*** Agosto 2017 ***

Movimiento perpetuo10

Hay personas que disfrutan yendo de un lugar a otro, conociendo gente nueva, culturas diferentes, paisajes diversos. Existen otras, que no tienen esa necesidad pero, por algún motivo, tienen que hacerlo. Y están, las últimas, que quieren hacerlo pero se sienten afuera de ese universo.

“Movimiento perpetuo” es una obra unipersonal basada, exclusivamente, en la mudanza. Una puesta en escena que solo se compone de fotografías, cartas y música que inspiran a la actriz a contar sus vivencias en Argentina, lo que significó para ella, las vicisitudes que vivió su familia y las distintas clases de estar en un sitio sin querer formar parte del mismo.

Así es como artesanalmente, hasta con la mínima sutileza, una extraterrestre, pidió ayuda. Necesita relacionarse con gente de acá y, para eso, usa la excusa del unipersonal, donde ya de por sí habrá personas que la escuchen e interactúen con ella.

Sorprende la cantidad de veces que una persona, por diferentes razones, se cambia de locación a lo largo de su vida. Quienes aprenden, van dejando en el camino todo lo que les sobra, esa mochila llena de objetos que jamás utilizan y solo se quedan consigo mismos. Debe ser difícil lograrlo pero, pude notar, que solo el espectador que mencioné haber dejado lo innecesario, tuvo una sonrisa en su cara a lo largo de la función. Estaba liviano, no tenía que contratar fletes ni personas que lo ayuden. Era él, con su alma, deambulando por donde quisiera.

Por curiosidad, me interesó leer acepciones de la palabra mudanza y encontré dos, especialmente, que me llamaron la atención.

1) Cierto número de movimientos que se hacen a compás en los bailes y danzas.

2) Cambio convencional del nombre de las notas en el solfeo antiguo, para poder representar el si cuando aún no tenía nombre.

La primera definición estuvo vinculada al baile realizado por Paz Pardo, una joven estadounidense que se siente algo Argentina por ser su padre de acá, orgullosa de haberse trasladado aquí pero, comparando e intentando aprender, todos los códigos de la ciudad tan diferentes a los de su lugar natal.

Ella reconstruye su pasado, que tanto la marcó, en vivo, en una pequeña ronda, leyendo, haciéndonos leer, conformando un círculo íntimo. Claro que está presente la ficción en esta obra pero la profundidad de sus monólogos nos dan cuenta que se trata de la historia de su vida, donde coloca a una extraterrestre en primer plano para no sentir timidez al narrar.

Son tan pocas las propuestas de esta índole que hay que aprovecharlas. Al abrir la puerta, un pequeño cuarto de techo alto, me provocó el interrogante de cómo haría para actuar una persona y tener público. Lo sorprendente fue que al llenarse el lugar, me sucedió lo mismo que a las pupilas en la oscuridad. Vi grande la habitación y cada vez más cómoda. Nosotros como público, fuimos sus ayudantes, sus muebles, sus voces y la manera exacta de compartir con alguien que no es de acá pero ya se siente parte de la vorágine porteña.

Su canto tan suave, nos dejó atónitos y cada movimiento de su cuerpo se convirtió en la soledad de su alma. Ella buscaba y ya había encontrado. Estaba melancólica y ese es el mayor sentimiento de quien se encuentra solo en la ciudad de la furia.

Un jardín descripto como paraíso, ya no le pertenece más a su familia. Esa casa se vendió y su madre quedó angustiada sin su lugar en el mundo. Esas tierras que la hacían sentir cómoda, feliz, ya no están. Y al momento de narrar esa partecita, sus ojos se colman de tristeza. Dicha mudanza debe haber sido muy difícil y el desarraigo es un vacío inmenso.

La libertad, es otro de los puntos que se resaltan en “Movimiento perpetuo”, produciendo un quiebre en el relato, sorprendiendo con una historia real de su vida, que la marcó y definió como persona bondadosa. La prisión real y la prisión mental son obstrucciones y cadenas por romper.

El movimiento, la sensación de avanzar, de correr, de sentir, de respirar y sonreír; no hay que perderlas jamás.

Su acento yanqui está, pero se esfuerza en disimularlo y mostrar que quiere pertenecer a este lugar. Quizás por un tiempo… eso nunca se sabe con certeza.

Movimiento perpetuo ficha

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: