*** Octubre 2017 ***

No Avestruz (Humbolt 1857 – C.A.B.A), esta vez nos abrió sus puertas con una propuesta diferente. Acostumbrada a ingresar al espacio que es muy bonito e informal, me encontré con mesas ratonas, una iluminación tenue y velitas decorando dichas mesas. Había cuadros en las paredes y un aroma a que algo distinto pasaría.

Cerca de las 22 hs ingresó Julia Moro junto a los músicos: Rafael Varela (Guitarra), Juan Rivero (Piano), Andrés García Strauss (Acordeón, Flauta traversa y Melódica) y Gonzalo Rujelman (Percusión).

Las distintas melodías comenzaron a tejer una atmósfera donde “Y el amor” se hizo presente.

Esta canción, compuesta por ella, nos da una mirada diferente sobre la temática del corazón: (…) “la vida les marcó el juego y encontraron lo mejor, una mirada al cielo y el amor” (…).

Pero, inevitablemente, la melancolía y el dolor, llegaron de la mano de “Vete de mí” (Homero y Virgilio Expósito). Las marcas, imposibles de borrar, debieron taparse con una curita hasta la llegada de “Otro lado del puente” – tema compuesto por ella y basado en el amor de pareja, en las diferencias entre dos seres que siendo distintos, logran pasarla bien juntos.

Y siguiendo el transcurso de la noche, una noche plagada de vibraciones hermosas, pudimos escuchar el tango “Niebla del riachuelo” (Enrique Cadícamo-Juan Carlos Cobián). Tanto Julia como los músicos, estaban felices y se les notaba en sus rostros, en sus miradas.

El público, en su mayoría femenino, aplaudía, observaba y avivaba con gritos de euforia a la agrupación. Cuando me refiero a mayoría de público femenino, estoy diciendo que había un solo hombre, quien escuché en la fila que integra una orquesta en Rosario.

Otras de las canciones que también tuvimos el agrado de oír fueron: “Yo sé que vos podés” (Alba Estrella Gutiérrez-Juan Rivero), “¡Ay pena, penita!” (Quintero-León-Quiroga), “Y tan contenta” (Eduardo Mignogna-Paco Ortega) e “Hilandera del viento” (Alba Estrella Gutiérrez-Julia Moro).

El recital, con su iluminación en tonos rojizos, tuvo ese matiz durante toda la presentación de Julia Moro. El amor, el desamor, las idas y venidas en las almas, se pudieron escuchar a través de cada estrofa. Hilandera del viento, canción que da título a su disco, es esto y mucho más. Es hilar, unir, tejer y bordar cada punto, hasta que quede conformado en nuestra alma aquel “tapiz” que soñamos.

Hilandera del viento, es una manera de aceptar desafíos, objetivos y de transitar por la vida en las buenas y en las malas, solos o acompañados.

 Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Comentarios en: "Componer nuestra vida" (2)

  1. […] “El amor, el desamor, las idas y venidas en las almas. Hilandera del viento, es una manera de aceptar desafíos, objetivos y de transitar por la vida en las buenas y en las malas, solos o acompañados.” Mariela Gagliardi – Sabor a teatro Nota completa: https://saborateatro.com/2012/10/19/componer-nuestra-vida/ […]

  2. […] “El amor, el desamor, las idas y venidas en las almas.Hilandera del viento, es una manera de aceptar desafíos, objetivos y de transitar por la vida en las buenas y en las malas, solos o acompañados.”Mariela Gagliardi – Sabor a teatroNota completa: https://saborateatro.com/2012/10/19/componer-nuestra-vida/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: