*** Agosto 2018 ***

She smiles5

La cura del mundo es la sonrisa, la felicidad y el placer por cada cosa que hacemos. La cura sobre lo que nos pasa, también, es sonreír, ser feliz y sentir placer por cada cosa que hacemos.

Cómo se puede contemplar el aire sin respirar y de qué manera se puede avanzar cuando no existe alegría en el organismo?

“The smiles” son las sonrisas verdaderas, impostadas e hipócritas que nos piden en la sociedad. La manera de insertarnos en una sociedad tan vulgar como inteligente, tan real como ficticia.

Walter Velázquez (director de la obra) recrea una oficina de call center muy particular ya que en  ella se intentará ayudar a las personas, despertando -de a poco- a la conciencia.

De hecho los nombres de las empleadas estarán íntimamente relacionados con el argumento de la comedia musical.

Al estilo que nos tiene acostumbrados Walter, podremos conocer en primer lugar una historia, divertida y She smiles10entretenida, para luego hacernos partícipes de los problemas centrales y políticos del país.

Por otro lado, las canciones serán hits en inglés (pertenecientes al cantautor Stevie Wonder) que permitirán entender el sentido y rumbo de la historia, orientada a un público heterogéneo -ampliamente hablando-.

Desde el inicio se siente un aroma riquísimo que nos permite relajarnos en las butacas, para que nuestros sentidos, cuerpo y alma dispongan de nosotros.

Tal es el dominio que se produce que no es posible sacar conclusiones apresuradas ni juzgar de antemano.

Un espacio físico de oficinas es el puntapié a la intimidad de personaje, a sus dolores, pesares, amarguras y reflexiones.

De repente conocemos los nombres de las empleadas, que denotan adjetivos tan profundos como reales para sus propias realidades.

Así es como cada una de estas mujeres se expone y desnuda -metafóricamente-, produciéndose una ambigüedad entre los cuadros musicales -integrados por pequeñas representaciones con títeres- y la miserable situación que atraviesa cada una, sin demasiada intención por modificar.

She smiles15

¿Dónde desemboca la inercia sin lugar para plantear y replantearse cuán desdichada se es?

¿Qué similitud se puede lograr entre la vida profesional y la laboral cuando se oponen al extremo de contradecirse?

Y en todo caso, ¿qué razón de ser tiene una persona cuando no es coherente y consecuente con sus convicciones y valores?

La puesta en escena -compuesta por escritorios y sillas giratoria, sumada a objetos que surgen en determinados momentos-, sería ideal si se aplicara a un escenario. En primer lugar por la amplitud de las escenas a lo largo y ancho y, además, por la cuestión sonora que podría difundirse en la totalidad de la sala de teatro.

De igual modo, el lugar escogido genera intimidad y nos obliga a estar atentos a lo que sucede. Con respecto a la acústica, se ve desfavorecida, también, por el ambiente pero lo importante es que no se pierde la esencia del relato ya que son una suerte de sketchsShe smiles1 -con música y baile- que representan al estereotipo de cada empleada.

En muchas oportunidades habría que cuestionar si el artista elige el lugar o el lugar lo elige a él.

Sea como fuere, The smiles cumple con su objetivo que es hacer reír y conmover al espectador.

El resto, quedará en un segundo plano a no ser que no convenza la historia y, en ese caso, predomine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: