*** Septiembre 2017 ***

La muñeca en su jaula1

¿Quién no tiene…? Y así comienza la obra “Una muñeca en su jaula” (dirigida por Ezequiel Ludueña), que tiene como protagonista a Stella Maris Closas, enumerando varias cosas que la harían feliz.

Una escenografía decorada con rejas, con una oscuridad visual y del alma, textos de Alejandra Pizarnik y la luz que en algún momento quizás se conozca. Acompañan la estética de la puesta, las poesías que suenan -grabadas por la propia actriz- e interpretadas en vivo por Maris Closas.

Como el título ya lo explica, una muñeca está encerrada, desea ser liberada. Metafórica y simbólicamente, a partir de este objeto -vestido igual a la artista y similar a ella- Stella nos dirá sus mayores pesares, dolores, angustias y deseos. Complementarán sus decires, cada una de las frases escogidas de la escritora Pizarnik, las cuales darán una energía contundente como para entender el fin de la historia.

Ella toma un papelito, lo lee, lo abolla, lo desaparece de su mundo. Ella abre y descubre qué hay dentro de unas cajas que están en el mismo espacio. Unos arbolitos preciosos de color verdes, están allí. Estos no tienen raíces, no tienen vida, están muertos al igual que ella.

“No quiero más que un silencio para mí y para la que fui”, esboza en cierto momento de la obra. De qué silencio nos habla? En la habitación solo se La muñeca en su jaula2escuchan sus palabras, sus cantos, sus prosas, sus lamentos. Su mente está perturbada y desea callarla de algún modo.

Pero tal como mencioné al principio del relato, hay un sector iluminado. Un mueble con puertas, del cual salen destellos luminosos. No está la claridad de la vida, sino, simplemente, el recorrido de un camino sin retorno. De allí dentro cae una carta, la cual lee en voz alta: “Querer quedarse, queriendo irse”.

La locura se va apoderando de su cuerpo, de su cerebro, de su corazón. Su único contacto es con la muñeca. No tiene noción de lo que pasa allá afuera, en el mundo real. Este es su mundo, su planeta, su manera de sobrevivir. Su malestar se resume cuando dice: “¿Tendré tiempo de hacerme una máscara cuando emerja de la sombra?”

Aunque le preguntaría cómo podría salir de lo obscuro si todos sus relatos son opuestos a su deseo. Ella entona en ciertos momentos: “La muerte se muere de risa y la risa se muere de llanto”. Como la vida misma que contiene matices de alegría y tristeza. Pero esta frase no es el reflejo de su presente. Ella no es feliz, no sabe cómo. Sabe, sin embargo, que vive en un sótano de penurias y que no tiene la escalera para trepar a ese mundo de fragancias inspiradoras, simpáticas y con un dejo de éxtasis.

En ningún momento nos cuenta los motivos de su amargura, pero podemos deducir que uno podría ser el no haberse encontrado como mujer. Ella dice que todos terminan casados, como si esto tuviera que ser la regla social. Y en parte lo es.La muñeca en su jaula3

Ella es bella, es sabia. Es. Pero no le alcanza para hallar su lugar ideal. Este espacio no es escogido por ella en verdad. Es lo que le queda, lo residual, lo olvidado hecho prosa, iluminado con distintos tonos según el momento destacado.

¿Qué decisión será la “correcta”? “Entre entrar y salir se nos va la vida”. Parece estar consciente de ingresar junto a su muñeca, al camino fácil. Si la muñeca pudiese hablar como ella, diría: “Soy tu niña calcinada por tu niña implacable”.

La síntesis de la obra cobra vigor y determinismo, en cuanto aparece una segunda actriz: Alba Azucena Rombulá, quien interactúa con la protagonista y -a su vez- ayuda a tomar la decisión más importante de su vida. Enfrentarse a sí misma.

Mariela Verónica Gagliardi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: