*** AGOSTO 2020 ***

Entradas etiquetadas como ‘Velma café’

Minientrada

Cuarteto Chamuyo en Velma

El domingo 11 de noviembre a las 20 hs, presentará su nuevo disco “La casa invita”, en Velma Café (Gorriti 5520).

 

El Cuarteto está integrado por: Diego Weber (Saxo alto), Andrés Herrera (Saxo alto), Gonzalo Martínez (Saxo tenor) y Marcelo Garófalo (Saxo barítono).

Localidades $60.

Minientrada

Patricio Arellano tocará en Velma Café

El viernes 30 de noviembre a las 21 hs, se estará presentando Patricio Arellano en Velma Café (Gorriti 5520).

En el recital, cantará temas de su último disco llamado “Un león”, lanzando el 29 de agosto a la venta.

Las localidades cuestan $120.

Minientrada

Impocrash en Velma

Todos los sábados de noviembre, continuará el cuarteto de improvisación, en Velma Café. Las citas serán a la medianoche de los días 3, 10, 17 y 24. Las localidades cuestan $80.

 

Elenco: Rodrigo Bello, Luciano Barreda, Charo López y Paula Farías.

Minientrada

Sol Mihanovich sigue presentando El Juego

El martes 27 de noviembre a las 21 hs, estará, nuevamente, Sol Mihanovich junto a La Selección Invisible (Martín Canosa -teclados y programaciones-, Mu Sánchez -guitarras-, Matías Onzari -bajo-, Rodrigo Genni -batería- y Natalia Pellegrinet -coros-), en Velma Café (Gorriti 5520).

Las localidades cuestan $80.

Minientrada

Campa / Pichot en Velma Café

Ezequiel Campa y Malena Pichot seguirán con su show de stand up, en noviembre, los viernes 2, 9, 16, 23 y 30 a la medianoche. También los sábados 3, 10, 17 y 24 a las 21 hs.

Las localidades cuestan $95.

Velma Café (Gorriti 5520 – C.A.B.A).

Minientrada

Pancho Figueroa en Velma Café

Presenta su nuevo disco “Se va la segunda”, el 2 y 9 de noviembre a las 21 hs en Velma Café (Gorriti 5520 – C.A.B.A).

En el nuevo material, Pancho presenta a su nuevo grupo en el espectáculo, integrado por cuatro mujeres, quienes tocan: cello, viola, violín, bandoneón y bombo.

Algunas de las canciones que forman parte del reportorio serán: “La nochera”, “Merceditas” y “Piel de rancho”.

Las localidades cuestan $120.

 

Minientrada

Jazz around the world

Los miércoles 7, 14 y 21 de noviembre, a las 21 hs, se volverá a presentar el conjunto de jazz, en Velma Café (Gorriti 5520).

 

La agrupación está conformada por: Mabel Minuchin (Voz), Pablo Porcelli (Saxo y Dirección Musical), Sergio Pilipec (Piano), Chelo Rodriguez (Bajo) y Claudio Eidler (Batería).

Las localidades cuestan $80.

Minientrada

Julia Zenko presenta Juntas somos más

Los viernes 16 y 23 de noviembre, a las 21 hs, se estará presentando Julia Zenko en Velma Café (Gorriti 5520).

En esta oportunidad y, por primera vez, hará el recital junto a sus hijas: Laura González y Elis García.

Será un show muy especial en el que se festejarán los 30 años desde su primer disco “Vital” y, además, algunos temas de adelanto de su próximo cd.

Las localidades cuestan $120.

Minientrada

Amor de Primavera

El apellido Mihanovich es sumamente conocido en el ambiente artístico. No hace falta aclarar demasiado.

Si citamos a Sol, tal vez, algunos se pregunten quién es y empezarán a especular con que es la “nieta de”, la “hija de”, la “sobrina de”. Sinceramente, no me gusta hacer esas conexiones ni vínculos del árbol genealógico porque me pierdo y además le quitamos entidad a la persona.

Sol Mihanovich es una cantautora, que tiene grabado un EP, llamado “Cuadernos nuevos” (canción que, logicamente, hizo sonar) y que, en los próximos meses lanzará, por fin (en tono de súplica) su primer LP titulado “El juego”.

Esta noche se presentó junto a La selección invisible, en Velma Café. Apenas hizo su aparición en el escenario, las palmas comenzaron a sonar y los instrumentos a entonar melodías introductorias.

La banda está conformada por: Sol (Voz y Guitarra), Martín Canosa, (Teclados y programaciones), Mu Sánchez (Guitarras), Matías Onzari (Bajo), Rodrigo Genni (Batería) y Natalia Pellegrinet (Coros).

El escenario nos mostró a una Primavera incipiente, con flores en tonos de blanco, super delicadas. Las luces en tonalidades de rojo y violeta nos invitaron a vivir un show diferente.

“Este vals” fue el ingreso al recital y, de a poco, empezamos a saborear el gustito a romance con “Canción de amor”. Digno de una argentina que tiene bien ancladas sus raíces en el país, interpretó una versión diferente de “Tumbas de la gloria” (Fito Páez) y el corazón me estalló de felicidad ya que, también, es uno de mis temas predilectos del artista rosarino.

“La vida es sueño”, nos guió durante el recorrido y “Hoy me acordé de eso”, fue el pie para lo que estaba por venir.

El show tuvo varias sorpresas: una de ellas fue la participación de su papá, Vane, con quien interpretaron “Parte del aire” (Fito Páez). Y sí, se vibraba ese amor tan leal entre ellos, de tanta sabiduría y entendimiento. Luego llegó “Uh uh uh” e inmediatamente se empezaron a proyectar unas imágenes: fue uno de los regalos de la noche, ya que nos presentaron el video “Una hora más”, que será el hit del disco, seguramente.

En todo momento se sintió un clima muy ameno, de fiesta diría, donde queríamos más canciones y que el los sonidos no paren. Inclusive, Sol quería decir algunas palabras cada tanto, pero el pianista tan emocionado como estaba, continuaba el repertorio.

También, tuvimos el agrado de escuchar a Sandra Mihanovich junto a su sobrina, cantar el tema “Mis personas favoritas”, que Sol le dedicó a su abuela Moca. Es un poema donde su nieta relata cada momento de la infancia en el cual iba a San Pedro, los aromas a campo, los mimos de su nona, cómo la malcriaba cariñosamente.

Continuando por el túnel romántico, cantaron “Real Love” (John Lennon) y uno podría representar en su mente la imagen de encendedores prendidos o velas blancas, acompañando la tonalidad del amor dulce.

Toda la gama de canciones, tiene como tema central al amor: sea de pareja, de amistad, de seducción, de cariño. Es muy lindo sentir un trance,  que se va apoderando de nuestros cuerpos, involuntariamente, para trasladarnos a un paraíso donde solamente hay buenas vibras.

Una de las canciones que también nos dio otra visión del amor fue “Cuando manejás”, ya que trata sobre la apreciación que hace ella como mujer mientras su media naranja toma el mando del volante. Al presentar este tema, nos advirtió que es una canción machista. Lejos de tratar al machismo como se suele hacer, fue muy sutil lo que quiso transmitir.

Tuvimos el agrado de escuchar el tema “Tu amor” (Charly García), “Tres” y prosiguió “Fix you”, de Coldplay.

Cada acorde que se emite es una caricia más a nuestro corazón. Su voz, nos hace imaginar un mundo lleno de Paz, donde no existen los malos sentimientos. ¿Sería una utopía? Considero que no. Es rodearse simplemente de personas que latan en nuestra misma sintonía y nos aporten alegrías pequeñas día a día.

Muchas emociones juntas a lo largo del recital, invadieron a todo el público. Había familiares, amigos y seguidores de la banda.

Llegando casi al final del show, presenciamos “El juego” y, también, la canción del videoclip “Una hora más”.

Sin lugar a dudas, un momento muy tierno fue cuando su beba le entregó un ramo de flores a su madre artista. Con un año y tres meses, puede aplaudir a Sol – y a su papá que es el Bajista, reírse, tomar conciencia de cuando las estrofas iban dedicadas a ella y festejar la vida desde tan pequeña.

Pero no podían escaparse después de tremendo éxito… así que gritamos, aplaudimos y regresaron con un country muy divertido.

¿Seguirá el legado de los Mihanovich?

La música se lleva en la sangre, en los genes, en el alma. Componer no es para cualquiera ni por cualquiera. Con ganas, solamente, no se concretan los sueños.

El de nuestra cantante, hace rato que sigue por un sendero de luminosidad. Pronto tendremos su disco y festejemos la Primavera que es la estación que pega justo con su forma de vestir, de lookearse y de despertar ante el universo.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Un diálogo entre instrumentos

Seguramente los seguidores y amantes del blues, habrán escuchado nombrar a Mariano Slaimen.

Su armónica, logra definir un estilo muy especial en el cual se mezcla el Funk y Soul, principalmente.

Mariano se presentó, ayer, en Velma Café, junto a la R & Band; la cual está conformada por: Matías Méndez (Bajo), Mariano Sanci (Batería), Silvio Marzolini (Teclado) y Juan Manuel Torres (Guitarra).

Recorramos algunos de sus hitos como músico. Participó en el Chicago Blues Festival USA, Koh Samui Jazz & Blues Festival (Tailandia), John Lee Hooker Anniversary, San Francisco (USA). En Argentina, estuvo en La Trastienda, Teatro el Círculo (Rosario) y en el ND Ateneo.
Posee dos discos propios (Misty Blues, 2001 y Al límite, 2010) e intervino en ocho de  importantes artistas nacionales e internacionales, a detallar: El jazz en las venas (Jorgelina Aleman), Gabriel Cabiaglia, Colors of the blues (Zakiya Hooker), Keep in it reel (Zakiya Hooker), Planeta Mongo (Silvio Bonnet), La Santa Rita (Mariano Gianni), Nasta Super (Tiempo perdido) y Bass Boost (Matías Méndez).

Su último disco solista, “Al Limite”, de Soul y Funk, sale del molde convencional de la armónica donde se prioriza el groove y la melodía – con versiones propias y clásicos de Tom Jobim , Stevie Wonder e Ivan Lins.

Si no pertenecés a este pequeño gran mundo del Blues, tal vez no te interese esta nota. Pero si la estás leyendo, quizás te intrigue lo que está por venir.

Tocaron temas de su último disco “Al Límite”, en el cual intervinieron músicos muy destacados, que a su vez han estado junto a otros grandes artistas: Matías Méndez (Luis Alberto Spinetta), Jota Morelli (Fito Páez, Al Jarreau), Javierv Lozano (Luis Salinas), Álvaro Torres, Ayelén Zuker – con mezcla y masterización de Nacho De La Riega.

Nos trasladamos unas décadas atrás, para vivenciar una noche mágica, llena de swing. Mariano Slaimen no solo tocó la armónica de una manera romántica, sentida y placentera, sino que nos demostró que su voz también está preparada para el canto. De dónde saca tanto aire para no cansarse, es un misterio. Hasta a los cantantes profesionales se les siente la agitación en sus cuerdas vocales, cuando no oxigenan bien… pero este músico es un caso aparte.

Abrieron con el tema que le da nombre a su disco, a modo de introducción. Luego tocaron “Velas” (de Iván Linz) y continuaron con “24 de marzo” (con autoría de Matías Méndez).

Lo sorprendente del recital fue el diálogo que se estableció entre Guitarra y Armónica, super entretenido y dinámico. Esto es un fiel reflejo de que la palabra puede quedar en un segundo plano o silenciarse directamente.

También existieron conversaciones entre el Teclado, el Bajo y la Batería. Y, de esa forma, todos pudieron lucirse. Ninguno de los artistas intentó sobresalir por sobre el resto y eso fue maravilloso ya que un buen equipo precisa de compañerismo y no de competencia escénica.

Juan Manuel Torres, estaba feliz. Eso se le notaba en el escenario. Él y sus 6 cuerdas, establecieron durante todo el show, un vínculo muy estrecho, en el que se sonreían con el alma. Sin lugar a dudas, es el lugar de ambos y lo lograron transmitir al público, quien aplaudió todos sus solos.

Con respecto a Matías Méndez (Bajo), es músico sesionista y participó como artista en Escalandrum, Ernesto Snajer, Lito Vitale, Nico Cota, Santiago Vázquez y el grupo Ramón, Hora Cero, La Sandunguera, Guillermo Klein, Argentos, Las Zarigüellas y Bahiano, entre otros.

Y el Baterista, ¿a que no se imaginan quién es? Mariano Sanci. Quizás lo recuerden en el programa de Susana Giménez o en  el grupo Sabrosas zarigüellas o junto a Soledad Pastorutti, Palito Ortega, Pablo Tamagnini, Puma Rodríguez, entre otros.

Por otro lado, Silvio Marzolini, además de ser un excelente pianista, tocó en Los Piojos y tiene su propia banda llamada Un perro y la vieja escuela del funk, tocó junto a Daniel Alambre Gonzáles, uno de los mejores guitarristas de la Argentina.

La noche siguió avanzando de la mano de “Inutil Paisagem” (una canción con estilo funk y en portugués). Pero un momento muy especial fue cuando Mariano le cantó a su hijo “Juan Cruz”. El pequeño, en brazos de su mamá, estaba dormido, pero la melodía lo despertó y comenzó a aplaudir su homenaje.

También nos deleitó con “Let’s stay together”, “Ta ta you Johnny guitar Watson”, “Let’s get it on” yPlay your game Barry White”.

Tuvimos la oportunidad de estar presentes en un recital instrumental y vocal, muy completo. Como siempre, uno se queda con ganas de más y para eso escuchamos un solo de armónica, luego sonó un tema como del lejano oeste llamado del estilo de  TBone Walker, en el que tuvimos que contenernos las ganas de bailar.

Llegando ya al final, nos dieron la sorpresa de invitar a Adrián Jiménez y Mariano Cabrera (armoniquistas), quienes fueron improvisando entre los tres, acompañados por el resto de los músicos.

Pero, la banda no querían irse y nosotros tampoco queríamos que lo hiciera, así que los sonidos siguieron reproduciéndose como en un mundo mágico, donde todo es bello, al son de “Funky blues” y “Shuffle”.

Lo único que podría decir que le faltó al espectáculo es un espacio para que pudiéramos danzar junto a ellos. El resto, es uno de esos recuerdos para guardar en el cofre de la alegría y satisfacción.

Mariela Verónica Gagliardi

 

Nube de etiquetas