*** Octubre 2017 ***

img_20160913_165514_459

Los textos de Patricia Suárez reflejan realidades, tan crudas y concretas, que resulta imposible escaparse de ellas, huyendo. En esta oportunidad, la dramaturgia El escorpión, demuestra cómo tres hermanos que fueron criados por los mismos padres y bajo las mismas reglas pueden convertirse en su adultez en seres tan diferentes e incluso imposibles de ser asociados como familiares de idéntica sangre.
Esta obra, dirigida por Claudio Aprile y protagonizada por tres actores (Maru Costas, Cynthia Mykietyn, Alejandro Curlane) que consiguen transmitir, principalmente, la esencia de quienes son; nos llevará a lo más íntimo de un clan perdido en La Pampa de los años 40. Estos artistas tienen sus momentos para lucirse y escenas en las que, por la tiranía del relato, vayan destacándose uno por sobre el resto. Resulta admirable el personaje compuesto por Maru Costas, quien logra un remate fiel a lo que venía elucubrando desde un comienzo, haciendo derretir su poca cordura y fundiéndola con la más temible locura e ira, sin poder distinguir entre la realidad real y un ilusionismo originado por su propio desequilibrio.
La locura, la obstinación, el desarraigo, y la terquedad se apoderan de los tres hermanos impidiéndoles ver con los ojos del amor y quitándoles la oportunidad de reivindicarse de algún modo.
Se sabe que las cuestiones de herencia son problemáticas, por lo general y el dinero puede arremeter contra toda dignidad.
Esta es una historia para sentir, para entornar los ojos y escuchar esas voces colmadas y rebalsadas de dolor, de un dolor tan pero tan profundo que resulta imposible de soslayar. Si ellos tuvieran las herramientas para pensar con claridad, para no dejarse llevar por dichos de terceros y actuaran como humanos; tal vez hallarían el valor para ubicar en cada lugar los sentimientos en carne viva que no pueden cicatrizar ni ahora ni después.
Con respecto a la puesta en escena, el director consigue utilizar la sala 3 del Teatro La Comedia a su antojo y lo digo de este modo porque podemos sentirnos como en casa, como en un living desde el que presenciamos una eterna pelea familiar que no se resuelve como debería. A la puesta la acompaña una iluminación tenue en sepia que tiñe oscuridad el ambiente, convirtiendo las acciones en una fotografía estática, reiterativa y que gira como un círculo vicioso, enturbiando el ya pesado aire.
Los escorpiones son reconocidos por su color negro y por clavar un aguijón. Esta es la síntesis de los arácnidos asociados con el horóscopo, con un estilo de personalidad y con el accionar de algunos seres humanos que utilizan la venganza y el delirio para construir su presente y futuro.
Solamente considero que existe algo a tener en cuenta en referencia al timing entre las escenas, para que el relato pueda entenderse al culminar cada una de éstas y no parezcan falsos finales.
Esta dramaturgia tiene dos visiones: una en la que deberíamos seguir el relato de la hermana mayor y otra en la que nuestro foco debería estar centrado en el hermano. Cada quien podrá escoger, argumentar y justificar. En lo que respecta a mi sentir, considero que el hermano es el único que ha cuidado de sus padres hasta el último momento y no existe manera de culparlo. Como él menciona en varias ocasiones, sus dos hermanas estuvieron ausentes y jamás ayudaron. ¿Por qué entonces tildarlo de ladrón y/o asesino?
Dinero, hectáreas, cuentas que no cierran y el deseo del peor final para quien se considera la oveja negra.
Mientras los vestuarios de luto deberían mostrar tristeza, la pelea final se cobrará una víctima.

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Comentarios en: "La amargura de existir" (1)

  1. Muchas gracias, Mariela, por tus palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: