*** Junio 2017 ***

Entradas etiquetadas como ‘Belén Pasqualini’

Minientrada

Dennis Smith presenta el ciclo Una Voz en El Cultural San Martín

una-voz

::ESTRENO::

VIERNES 3 DE FEBRERO

21.00 HORAS

EL CULTURAL SAN MARTIN

Sarmiento 1551

¡CINCO ÚNICAS SEMANAS!

DENNIS SMITH

VIRGINIA SMITH

BELEN PASQUALINI

EN

UNA VOZ

DIRECCIÓN GENERAL

DENNIS SMITH

A partir del viernes 3 de Febrero, en El Cultural San MartÍn, Dennis Smith presentará “Una Voz”, un proyecto de trabajo sobre la voz humana en escena. Se trata de un ciclo de obras que reúne tres unipersonales escritos por sus propios intérpretes, bajo la dirección del propio Smith.

“Karma y Yo”, “Christiane” y “Negra” son los tres espectáculos que se podrán disfrutar en el marco del ciclo que se presentará por cinco únicas semanas con los protagónicos de Dennis y Virginia Smith y Belén Pasqualini.

Fiel a su estilo, el multifacético actor, autor, director, compositor y cantante, que supo desplegar su talento en espectáculos como  “Sally”, “Ni con Perros, ni con chicos”, “Boyscout”, “…y un día Nico se fue” y actualmente en “Casados sin hijos/Somos Childfree” en el Paseo La Plaza, entre otros, vuelve a sorprender con una propuesta innovadora en escena.

El ciclo dará lugar al reestreno  de  “Negra”, uno de los espectáculos de Smith más aclamados por la crítica y el público.  La obra, que realizó exitosas temporadas entre 2012 y 2016, se presentó en numerosos festivales y obtuvo 3 nominaciones a los Premios Hugo, se presenta por primera vez en el Cultural San Martín. A su vez,  “UNA VOZ” será la plataforma de estreno de “Karma y yo”, de Virginia Smith, desarrollado en la prestigiosa Royal Academy of  Dramatic Arts de Londres, y de “Christiane”, de la ascendente actriz de teatro musical Belén Pasqualini, quien formara parte de “Love musik”, “Forever Young”, entre otros.

“Una Voz” es el resultado del trabajo que su director ha realizado en torno al fenómeno de las voces singulares, tanto desde lo narrativo como desde lo performático. “Una Voz” tiene por objetivo recorrer trabajos que pongan en eje relatos de voces singulares, cada una en su espacio, con su historia y su catarsis.

una-voz2

KARMA Y YO

De Virginia Smith

* Desarrollada como Becaria en la Royal Academy of Dramatic Arts, Londres

Con Virginia Smith

Dramaturgia Virginia Smith

Diseño de Iluminación Claudio Del Bianco

Asistencia en Diseño de Iluminación Facundo David, Martin F. Paponi

Comunicación Web Enchulame Social Media

Gráfica Internet URL / IURLAD

Producción General & Dirección Dennis Smith

FUNCIONES: VIERNES 21.00 HORAS   

SINOPSIS

Mía llega a casa y descubre que Peter, un cantante callejero al que llevó a vivir a su casa, le robó todo. El espacio vacío y silencioso llevarán a Mía a hablar sin parar con Karma, su camarón. Karma y Yo es una comedia sobre las pequeñas tragedias cotidianas ¿Cómo se siente no encajar y querer conectar desesperadamente con otros seres vivos?… Y sobre todo… ¿Qué pasa cuando la única posibilidad que tenés de hablar de tu vida, es con un camarón?

***

NEGRA

De Dennis Smith

Con Dennis Smith y Agustín Buquete

Dirección Musical Agustín Buquete y Fernando Losada

Asistencia General: Agustina Nazar Anchorena

Supervisión Actoral: Lourdes Invierno

Diseño de Luz: Claudio del Bianco

Fotos: Débora Ramos

Diseño Gráfico: Darío Katzev para TRINEO.COM.AR

Arreglos Musicales: Agustín Buquete & Fernando Losada

Vestuario: CONVERSE Argentina

Dramaturgia, Dirección & Producción Dennis Smith

FUNCIONES: SÁBADOS 20.00 HORAS

SINOPSIS

“NEGRA” es un ejercicio catártico dictado por un chamán que sucede en pleno Miami Beach, donde todo es fantástico, excepto la sala de espera en la que trascurre esta obra. “NEGRA” entrelaza canciones y desahogos, culpas y perdones: todos los desórdenes posibles que amerita una despedida. “NEGRA” es el reflejo de una voz que corre y nace de lo que parece ser un río seco y resulta caudaloso.

***

CHRISTIANE. UN BIO-MUSICAL CIENTÍFICO

De Belén Pasqualini

Con Belén Pasqualini

Dramaturgia Belén Pasqualini

Dirección musical Belén Pasqualini

Diseño de Iluminación Claudio Del Bianco

Asistencia en Diseño de Iluminación Facundo David, Martin F. Paponi

Comunicación Web Enchulame Social Media

Gráfica Internet URL / IURLAD

Producción General & Dirección Dennis Smith

FUNCIONES: DOMINGOS 18.00 HORAS

SINOPSIS

Christiane es la vida de Christiane Dosne Paqualini, una figura fundamental a nivel internacional en la investigación de la leucemia. Christiane nos sumerge en el viaje de su protagonista, quién, cual amazona salvaje, llega a las pampas en 1942, becada, para sumarse a las filas de Bernardo Houssay. Su pasión por los ratones de laboratorio y su vida, que atraviesa buena parte del siglo 20, son de un vigor y humanidad apasionantes. Científica, madre, esposa, Christiane. Un bio-musical científico, es una gran excusa para conocer a una mujer única.

PALABRAS DEL DIRECTOR

DENNIS SMITH

“A lo largo de los años me he sentido muy interesado en la búsqueda de una voz propia, personal, tanto como cantante, actor, dramaturgo y director. A su vez, me ha interesado especialmente escuchar y captar voces singulares como lector, como espectador, como consumidor. Es curioso, quizá se deba a que principalmente soy cantante, y en mi camino profesional desde muy chico he tenido que enfrentarme al mundo en bastante soledad.”

FUNCIONES Y HORARIOS

KARMA Y YO

Virginia Smith

VIERNES 21.00 HORAS   

NEGRA

Dennis Smith

Guitarra: Agustín Buquete

SABADOS 20.00 HORAS

CHRISTIANE

Belén Pasqualini

DOMINGOS 18.00 HORAS

LOCALIDADES $130 PESOS.-

En venta en las boleterías del Cultural – todos los días de 11 a 21h – o de forma online en: www.tuentrada.com

EL CULTURAL SAN MARTIN

Sarmiento 1551

www.elculturalsanmartin.org

INFORMES 4374 1251

Minientrada

Una transformación radical

lord1

ficha-lord“Le pedí a Dios que me dejara estrenar esta obra”. Esas fueron las palabras que dijo al final de la función el creador del musical Lord: Pepe Cibrián Campoy.

Si así hubiera comenzado, nuestros ojos se habrían empañado de lágrimas sin dejaron ver la magnitud de la historia.

Dejando de lado la enfermedad que tiene Pepe, en primera instancia hay que aplaudir y celebrar junto a él la vida. Porque hay que tener pasión por lo que se hace para subirse al escenario, cantar y actuar; desplazándose de un escenario a otro, de un ambiente a otro, de una época a otra.

Celebrando navidades de antaño, con vivos y con muertos. Sin temerle a Lady Parca, acercándose a ella, siendo asesorado por ella, creyendo que siempre se está a tiempo para cambiar, para decidir ser una mejor persona, un humano que no solo es avaro sino padeciente. Porque tantas veces a los mortales nos cuesta asumir el dolor y el sufrimiento; creyendo que lo mejor es simular una sonrisa por más que el corazón se encuentre roto en pedazos.

¡¿Qué decir de la puesta en escena?!

Maravillosa, con unos relojes de diferentes tamaños (de los que se observa su correspondiente engranaje), con los luces alrededor de diferentes tonalidades, con unas sillas de estilo, con unos vestuarios asombrosos que recrean momentos especiales del musical y su historia.

Lord es una comedia musical para sensibilizarse, para amigarse con el pasado, para llorar si es necesario y, por sobre todas las cosas, para perdonarse.

Él es avaro. Sí, es muy materialista y pareciera ser que su vida gira en torno al oro, al maltrato para con sus sirvientes y al deshonor que tiene hacia el prójimo. Cabe aclarar que nada de eso es real. A veces es más simple no tener vínculos cercanos e íntimos para evitar desilusiones futuras; sin tener en cuenta que el no tenerlos nos puede hacer aún más desdichados.

Porque las lágrimas de Lord son de congoja, de ocultarse tras la fortuna económica, de negar el paso del tiempo y a su familia, de recordar que su mujer e hija ya no están en este mundo y, sin embargo, continuar con el maltrato hacia todo el que se le cruza en el camino. Pero, un buen día, la muerte se le presenta delante y ahí no le queda más alternativa que amigarse con ella para tener una agradable partida.

La orquesta a cargo de Santiago Rosso compone la atmósfera necesaria para convertir la muerte en la poción más atractiva, seductora y cautivante; permitiéndonos disfrutar de distintos ritmos. Así, de la mano de la directora Valeria Ambrosio es que todo resulta perfecto, impensado y muy sensible.

Quisiera poder transmitir la atmósfera de sensaciones vividas en el Teatro Astral y se me hace imposible. A veces quisiera tener un recipiente en el que juntarlas para poder volcarlas en papel. Como los aromas aún sin fragancia y todo síntoma de buen o mal augurio.

Lord es un hombre que tiene todo y más para ser feliz pero que no supo aprovecharlo. Entonces, lo único que le queda por delante es preparse para tener una mejor muerte. Porque algo pareciera existir del otro lado de la frontera. Algo que le ponga el hombro en el cual descansar, por más que no pueda llevar consigo todo el dinero acumulado. Un tiempo que transcurre, que gira, que ya no vuelve y con el que ya nada se puede hacer. Un humano que sufre pero que logra revertir las agujas del reloj para ser feliz y seguir de pie dándonos la calidez de sus espectáculos musicales.

Con respecto a las interpretaciones, es posible deleitarse con cada una de ellas. Sin embargo, Diego Bros hace un trabajo tan brillante como cada uno de los personajes que compone, demostrando su destreza física que logra transformarlo en lo que quiera y como quiera. ¡Su cuerpo y su voz están a su merced! Belén Pasqualini convierte su voz en evocación y mantiene un cuadro junto a su padre que también induce a la transformación. Damián Iglesias conmueve como siempre con su encanto, Jimena González le devuelve la ternura y compasión a su abuelo y así cada uno de los actores consigue lucirse en algún momento de la obra; conformando un conjunto de retazos que, cuando están listos, podrán ser soltados al aire para que el más afortunado los tome y construya su propio destino.

Sin Georgina Barbarossa el aire renovador, fresco y chispeante no podría conseguirse. Es el alma de la muerte pero renovada. Una muerte a la que no es posible temerle sino que invita a la reflexión y al disfrute.

Claro que el resto del elenco brilla también, tiene su momento de esplendor, de demostrar su canal vocal de, en conjunto, danzar unas coreografías muy atractivas y de plasmar la magia de la Navidad en todo momento.

Porque una de las preguntas que surgen cuando se acerca dicha fiesta es qué cocinará cada uno. Y la presencia del pavo pareciera no poder eludirse. Pero, un brindis -aquel que nunca tuvo- consigue recrearse. Entonces, este hombre que simulaba frialdad no es más que un niño en busca de alegrías, de crear lazos por doquier y de mirar hacia adelante.

Solo así, la muerte no lo sorprenderá sino que lo invitará a un nuevo amanecer.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Repensando el sistema educativo

FB_IMG_1470166250364

En ciertas ocasiones, hay tantas verdades por comunicar que, para que suenen más sutiles y lleguen a un mayor caudal de personas se utiliza el canto. Pero el canto como modo de evocar, de buscar, de indagar, de convencer acerca de determinadas cuestiones sumamente importantes para el desarrollo humano. Sin lugar a dudas que la educación es esencial en esta vida.

Aunque, la educación, no tomada como sinónimo de escolarización sino de ensañanzas impartidas de unos a otros o asimiladas de diversas maneras.
Mundo redondo (de Roberto Peloni) no es solo un homenaje a la poética y música del reconocido grupo de rock nacional (Redonditos de Ricota) sino un modo de quitarle polvo a tantos temas supuestamente archivados.

Así es como se puede disfrutar plenamente de un musical -con letras famosas, de Patricio Rey, aggiornadas a las escenas en que se va desarrollando la controversial historia-.

Un grupo de estudiantes se rebela contra el sistema tradicional y todo el orden establecido empieza a ser juzgado una y otra vez… hasta que el rebaño deja de obedecer y empieaz a pensar. Diferentes tipos de manipulación que hacen someter a los más débiles e ignorantes, son mostrados con total crudeza y el musical toma el vuelo necesario para que toda la pasión reinante en la juventud pueda hacerse cargo de lo que le toca: del poder real que tiene para conseguir cambiar lo que no ayuda en absoluto al aprendizaje.

La figura de la maestra-directora que con su puntero señala, determina, ejecuta y aniquila.

Y vas corriendo a la deriva (Ji ji ji), es una de las frases que más resuenan en mi cabeza, como pudiendo imaginar que la ficción y la realidad se fusionan en un punto medio en que ya no se distingue el pesar del asombro, la irremediable de lo inmediato, lo fugaz de lo eterno.

Correr para escapar, pero sin saber a dónde ir, sin comprender para qué sino solo un supuesto por qué.

Mientras los cuerpo simulan su desnudez, desprovistos de ropa que los cubra, éstos se unen, se distancian, danzan, ocupan un pupitre y caen rendidos al suelo: como un rebaño, como un único rebaño.

Talento y más talento, como si se tratara (y efectivamente lo es) de un semillero de artistas que todo lo pueden.

Imposible resaltar a uno por encima de los demás ya que es un trabajo teatral exquisito, perfecto y que dan ganas de ver más de una vez. Como una rueda de ferrocarril que nos va llevando hacia uno u otro lugar, apoyándose en en argumentaciones melódicas que hacen más llevadera la temática vigente. Así, el control, la manipulación, la digitación y el deseo de una minoría “poderosa” puede vislumbrarse en escena; y, su contrapartida se observa en esos cuerpos gastados y cansados de obedecer sin recompensa alguna.

Las voces se hacen eco y los arreglos musicales surten un efecto ideal para que Mundo redondo sea una exploración hacia diversos planos de la vida, del que se van ramificando subtemas, hasta concluir sintiendo la naturaleza, sus fragancias y frescura.

Destreza es lo que sobra y sueños por cumplir es lo que se espera, aunque mínimamente giren en torno al respeto por el “otro”, un otro que escucha, que siente, que ve y que, por sobre todas las cosas, existe.

El mundo es de la forma que cada quien pueda imaginarlo, pensarlo y reformularlo. Esto es lo que Los redonditos de ricota hicieron a lo largo de su larga carrera musical y es lo que el gran Peloni logró capturar.

Esa esencia infinita que huele a todo lo que cada humano pueda absorber en su memoria y corazón.

Idea, puesta en escena y dirección general: Roberto Peloni
Elenco: Ana Victoria De Vincentiis, Paula Dopico Díaz, Agustina “Seku” Faillace, Carolina Gómez, Laura Manzini, Ignacio Mintz, Belén Pasqualini, Roberto Peloni, Francisco Ruiz Barlett
Arreglos vocales: Raúl Oliveira
Arreglos musicales y versiones: Javier Arias

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Elena Roger regresa al teatro con Lovemusik

lovemusikCon la música inolvidable de KURT WEILL

ESTRENO 1 DE MARZO DE 2016

Elena Roger regresa al escenario de Buenos Aires – luego de su aclamada consagración con “Piaf” – para protagonizar LOVEMUSIK con música de Kurt Weill y libro de Alfred Uhry, bajo dirección de Jonathan Butterell (“La Novicia Rebelde”) y producción general de Pablo Kompel y Ricardo Hornos. El estreno será el 1 de marzo de 2016 en la Sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza.

LOVEMUSIK es la verdadera y conmovedora historia de Lotte Lenya y Kurt Weill; y la música que amaron y compartieron. A través de la memoria de Lenya descubrimos esta relación tormentosa, apasionada y despareja, que transcurrió en la vertiginosa primera mitad del siglo XX entre Berlín, París, Hollywood y New York. LOVEMUSIK cuenta a la vez la historia de la prolífica y revolucionaria colaboración entre Kurt Weill y Bertolt Brecht, y por tanto la génesis de obras emblemáticas como “La Opera de los Tres Centavos” y “Mahagonny”; la huida de ambos de la Alemania Nazi, y sus vidas posteriores en Estados Unidos. LOVEMUSIK recorre las maravillosas canciones de Weill que van desde lo romántico a lo dramático, lo cínico a la comedia, incluyendo clásicos como “Mack the Knife”, “Alabama Song,” “September Song,” “Speak Low,” “Je ne T´aime Pas”, entre muchos otros.

Además de Elena Roger en el rol de “Lotte Lenya”, el elenco está integrado por Esteban Meloni (“Kurt Weill”), Diego Mariani (“Bertolt Brecht”), Luciano Bassi; Ana Fontán, Rosana Laudani, Belén Pasqualini, Mariano Taccagni y Néstor Sánchez. La dirección musical está a cargo de Gerardo Gardelín.

Las funciones de LOVEMUSIK se realizarán de martes a domingo en el Paseo La Plaza.

Martes a Jueves 20.30 hs. / Viernes 21 hs. / Sábado 20 y 22 hs. / Domingo 20 hs.

Entradas desde $ 500.

Una producción de PABLO KOMPEL y RICARDO HORNOS

ELENA ROGER

LOVEMUSIK

Libro de ALFRED UHRY Música de KURT WEILL

Versión de RICARDO HORNOS y PABLO KOMPEL

Sugerido por la correspondencia entre Kurt Weill y Lotte Lenya

Dirigida originalmente en Broadway por HAROLD PRINCE

DIEGO MARIANI como Bertolt Brecht

LUCIANO BASSI ANA FONTAN ROSANA LAUDANI

BELEN PASCUALINI MARIANO TACCAGNI NESTOR SANCHEZ

GERARDO GARDELIN (Piano y Dirección)

EZEQUIEL FINGER (Teclados y Percusión) VANESA QUARLERI (Cello)

MIGUEL ANGEL TALLARITA (Trompeta y Flugelhorn) INTI NICOLAS SABEV (Clarinete)

Prensa: SMW Press.

 

Minientrada

Un baño de juventud

Forever young1

La música como herramienta fundamental para alegrar corazones y demostrar cuán necesaria resulta en la vida. La música como disparadora de ideas renovadoras, como trampolín para montar la obra, en vida, más sensacional.

“Forever Young” (escrita por Eric Gedeon y dirigida por Daniel Casablanca) es una obra de teatro musical que representa a un grupo de ancianos, muy particulares, los cuales viven en un geriátrico que se debate entre lo que debe ser y lo que es. Paco Mir, Joan García, Carles Sans, Pablo Kompel, Sebastián Blutrach y Daniel Casablanca; son los responsables de esta adaptación que permite sentirla más local que la original. Una enfermera, a diario, intenta poner orden a estos viejitos -tan simpáticos- que pretenden rejuvenecer, constantemente, a partir de las melodías interpretadas por el pianista Gaby Goldman.

Las jornadas transcurren de un modo lineal y reiterativo, en que los ancianos toman sus medicinas, hacen ejercicios para estirar las articulaciones y coordinar movimientos. Pero, en cuanto la puerta se cierra, comienzan la fiesta cotidiana en que unos bailan, otros posan, otros demuestras quiénes son y, los demás, acompañan con sonrisas. Cada uno tiene su momento de lucidez, en que recuerda el pasado de la mejor manera, cuando las canciones de los setenta -en adelante- surgen en el aire, para mimetizarse con sus estados de ánimo, sus costumbres, sus raíces y sus identidades. Se puede disfrutar de Belén Pasqualini y Mariela Passeri, quienes lookeadas de una manera tan excéntrica, consiguen las carcajadas del público desenfrenadamente. De un Walter Canella, envejecido y travieso. De un rockero como Germán Tripel que demuestra cómo aún crecidito puede seguir siendo ordinario. De un marido correcto como Christian Giménez y de una enfermera piadosa como Andrea Lovera. Todos, absolutamente todos, conforman un dream team fenomenal, consiguiendo personajes distintos e interpretaciones bien logradas. Esto es un éxito y no solo por la sala que aplaude sino por la unidad entre ellos, por la pasión dejada en el escenario y la mascarilla de oxígeno olvidada de usar. Imposibles anotar todos los nombres de tantas canciones que suenan a lo largo del musical, evocadas naturalmente por estos personajes que se compran nuestros corazones y de quienes deseamos aprender ciertas cosas para disfrutar llegado el momento. Pero, algunos de los más conocidos y que resuenan en el ambiente son: I love rock & roll, Roxanne, Sweet dreams, Get up stand up, Smells like teen spirit, Bridge over troubled water, Barbie girl, I will survive y Forever young.

Canciones del género pop y rock, enteras, fragmentadas, amadas antes y ahora. Necesarias para que los dolores físicos no los traumen, copitas de vino para calentar esos músculos entumecidos y castigos oportunos para que sientan el rigor en algún plano de sus vidas. Un rigor que, desde ya, es solo a modo de aprendizaje.

Cabe resaltar uno de los mejores momentos de la historia que ocurre cuando montan una obra, espontáneamente, con diálogos y todas aquellas acciones que quieren darse el gusto de llevar a cabo. Una torre humana que se desvanece como sus pieles suaves, como la fragilidad de sus huesos al caer, como el tirano paso del tiempo que les avisa sobre su vejez -una vejez innecesaria-.

El pasado no podrán recuperarlo, pero sí todo aquello que los enorgullecía y que les permitía seguir adelante.

Una muestra de cómo exprimir la vida al máximo, a pesar de cualquier enfermedad que se pueda tener, valorizando cada minuto y haciéndole sentir al corazón que son por siempre jóvenes, por siempre bellos y por siempre vivos.

Entre el idioma inglés y el castellano, se va dibujando un mural de colores en que estos artistas se convierten en los protagonistas de sus propias vidas. Como deberíamos serlo todos. Quizás, por haber vivido demasiado, ya no le teman al ridículo, al papelón ni al qué dirán.

Del orden, al desorden, de la rigidez al desdoblamiento, de la seriedad a la risa eterna y de la vejez a la juventud.

Ellos son más jóvenes que cualquiera porque han aprehendido y ahora están de vuelta. El geriátrico es lo que menos les importa. Ese lugar es su casa, como podría serlo cualquier otro espacio. Lo relevante es que supieron absorber las fragancias y melodías para nunca sentirse solos.

ficha Forever young

Mariela Verónica Gagliardi

Nube de etiquetas