*** Octubre 2017 ***

Horus10

El teatro musical tiene un encanto muy especial, se trate de un clásico o producción propia. Esas melodías, esos cantos que se entrelazan con diálogos -como en la vida misma, como en la realidad, como si fuera más fácil de expresarse, vocalmente, que solo hablando-.

“Horus” (escrita por Cesáreo Alfonso García y Pablo Flores Torres, dirigida por éste último) demuestra que la mitología egipcia se puede transmitir y dar a conocer de una forma fenomenal, entretenida y muy suspicaz.

Teniendo como protagonistas a Marisa Provenzano (Isis) y a Horacio Vay (Thot), es imposible que los espectadores no disfruten.

Un elenco enorme convierte a Horus en una puesta en escena bien de oriente, con detalles finamente escogidos, interpretados, actuados y revelados durante la historia.

Una encantadora dramaturgia se puede presenciar a lo largo de casi dos horas de duración y, es increíble, cómo el resumen logra comprender a los principales dioses egipcios.

Están presentes Horus, Isis, Seth, Anubis y Thot, entre algunos de los más importantes aparecidos en escena.

Desgarradoramente, un niño debe separarse de su madre para que sus vidas no corran peligro. Este es el ícono más importante y trascendente del musical y, a partir del cual, este pequeño se irá convirtiendo en un excelente guerrero.

Horus era el Dios más antiguo con forma de halcón. Éste, tuvo el honor, la destreza y la valentía de luchar contra Seth -el gran enemigo de su padre (Osiris) y hermano de éste-, para recuperar su trono.

Mostrando las sanguinarias y macabras luchas de aquel entonces, quitándose los ojos y órganos del cuerpo; en esta historia se puede observar que no hacen falta armas de fuego para defender el propio pellejo ni el ajeno, que el saber artes marciales es condición sine qua non.

Una misma dinastía, que rivaliza por poder, por ocupar un trono, por quedarse con algo que no le pertenece. A cambio, la energía desmedida de uno sobre la humildad del otro. El deseo de acabar con su misma familia con tal de hacer prevalecer sus caprichos.

Horus protegía al Alto Egipto mientras Seth lo hacía con el Bajo Egipto. Pero, además de guerras, destierros y dolor; los romances no podían estar ausentes para traer un poco de amor y nostalgia a la pieza teatral.

Horus niño y Horus adulto, tienen dos interpretaciones reveladoras. Por un lado, la presencia de Kevin La Bella quien se luce como pequeño guerrero, muy firme en escena y logrando cautivar al público. Y, con respecto al adulto, Emilio Yapor, continúa con la excelencia anterior, dotando a su cuerpo de destreza física y vocal. Ambos, se encuentran en una escena que se presta para la reflexión, durante la cual el niño le recuerda quién es y cómo debe seguir su camino. Esos recuerdos, tan presentes, seguro permanecerán por siempre en quienes vean esta obra.

En el libro sagrado figura quién debe contraer matrimonio con quién, haciendo que quienes deseamos que estén juntos -por cuestión del destino- no lo estén; dándole paso a otros seres que no imaginamos terminarían juntos.

El ex mosquetero Pablo Torres, ideó un musical que merece ser conocido por todos los amantes de la mitología y, también, por todo seguidor de este género artístico. Su firmeza en las tablas le otorgan la varita mágica, aunque en este caso se trate de una espada.

La oscuridad llegó para quedarse y las velitas -que pueden verse en manos de las musas-, no podrán ser apagadas. El deseo de tener al sol no será tarea sencilla, aunque no imposible.

Thot será el encargado de plagar con sabiduría a Egipto, a sus dioses y a todo guerrero que pretenda adquirir estos conocimientos. Mujeres y hombres combatirán hasta el cansancio, enseñándose, unos a otros, todo lo indispensable como para no ser vencidos.

Decorará este gran despliegue una gran combinación de luces, que titilarán cuando la acción estalle o se posarán con el color indicado para enaltecer a quien tenga la palabra. Hathor (Eluney Zalazar) danzará, demostrando cuán bien lo hace y logrará encontrar el amor en el dios que ansíe como esposo.

Neftis (Penélope Bahl), diosa de la oscuridad intentará, por todos los medios, crear confusión entre los hombres para que no vean quién es en verdad, quién es su hijo Anubis (Facundo Miranda), quién es el padre de éste y a quién pretende exterminar.

Mientras tanto, hermanos, primos y ex parejas desatarán una batalla campal, contextualizados por faraones, mar y pirámides… Todos los personajes interactuarán entre sí, hasta que ocurra lo que el destino marque.

Horus

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: