*** Noviembre 2017 ***

Metro y medio1

Maku Jarrack, es el nombre de una payasa y acróbata muy creativa. Ella presentó su espectáculo “Metro y medio”, durante el cual nos mantuvo expectantes al darnos a conocer cada una de sus pruebas inventivas.

Su altura, que seguramente responde al título de la obra, es muy entretenida. Por momentos vemos cómo se lleva una espada a su boca, cómo hace girar unos discos en muñecas y tobillos -al mismo tiempo que su cuerpo está invertido y con un detalle realmente cómico-. En otras situaciones, observamos el desenlace de algunos peluches como si fueran animales de verdad.

Maku,  no podía tener un sentido del humor tradicional. Y en eso coinciden ambos artistas, al desplegar su arte en escena. Maku, es niña, es mujer, es chistosa y talentosa.

Su espectáculo podría hacerlo tranquilamente en un teatro, aunque perdería ese gustito a calle, a simpatía, a que cualquiera puede acceder a él. Este factor es realmente importante ya que muchas veces se deja de asistir por no contar con un billete importante.

El público también tendrá su participación, no solo para aprobar cada prueba, sino para intervenir en algunas de ellas. Así fue como pudimos ver a dos hombres que tuvieron que servirle de columnas para que ella escale hasta llegar a la cima. Claro que ellos recibieron su recompensa, disfrazándose de escoceses y, quizás, maldiciendo el haber tenido buena intención en colaborar.

Ella se ríe de sí misma por su altura, pero esto no es un impedimento para mostrar su estatura como mujer. Los centímetros no limitan su creatividad ni imaginación. Ella podría medir dos metros o un metro, que sería exactamente lo mismo.

Casi al final del show nos dice que pasará la gorra y que sepamos que ella podría estar en ese momento en un teatro. O sea, que colaboremos dignamente, como si estuviéramos pagando una entrada. El silencio se hace presente hasta que lo interrumpe afirmando: si no estoy en un teatro es porque no me contratan (pone cara de tristeza).

Y es difícil pensar que esto sea cierto. Cómo pueden perderse de trabajar con una persona que es tan dúctil y espontánea?! Me atrevería a decir que Maku no aceptaría estar en un circuito comercial, discriminando al sector al que más apunta.

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: