*** Noviembre 2017 ***

Educando a Rita

“Educando a Rita” es una obra de teatro -basada en el libro de Willy Russell, que data de los años 80-. La misma está dirigida por los propios actores y el concepto y diseño está a cargo de Yoska Lázaro, quien en un comienzo sí estuvo en la dirección de la pieza teatral.

Al leer estos nombres, inmediatamente, me puse a investigar. El título me recordó a los clásicos de Niní Marshall y el estilo de actuación de Lizzy Mansilla, también tenía un tinte a la artista. Daba la sensación de trasladarnos a épocas pasadas en que el lenguaje cobraba otro sentido junto con cada una de las expresiones del cuerpo. Pero el guión de la pieza teatral pertenece a un inglés y el director de la misma es español. Se reunieron tres países, que si bien en cierto momento de la historia se han entrelazado, ahora estaban y están más unidos que nunca a nivel artístico.

La historia comienza contando cómo una muchacha con un vocabulario bastante acotado -de oficio peluquera y muy simpática-, decide ingresar a la universidad. Para llevar a cabo su cometido, le pide a un profesor llamado Fran (Javier Lombardo) que la adoctrine. Si bien el relato es lineal y sencillo en su proceder, lo rico de la narrativa está en los modos en que ambos se van enamorando, qué recursos utilizan para relacionarse y cómo ocurre el desenlace.

“Educando a Rita”, nos enseña cómo es posible encontrar el amor, cumplir un sueño, dejar de lado esas ataduras y prejuzgamientos; para alcanzar la meta que deseemos.

En cuanto a la escenografía, la misma cuenta con una calidez y detalles que facilitan introducirse en el lugar donde dictan las clases de literatura a diario. Una biblioteca con los autores más sofisticados de Inglaterra, los escritorios antiguos y con madera oscura, las sillas haciendo juego y los vestuarios de ambos actores; permiten inmiscuirse durante cada uno de los sketchs de la obra -los cuales están estrechamente entrelazados-.

Rita es pura en su sentir, a pesar de estar casada es una mujer libre, es como una niña que juega mientras aprende. Cada escritor para ella es un hallazgo, un descubrimiento. Él la acompaña en su crecimiento, se acerca, le habla, le resume quién es quién, mientras ella cree hallar su camino. Oscar Wilde, Shakespeare, entre otros; son mencionados a lo largo de sus clases. Ella mezcla todo pero tiene ansias de progresar y es lo que la mantiene sobre la cuerda, hasta aprobar su ensayo con menciones.

“La tragedia es inevitable”, le dice en un momento Fran a Rita. A lo que agrega que no es el mismo tipo de tragedia, la denominada por el Educando a Rita1género literario, que la ocurrida en la vida de una persona. Él siente que su propio proceder lo está llevando a la oscuridad, a un terreno movedizo, sin escapatoria alguna. Su matrimonio ya no tiene razón de ser, su amor por la joven tampoco, sus escritos no florecen por la poca fe que se tiene y así, todo tiende a derrumbarse como los estantes de la biblioteca. Sus vasos de alcohol bebidos ante la imposibilidad de salir a la luz y la profundidad con que se sumerge en las páginas de los clásicos, sin siquiera intentar firmemente en escribir las suyas.

Esta obra contiene muchos momentos de risas sanas que contagian al público, pero también una enorme enseñanza sobre la vida, la cual nos hace entristecer al ver el propio hundimiento del protagonista. Su vida se destruye en mil pedazos, mientras la de su compañera se construye paso a paso hacia donde ella desea.

Al igual que un subibaja, se retroalimentan hasta que el destino elegido por ellos, los encauza a diferentes sitios. Al igual que la misma historia que tejen de distintas maneras, hasta encontrar la que mejor les calce.

A simple vista se podría decir que Rita elige, en cambio, a Fran lo eligen. Pero sería irresponsable acotar este dato, ya que no decidir es parte de la propia elección.

Esta comedia nos hace divertir, trasladarnos imaginariamente a distintos escenarios -ya que físicamente existe uno solo- y saber que cada avance o retroceso depende de la actitud que decidamos aportar.

“Educando a Rita” es un modo de ver la vida, la enseñanza y aquellos lazos que en la actualidad se suelen perder por la aparición de las redes sociales, las cuales aportan pero también entran en conflicto con la comunicación si logran avanzar demasiado hasta suplantar la palabra, la ternura y el propio consuelo que puede darle un humano a otro.

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: