*** Julio 2017 ***

Brasas del resentimiento

Basada en

“El pelícano” de August Strindberg

Adaptación y Dirección: Ezequiel Castillo

Sinopsis:

A diferencia del autor, Brasas del resentimiento, se apoya en la herencia familiar, del legado que todo ser humano  lleva plasmado en la sangre y que  sin darse cuenta, lo legitima y lo transmite de generación en generación.

Brasas del resentimiento, muestra una familia deteriorada, sumergida en el egoísmo, la mentira, el engaño y el odio. Pero también habla sobre el Perdón, da  lugar  al espectador a sentirse  identificado y a  entender ciertos sucesos que ocurren en la vida sin que uno los genere. Lleva a reflexionar sobre la enseñanza que se da en el hogar y la importancia del cuidado, la protección de los hijos.

Teatro Arlequino

Alsina 1484 – C.A.B.A. 

Entradas  $ 60.-

 Elenco:

Amparo: Rosario Otaño, Federico: Pablo Scorcelli, Ana: Mariel Nicolosi, Margarita: Marianela Garcia, Ignacio: Pablo  Pieretti.

 Direccion General: Ezequiel Castillo

Ezequiel Castillo, en conjunto con todo el elenco, optó por situar la obra en el barrio del San Telmo Buenos Aires, a un año del regreso de la democracia al país.

La acción se desarrolla en un gran caserón,  El edificio se construyó a comienzos del siglo anterior y sus habitantes son los únicos moradores del mismo. Está en un estado de evidente deterioro, tanto en su aspecto externo, que muestra a la vista de todos,  la decadencia de sus elementos arquitectónicos, como interno. En el interior hace un frío glacial. Las paredes están desconchadas, existen grietas por las que se cuela el viento, los muebles están prácticamente inservibles y, además, como la vivienda es enorme y las fuerzas y el interés de Margarita  en limpiarla son escasos, todo está sucio, lleno de polvo y podrido por la humedad.

Los objetos se acumulan sin ningún orden aparente, recubiertos con una fina película de mugre, y cada cual acumula los suyos en la parte de la casa que le corresponde.

En el último mes se han precipitado los acontecimientos familiares a una gran velocidad. En realidad, los personajes están conmocionados por esta celeridad, que les ha superado a todos, exacerbando tanto sus propias contradicciones como el frágil marco de sus atormentadas y complejas relaciones.

Hace tan solo cuatro semanas, Ana  y su Madre se marcharon de la casa y se trasladaron a la vivienda de Ignacio. Al cabo de unos días, el padre se presentó en mitad de la noche, desesperado y con visibles signos de estar profundamente desequilibrado, llorando y suplicando vivamente que regresaran. Ellas lo vieron por la ventana, pero no accedieron a sus deseos, aunque el suceso conmocionó profundamente a Ana. Tres días más tarde, Margarita se presentó con alarmantes noticias. Les informó muy preocupada que el señor estaba en la cama, aquejado de una fiebre altísima, y que el médico había hecho un diagnóstico muy preocupante. Entonces ellas regresaron, pero la salud del padre siguió empeorando, hasta que dos días más tarde, murió.

La fecha de la boda de Ignacio y Ana llevaba tiempo concertada, y cuando murió el padre hubo una reunión entre  Ignacio, Ana y la Madre en la que, sin contar con Federico, decidieron mantenerla a pesar de las nuevas y luctuosas circunstancias. La tímida oposición de Ana no fue suficiente para cambiar los planes establecidos que se ejecutaron en medio de la improvisación y el desorden.

Una semana después la pareja se marchó de viaje de novios y, en el momento en que acaban de regresar, comienza la acción de  “Brasas del Resentimiento”, adaptación de “El pelícano”.  De Agust Strindberg

Palabras del Director:

El tema de esta obra se refiere a uno de los tópicos universales de todos los géneros literarios  y el arte en general: la familia.  Esta y sus formas son el reflejo de la sociedad y la cultura en la que viven las personas. En su seno aparecen pasiones como corrupción, la mentira, la justicia, el deseo o el amor, como podemos ver a lo largo del desarrollo de esta pieza.

Trabajar con un autor, como el clásico finés Johan August Strindberg nos lleva a reflexionar sobre la importancia que tiene este grupo humano como principal institución donde se forman los seres humanos desde su nacimiento, y generarán lazos para toda la vida. Y como los hábitos, adquiridos se pueden prolongar de una generación a otra inconcientemente. Como podemos rastrear en las palabras del personaje Amparo “…Ustedes, no tiene una idea de la niñez que tuve, ni se imaginan el horror que fue el hogar donde me crié. Todo lo malo lo aprendí ahí. !No me juzguen!, porque así yo no juzgare a mis padres, ni ellos a los suyos y así interminablemente; Yo no tengo la culpa de la vida que llevo, Es como una HERENCIA , pasa en todas las familias, aunque los extraños, jamás se den cuenta…”.

El Pelícano no es un texto más: es tan actual, tan vivo, que necesita ser presentando, para que cada espectador pueda  encontrarse  consigo mismo, con su propia historia de vida y de esta manera comprender que muchos sucesos causados son el desenlace de lo que se vino gestando desde el pasado, no solo como actor, sino como Trabajador Social, mi interés es transmitir un mensaje, creo que en una sociedad donde reina, la mentira, el egoísmo, el maltrato, la frustración. Es  por demás importante, hablar sobre un valor que parece haberse pedido: “el perdón”. Poder absolver todo lo que nos causaron en nuestra vida y así poder continuar hacia adelante, es menester para mudar el rumbo de nuestra generación.

El autor: Agust Strindberg

Fue un escritor y dramaturgo sueco. Considerado como uno de los escritores más importantes de Suecia y reconocido en el mundo, principalmente, por sus obras de teatro; se le considera el renovador del teatro sueco y precursor o antecedente del teatro de la crueldad y teatro del absurdo. Su carrera literaria comienza a los veinte años de edad y su extensa y polifacética producción ha sido recogida en más de setenta volúmenes que incluyen todos los géneros literarios. También se interesó por la fotografía y la pintura y en una etapa de su vida le obsesionó la alquimia. De personalidad esquizofrénica, durante la mayor parte de su vida se sintió acosado y perseguido. Esta peculiaridad dotó a su obra de una especial fuerza y dramatismo. Sintiéndose atacado y perseguido por el movimiento feminista, su feminismo de juventud pronto se transformó en misoginia. Strindberg estuvo casado con tres mujeres (Siri von Essen, Frida Uhl y Harriet Bosse, en orden cronológico) y tuvo hijos con todas ellas — fueron tres experiencias matrimoniales desastrosas. Protagonizó fuertes polémicas éticas y políticas. A su muerte fue reconocido como una persona notable en Suecia, asistiendo a su entierro más de 50.000 personas

Prensa: NGN Comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: