*** Enero 2018 ***

Mau mau4

Mau Mau fue una organización guerrillera africana que intentó vencer a la colonia británica. Esto ocurrió durante los años 50 y recién en 1963 consiguieron ser independientes.

Con respecto al nombre no hay una sola versión. Una podría ser el sonido que hacían los integrantes de la tribu kenyana y, otro, el nombre de la cordillera que bordea el Rift Valley por su vertiente occidental, al noroeste del Lago Naivash.

Como si estas argumentaciones no fueran suficientes, para esa misma época estuvo muy de moda una disco súper glamorosa, a la cual acudían importantes figuras. Bajo esa denominación surgió la boite que albergó a una clase social con sus caprichos e incoherencias.

En esta ocasión, dos mujeres -mejores amigas- recordarán sus mejores momentos en las pistas, los hombres en los que se fijarían y, lo más interesante de todo, los conflictos y etapas políticas más trascendentes.

Los presidentes se sucederán, las guerras acabarán y, junto con los muertos, heridos y víctimas; estarán ellas muy producidas como en aquel entonces. Decorando y evadiendo la tragedia reinante.

Pero, claro, la música será su mejor trago para elegir lo mejor de lo ocurrido, olvidando el dolor soportado por quienes tuvieron que sufrir, sin poder escoger otra historia.

Así, Mecha (Gaby Ferrero) y Rita (Eugenia Alonso), trazarán una línea entre la diversión exclusiva y una pequeña toma de conciencia. Cabe aclarar la ironía de los diálogos escritos por Loza.

Estas amigas no olvidan en verdad la oscuridad sino que aún no habían madurado ni estaban en condiciones de digerir una dictadura militar, una guerra de Malvinas, la llegada por fin de la democracia y una verdadera toma de conciencia y compasión por quienes ya no están.

Me pasó algo muy especial durante la función y es que deseaba seguir engolosinándome con la música disco tan finamente escogida pero, a su vez, sentía una gran angustia. Esta lucha entre el jolgorio y la realidad, seguro, les pasó y sigue pasando a las personas no comprometidas que desean, fervientemente, abrazar ideales infantiles y solo sufrir si se les engancha una media o rompe un taco aguja.

¿Quién podría tener el corazón tan congelado como para no derramar una lágrima por los inocentes y enfurecerse por los depredadores?

No puedo evitar juzgar y cayéndome encima tantas décadas, mi memoria emotiva tiembla y desarrolla una serie de insultos que no sirven para reparar pero sí son útiles para no volver a equivocarnos.

Somos responsables..siempre. Ayer, hoy y mañana.

Las melodías distraen, acompañan y permiten que regresen cambiadas. Los años y la vida les pidió que por favor cuando vuelvan a acercarse a la barra, lo hagan con otra actitud.

Mau mau ficha

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: