*** Agosto 2017 ***

Entradas etiquetadas como ‘disco’

Minientrada

La música nos distrae del dolor

Mau mau4

Mau Mau fue una organización guerrillera africana que intentó vencer a la colonia británica. Esto ocurrió durante los años 50 y recién en 1963 consiguieron ser independientes.

Con respecto al nombre no hay una sola versión. Una podría ser el sonido que hacían los integrantes de la tribu kenyana y, otro, el nombre de la cordillera que bordea el Rift Valley por su vertiente occidental, al noroeste del Lago Naivash.

Como si estas argumentaciones no fueran suficientes, para esa misma época estuvo muy de moda una disco súper glamorosa, a la cual acudían importantes figuras. Bajo esa denominación surgió la boite que albergó a una clase social con sus caprichos e incoherencias.

En esta ocasión, dos mujeres -mejores amigas- recordarán sus mejores momentos en las pistas, los hombres en los que se fijarían y, lo más interesante de todo, los conflictos y etapas políticas más trascendentes.

Los presidentes se sucederán, las guerras acabarán y, junto con los muertos, heridos y víctimas; estarán ellas muy producidas como en aquel entonces. Decorando y evadiendo la tragedia reinante.

Pero, claro, la música será su mejor trago para elegir lo mejor de lo ocurrido, olvidando el dolor soportado por quienes tuvieron que sufrir, sin poder escoger otra historia.

Así, Mecha (Gaby Ferrero) y Rita (Eugenia Alonso), trazarán una línea entre la diversión exclusiva y una pequeña toma de conciencia. Cabe aclarar la ironía de los diálogos escritos por Loza.

Estas amigas no olvidan en verdad la oscuridad sino que aún no habían madurado ni estaban en condiciones de digerir una dictadura militar, una guerra de Malvinas, la llegada por fin de la democracia y una verdadera toma de conciencia y compasión por quienes ya no están.

Me pasó algo muy especial durante la función y es que deseaba seguir engolosinándome con la música disco tan finamente escogida pero, a su vez, sentía una gran angustia. Esta lucha entre el jolgorio y la realidad, seguro, les pasó y sigue pasando a las personas no comprometidas que desean, fervientemente, abrazar ideales infantiles y solo sufrir si se les engancha una media o rompe un taco aguja.

¿Quién podría tener el corazón tan congelado como para no derramar una lágrima por los inocentes y enfurecerse por los depredadores?

No puedo evitar juzgar y cayéndome encima tantas décadas, mi memoria emotiva tiembla y desarrolla una serie de insultos que no sirven para reparar pero sí son útiles para no volver a equivocarnos.

Somos responsables..siempre. Ayer, hoy y mañana.

Las melodías distraen, acompañan y permiten que regresen cambiadas. Los años y la vida les pidió que por favor cuando vuelvan a acercarse a la barra, lo hagan con otra actitud.

Mau mau ficha

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Minientrada

Mauro Guiretti

El cantautor e intérprete, Mauro Guiretti (Guitarra y Voz), acaba de lanzar su nuevo disco “Contraste”. En el mismo participan María Graña y Rafael Amor.

Podrán acompañarlo en su recital, el viernes 9 de noviembre a las 21.30 hs, en el Teatro La Casona (Av. Corrientes 1975 – C.A.B.A). Las entradas cuestan $30.

Por otro lado, los músicos que estarán junto a él serán: Gustavo Michalik  (Piano)  Eduardo Lucastegui  (Percusión) y Santiago Vilas (Bajo).

Para aquellos que aún no conozcan mucho sobre este músico, les cuento que ha tocado junto a los más grandes del folklore argentino:  Peteco Carabajal, León Gieco, Raúl Barboza, Tamara Castro, Mercedes Sosa, Víctor Heredia, Zamba Quipildor, Soledad Facundo y Daniel Toro.

 

Minientrada

El Arrebato

“Aquí me tienes” dice El Arrebato en el single de adelanto de su nuevo disco. El séptimo en 11 años de consolidada carrera y el primero que publica para Universal Music. Y esa no es la única novedad. También es el más versátil que ha hecho nunca en cuanto a estilos y el más homogéneo en lo que respecta a su sonido. Grabado con los músicos que habitualmente le acompañan en directo, suena más que nunca a banda; a guitarras eléctricas, bajo y batería como motor de este itinerante “Campamento Labandón”.
Con nombre propio. O mejor dicho, con apellido. Porque, como cualquier buen aficionado sabe, decir El Arrebato es lo mismo que decir Javier Labandón. No hay diferencia entre el personaje y la persona. Sus desacomplejadas letras son trocitos de su propia vida. Y lo que es más importante, podrían serlo también de la vida de cualquiera. La suya es la voz de la gente común, de esos sentimientos que todos alguna vez hemos compartido. Sin dobleces. Directo al corazón.

Jueves 4 de octubre: Valencia Carrefour El Saler: Autopista del Saler, 16, 46013 Valencia
Viernes 5 de octubre: Murcia ECI-Murcia ACD. Libertad, 1 30009 Murcia
Sábado 6 de octubre: Málaga Carrefour Rosaleda: C.C. La Rosaleda C/ Simón Bolívar s/n, 29011

Minientrada

Actitud y talento

Hace un rato se presentó, en Boris, Silvina Moreno. Esta artista nos demostró que con juventud, aprendizaje y madurez es posible cumplir un sueño: el de grabar su primer disco titulado “Mañana”.

Silvina, tiene un don, el de producir la piel de gallina, el de transmitir su melancolía – en los temas que está incluida -, en hacernos reír y entristecernos con ella. Con su voz y guitarra nos llevó de la mano por un repertorio super variado donde las canciones se distinguen unas de otras. Una fusión de estilos, generan un encanto especial auditivamente. Cada sutil sonido nos rememora una fotografía diferente, un espacio distinto un momento especial.

El don de empatía no se aprende, ya se nace con él.

La noche comenzó con “No sé” “Primera de cuatro”. Para continuar con “Under the bay window” (esta canción, me atrevo a afirmar, que será uno de los éxitos de su disco. Tiene una fuerza increíble y su letra la acompaña), y los que no la conocían de antes o jamás habían escuchado alguno de sus temas, sintieron interés en continuar descubriendo su mundo de maravillas.

Ella, simplemente se presentó diciendo su nombre y apellido, demostrando una humildad enorme, cosa que ocurre con los grandes cantautores. Silvina, compuso cada una de sus canciones, durante los últimos cinco años de su vida. Así nos damos cuenta cómo su música, lejos de ser comercial y querer reproducir hits iguales unos a otros, están elaborados.

Su voz, tiene un espectro sin horizonte, va más allá y puede cantar desde pop hasta blues, haciendo de sus canciones, un abanico muy amplio.

En cuanto a la banda que la acompañó, también deslumbró al público por la variedad de instrumentos y por la calidez en cada una de las notas que tocaron. Pudimos escuchar a: Joaquín Gutiérrez Calviño (Piano y Acordeón), Francisco Nicholson (Banjo), Federico Di Giorgio (Guitarra), Federico Palmolella (Bajo y Contrabajo), Pablo Hopenhayn (Violín) y Ramiro López Naguil (batería y percusión).

El tiempo seguía transcurriendo, durante el recital, hasta que llegó “Mañana”, canción compuesta por Silvina durante un viaje en avión de Bostón a Buenos Aires. Pero era un simple recorrido entre países, sino que era un trayecto habitual para ella, ya que durante años vivió en Estados Unidos, donde estudió música (en el Berklee College of Music) y sufrió un desarraigo muy grande. Este tema, nos cuenta lo que sentía en aquella época y, seguramente, muchas personas se sintieron identificadas al vivir en el exterior.

Además de su simpatía como persona, se dio el gusto de improvisar el final de algunos temas y podríamos decir cancheramente que “la tiene re clara”.

El romanticismo continuó y nos cantó “I found a boy” (Adele), la única canción que no fue de su autoría pero la cual aprecia mucho y quiso compartir en los escenarios con sus fans.

Cada vez sabíamos algo más de su intimidad y, según ella, la estábamos “conociendo más de lo que creíamos”.

¿Consideran que un cantante, emite su voz, actuando en las tablas y nada más?

Quizás pueda ocurrir con algunos intérpretes, pero el hecho de escribir cada palabra que conformará una canción, tiene que surgir de algo interno en nuestro ser. Así que, sería como mostrar al desnudo algunas características que desean destacar. En este caso, “Break”, es un descanso que decide tomarse a nivel mental, para bajar decibeles y transitar con más calma por la vida.

Luego, tocaron “Puede ser”“Sweet Little dandy”, pero realmente nos hizo estremecer con “Faro”, un tema que nos hace sentir la desolación, un vacío por falta de alguien que nos guíe, por la ausencia de ese guía que decidió abandonarnos en el camino.

Pero, los sonidos empezaron a cambiar y la alegría volvió a reinar el show con “Mil disculpas” “Feeling Sorry”. Los músicos iban a retirarse pero, a vivas voces, todos hicimos el famoso cántico de “otra, otra, otra”… Y Silvina Moreno, con una sonrisa por lo bien que había resultado el recital nos dio la yapa con “Blues”. Lo único lamentable fue que todos nos quedamos con ganas de que continuara el recital. Pero habrá que esperar una próxima fecha o viajar a Misiones, donde se presentará el 21 de este mes.

 

 

 

 

 

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

EARN THIS SOUL

Hoy, estuvimos en el recital de una banda de pop y rock, con un estilo muy definido. La cita fue en Velma Café a las 21 hs.

“Dividir el esfuerzo, la atención o la actividad, aplicándolos desordenadamente en múltiples direcciones”. Esta es una de las acepciones que la Real Academia Española le da al término.

¿Se relacionará con la banda en algún aspecto? ¿Será por desordenados o querrán marearnos y que creamos que son algo que no son?

Para aquellas personas que aún no tienen el placer de conocerlos, les acercamos a Dispersos, quienes nos hicieron cantar, saltar y vibrar con un repertorio muy variado. Es la segunda vez que se presentan en público (anteriormente lo hicieron en Niceto Club) y nos dieron a conocer temas nuevos y de su primer y único disco “Earn this soul”.

Esta banda, se conformó hace aproximadamente un año y los seis integrantes, super concentrados y opuestos a su nombre, ambientaron la noche con canciones en castellano, en inglés y, también, mezclando ambos idiomas.

Un dato a destacar es que tuvieron que habilitar el sector de arriba porque todas las entradas se agotaron y varios de los fans no pudieron estar junto a sus ídolos. Será que tienen que seguir aspirando a lugares grandes donde todos sus seguidores puedan acceder. Pero no desesperen, que el 27 de septiembre se volverán a presentar en Velma así que vayan pensando en las entradas.

Si ingresamos a su sitio web y vemos la estética que tiene, inmediatamente notamos que se trata de una propuesta especial y distinguida. Es cuestión de que perciban auditivamente cada uno de sus ocho temas, que están disponibles on line, para que se den cuenta de que hay acordes que nos transladan al mundo del Heavy Metal, para luego llevarnos al pop y luego conducirnos al rock más melódico. Estos pasajes son los encargados de hacernos sentir emociones diferentes en breves momentos.

Logrando cerrar los ojos y escuchándo sus melodías en vivo, podemos convencernos de que estamos en una época pasada. Podría ser en los años 70′. Dos Guitarras (Sebas y Tomi), un Bajo (Ia), Teclados (Diego) y Batería (Mariano), son los encargados de llevar el ritmo de Dispersos.

Pudimos ingresar, con nuestro ticket, a esos momentos en que la música solía elaborarse y componerse, meticulosamente bien. Cada uno de los instrumentos que aparecen en escena, se justifican y las voces de Delfina y Tomás, completan la magia.

Si bien, como decía anteriormente, es la segunda vez que hacen un recital, no lo parece. Tienen una conexión con su público, admirable. En este corto tiempo, hasta pudieron establecer códigos con él.

Son seis talentosos, amigos entre sí, que fueron convocándose unos a otros hasta conformar esta agrupación. Van por más, siguen creando, siguen progresando y esos recitales íntimos les servirán para conocer, inteligentemente, a cada uno de sus fans.

¿Quiénes pueden acudir a verlos? ¡Todos! Grandes, chicos, jóvenes. Basta con tener ganas de pasar un agradable momento y memorizar cada una de las estrofas, como para que anheles poder cantar, en su próximo show, todo el repertorio, junto a ellos. Es lo mínimo que se les debe como recompensa.

Dispersos:

Voz: Delfina

Guitarra y Coros: Tomi

Bajo: Ia

Batería: Mariano

Teclados: Diego

Guitarra: Sebas

Mariela Verónica Gagliardi

Nube de etiquetas