*** Agosto 2017 ***

Delirio gaucho4

Las luces se apagan y unos sonidos de perros ladrando, se apoderan del espectáculo.

Luego, unas vacas mugiendo, terminan introduciéndonos en el ambiente rural -sobre el cual se desea narrar la obra-.

Sabemos que en ese espacio, con pastizales, animales de campo y recuerdos, se basaran los relatos.

Tres guitarristas muy entusiastas y talentosos (Nacho Cabello, Juan Pablo Esmok Lew, Esteban Tibi Ruiz); tocan sus instrumentos durante toda la historia Delirio gaucho3representada en las tablas. Su acompañamiento es totalmente participativo y el enlace establecido con Alejandra Radano, es espléndido.

Este sainete reúne todo los detalles como para que la pieza sea muy original, completa y graciosa, a la vez.

Las canciones representadas por la artista y su gaucho-bailarín (Ramón Salina, en esta función) provocan risas tan grandes que se contagian entre todos los espectadores.

“Matemos al mundo con maíz”, evoca en un momento Radano, dentro de una de las canciones y esta frase colmada de surrealismo nos invita a un viaje campestre -realmente gracioso y donde cada una de las escenas se amalgama con la siguiente de manera grotesca y sutil, improvisando un producto único-.

Si bien estamos acostumbrados a escuchar música de décadas atrás, es muy valorable y significativo para los argentinos, tener la posibilidad de poder asistir a un show de esta dimensión -durante el cual se conjugan melodías “pasadas de moda”, en algunos casos, con otras más oídas por nosotros.

A veces, según la edad que tengamos o el círculo en el que nos Delirio gaucho2movamos, será la música de la cual nos nutramos. Pero, lo sorprendente, es que en esta obra musical te podes sentir parte.

El recorrido de años que se transita es muy extenso. Desde la década del 20 hasta la actualidad. Cabe resaltar la inteligencia de la artista y el director (Fabián Luca) para conformar una historia, durante la cual las canciones no desentonan unas con otras, sino todo lo contrario. Se integran de tal forma que, si no conocieran sus procedencias, podrían hasta creer que fueron escritas por ellos mismos, especialmente.

El listado se compone por: La casita (The little home) (1924) Cancion surreal Mexicana (Llonia) / Palomita blanca (1929) Vals aereo (A.Aieta), Envenenando pichones en el parque (1969) Balada baladi (T.Leher), Ay mi suegra! (1935) Chacarera familiar (M.Arcuri / V.Marino), Cuento viejo (1934) Estilo Delirio (G.Alcazar Saperas), La oncena (1956) Chacarera trunca (E.Lagos / J.Goñi), Las voces de los pájaros de Hiroshima (1970) Cancion Dadá (H.Guarany / E. Jebeleanu / M. Serrano Perez), Andate con la otra (1928) Cancion femenina de protesta (C.V.G Flores / E. Dizeo), Neurastenia fatal (1931) Cancion inexplicable (F.Reñé / Alady), Verde luna (1941) Habanera extraterrestre (Pinchi / Gomez), La guinda (1948) Bavarois Venusino (E. Delfin / P. Mata) Tropical storm (tormenta tropical) Cuestiones naturales (1987), de la opera de Nixon in China (J. Adams), Rosa reseca (1932) Tango antique (G. Matos Rodriguez / J. Pelay), Y que mas? (1937) Tango de exterior (Charlo / E. Cadicamo) Dizzyland rose (2012) Cada fugaz (d. Vila), Eche veinte centavos en la ranura (R. Tuñon / D. Vila) Rapsodia circense.

“Delirio gaucho” es un viaje por las costumbres, las tradiciones, los aromas frescos, las sutilezas, la ingenuidad y el romanticismo.

Delirio gaucho1

Uno de los recursos que se utiliza es el de narrar al estilo stand up. De esa manera, varios chistes machistas van teniendo el timing de ese género cómico.

Aunque lo más explosivo es lo logrado durante las interpretaciones sonoras y las historias compartidas. Por eso es que cada sketch desarrollado, tiene un hilo conductor con el resto, pero también podría prescindir de ellos perfectamente.

Temas como: el casamiento, el divorcio, la suegra, son algunos de los contados a lo largo de casi una hora de espectáculo. Las canciones acompañan y nutren cada fragmento. “Los ojos son la parte visible del cerebro”, comenta Alejandra Radano. Tal afirmación es tan real como inverosímil.

Lo cómico tiene tres etapas: ridículo, exageración y suegra, nos cuenta la actriz. Y al escuchar los versos del tema Ay mi suegra!, nos damos cuenta de ello.

Música de folcklore, tango, vals y ranchera, es alguna de la establecida como estructura del show.

La voz de ella tiene un caudal muy grande y, además, tuvo la inventiva de grabar los coros con otra tonalidad, motivo por el cual al escucharlos, se mimetizan con su voz en vivo, logrando un efecto mucho más potente.

“Delirio gaucho” es esto. Una dosis enorme de alegría concentrada y repartida. Una manera Delirio gaucho5de transmitir amor y alegría, sin insultar ni agredir… como en otras épocas.

El vestuario de los actores es el indicado para la historia. Los actores se sienten cómodos y gracias a eso pueden exprimir sus dotes artísticos sin barreras.

Una caja, contiene a otra más chica y esta otra aún más pequeña. Ella las separa como si fueran muñecas rusas. Pero dentro de éstas no se ve absolutamente nada. Su imaginación cree observar cosas que al menos nosotros no tenemos la oportunidad de visualizar.

En cierto momento de la obra, una doble hace su aparición y es ahí cuando se entiende el remate de la historia. Ella es diferente a la otra mujer, aunque muy similar. Ambas no se unen ni intercambian palabras. Solo están breves momentos juntas hasta demostrarnos de que es capaz una y la otra.

También hace su aparición un astronauta que no se llega a entender bien su propósito. Y es que no tiene sentido intentar analizar cada segmento de la obra porque el delirio es justamente exageración y un encuadre no del todo “normal”.

Solo se trata de ponerse alas y volar junto a ella y su equipo.

Ella dice: “alegre quiero verte, así, después de vos”, y después de juegos de seducción, sonrisas y broncas; logran entenderse.

ficha artístico-técnica delirio gaucho

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: