en este momento de la banda. Por lo que dice la letra, filosóficamente, de pelear por amor, en un momento la letra dice tengo que seguir como si fuera un gran campeón peleando por amor. “Puño y letra”, también habla de eso, mas en este momento, después de la decisión de seguir adelante como trío. En ese sentido coinciden. (Eli Suárez).

 Claro, tiene como esa frescura de la nueva etapa de la banda, viene acompañado por esa parte, eran temas inéditos y también era inédita hasta ahora, la formación de la banda. (Diego).

¿Están pensando en grabar un nuevo disco, donde incluyan estos temas?

Por ahora, la novedad son estos dos temas, pero creemos que de a poquito terminarán en un disco. Por lo que se ve, a la gente le han gustado, tuvieron buena recepción asi que serán incluidos en el próximo trabajo. (Eli Suárez).

Noté que tienen una muy buena relación con el público, que pese a los cambios en la formación de la banda o hasta inclusive un poquito en el estilo, se mantiene muy unido lo que es escenario – público, ¿qué opinan del público que los sigue?

Particularmente, acá en Mar del Plata, nos sorprendió porque no hemos tenido esta respuesta en presentaciones anteriores. También se está dando en general, en recitales en Buenos Aires y en las provincias. Estamos creciendo juntos. (Eli Suárez).

Partimos desde el respeto y el agradecimiento hacia nuestro público, todo es bien recibido de ellos. (Paulo).

Han andado de gira este año, ¿cómo les fue en el resto de las provincias que han visitado?

En general muy bien. Estos últimos meses han sido intensos y nos sentimos muy bien en donde estemos. (Eli Suárez).

¿Cómo viven la música?

La música es una forma de expresarnos y ser uno mismo en esencia. No sé si es un oficio, una profesión. (Paulo).

En realidad yo siento que somos con la música. (Diego).

Capaz podemos decirte que es nuestra vida, que es lo que nos une. Es lo que los tres elegimos: ser parte de la música. Eso genera un respeto mutuo, sobre la marcha fuimos haciéndonos amigos. En nuestro caso, no empezamos como amigos del barrio que se pusieron a tocar, sino que tocando nos conocimos. (Eli Suárez).

Algunas de sus letras cargan con una crítica visible hacia parte de la sociedad, a los medios, al poder, ¿qué intentan transmitir con sus canciones?

Sí, es verdad, tiene una orientación la banda.  Por otro lado, esa conciencia social que tiene que ver con cosas políticas también, nace siempre de algo filosófico. Entonces podés ir más allá de lo político y social, porque esta bueno para pensar. Tratamos de ver eso, de escuchar las letras que cantamos, cómo nosotros podemos interpretar eso que decimos, nos sentimos muy representados. Hay otras canciones que son de amor  y otros temas,  que ni siquiera hablan de algo específico, porque si me preguntás de qué habla “Mezclas raras”, no lo sé. O “No puedo parar mi moto”,  que es uno de mis temas preferidos, no lo sé,  es un misterio. Lo mejor es el misterio. Es vivir eso que es tan misterios. No es matemática, no hay un 2 + 2. En el caso de las letras, somos de prestarle atención, tratamos de que haya una armonía con la música, la letra y la música se complementan, la composición y la interpretación van de la mano, y tratamos de poner en práctica lo que decimos. (Eli Suárez).

¿Cuáles son las próximas fechas programadas?

 Y sigue toda la gira hacia el sur: 31 de agosto en Bariloche, primero de septiembre en Neuquén, y bueno, las giras se programan y trabajamos con las pilas para cumplir con todo y estar en todos lados. (Paulo).

Muchísimas gracias, felicitaciones por esta noche. Espero volver a verlos.

El 21 de septiembre estaremos en La Plata, te esperamos. (Eli Suárez).

¡¡ Gracias Gardelitos!!

Melisa Morini

Nube de etiquetas