*** Noviembre 2017 ***

Ciertas Petunias6

“Ciertas petunias” es un grupo musical, compuesto por cinco actrices que se atreven a decir todo lo que piensan -utilizando las canciones como trampolín-. En esta oportunidad, presentan “1, 2, 3 ¡Probando! ¿Qué?”, es un espectáculo que permite recorrer una historia bien construida y sostenida en la música; además de adelantarnos el material para el próximo año.

Son cinco colores bien diferenciados, que se ríen y conmueven con cada momento atravesado en sus vidas.

Así como existen diferentes clases de esta flor, cada una de las hermanas Petunias, muestra su personalidad y modo de ver el mundo, haciendo sus propios arreglos musicales y versionando un universo posible.

Al verlas, recordé a Les Luthiers, por la manera en que componen la música, la fusión que hacen con distintos ritmos y los coros que lucen matices de voces, las que a su vez interpretan y caracterizan escenas bien definidas.

La ironía está presente como una de las herramientas más destacadas de la dramaturgia, demostrando que es posible reír de una realidad ficcionada pero que existe en el mundo real. “Y termino cantando con ustedes”, es una de las frases que cantan al comienzo de su recital, haciendo alusión a que siendo tan grandes como son, les toca estar con un grupo “así”. El descarte es la meta no elegida para ellas, pero la única, al fin, posible.

En cuanto a los instrumentos, cada uno permite hacer sonar un ritmo y ejecutar una letra que burle a su contenido tradicional. Un bombo es el encargado de hacerle la entrada al folklore, sonando en el escenario. Luego unos picaflores hacen su aparición, deambulando en varios sentidos y siendo tema central de la melodía y uniendo a estas artistas que con pentagramas, invaden el espacio de una energía muy positiva y renovadora.

Pero, en cierto momento de la obra, una carta del padre, les pide cancelar el concierto, para darle lugar a su petición que será casarlas con hombres ya elegidos por él. Es a partir de entonces cuando la originalidad aparece para no fugarse en ningún momento.

Cada una de las chicas tendrá su propio cuadro musical, donde podrá contarnos en canción lo que siente frente  a la decisión de su progenitor y qué hará entonces.

Respecto a los ritmos que mencionaba anteriormente, se pueden escuchar boleros, tangos, reggaetón, melódico, entre otros. Aunque, lo encantador es que éstos se fusionan, consiguiendo sus propias versiones.

Uno de los sketchs más cómicos es uno referido al telemarketer del que se enamoró una de ellas, ambientando sonoramente, todos los detalles de un típico llamado telefónico y la exageración en cuanto a esto.

El nombre Adalberto ya nos remite a una telenovela de Centroamérica, aunque es su prometido y lo dejará cuantas veces sea necesario, para luego volver y abandonarlo.

Un tango que termina siendo bolero nos da la pauta de que es posible que construyan lo que quieran y precisen para apoyar su gran historia, con un hilo conductor y ventanas que se van abriendo para que conozcamos a sus personajes, los cuales se encargan de guiarnos por un sendero colmado de luz y colores.

“Metiste un tipo en mi casa, y me mentiste”, se escucha decir en uno de los monólogos, respecto a su marido. La evidencia acerca de la exageración y el absurdo están presentes, en todo momento, y son estas características, más el humor, las que le dan un alto vuelo a Ciertas petunias.

Sin lugar a dudas, el cuadro más aplaudido fue el del esposo chino, llamado Chow fan, donde pueden observarse la delicada coreografía -con paraguas orientales, haciendo juego con el vestuario de cada una- y la sincronización en cada movimiento; luciendo su esplendor. Un lenguaje construido e inventado, sostenido gracias al acento chino, produce tantas carcajadas como incomprensión al intentar descifrarlo.

La sala del teatro La Carpintería, se llenó y la gente decidió solidarizarse con la valijita que paseaba una de las actrices entre las butacas, para permitir que este gran show pueda continuar su recorrido por otros lugares.

Un espectáculo femenino sin caer en el feminismo, es novedoso hallarlo. Hoy en día se cree que por el solo hecho de ser mujer hay que combatir al hombre, demostrar que tenemos los mismos derechos y, después, pretender que nos traten como una raza aparte.

Estas actrices y cantantes se plantan en el escenario, construyen un mundo abstracto, plasmado en la realidad, contagian alegría y sueñan con un mundo mejor. No hace falta que lo digan, se aspira en el aire y en cada uno de sus compases.

Ciertas petunias elenco

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: