*** Noviembre 2019 ***

Entradas etiquetadas como ‘Bernardo Cappa’

Minientrada

La pelea

La peleaFalta poco para La pelea. Es fantasmal. Seres que actúan para no morir porque no tienen dónde caerse muertos. Y todos sabemos, aunque pocos lo dicen, que lo jodido se viene cuando los muertos no están bien enterrados. Peleamos contra el tiempo porque es el sufrimiento que equilibra lo efímero del narcótico sentimiento de la felicidad. Somos adictos, claro. Somos aquellos que no somos. Pero actuamos lo mismo. Falta poco para La pelea y es directa contra la muerte.

Dramaturgia: Bernardo Cappa

Actúan: Ignacio Blanco, Agustina Buzzo, Franco Cardinali, Alejandro Castro Sánchez, Nicolás Espinosa, Margott Francine, Sofía Iglesias Díaz, Malena Laurent, Camilo Leonel Lozano, Magui Maldonado, Melisa Omill, María Presas, Horacio Pucheta, Bernabela Ricciardelli, Maximiliano Damián Rodríguez, Camila Román Akman, Cintia Schmukler, Julia Vilanova

Vestuario: Maricel Aguirre

Escenografía: Maricel Aguirre

Asistencia de dirección: Agustina Dalmasso

Colaboración en dramaturgia: Pedro Sedlinsky

Dirección: Bernardo Cappa

Clasificaciones: Teatro, Adultos

TEATRO HASTA TRILCE

Maza 177 – CABA

Teléfonos: 4862-1758

Web: http://www.hastatrilce.com.ar

Entrada: $ 250,00 – Miércoles – 19:30 hs – Del 21/08/2019 al 25/09/2019

Minientrada

Un almuerzo argentino, de Bernardo Cappa

Un almuerzo argentinoUna obra creada con la dirección de Bernardo Cappa. Una mesa larga, fideos con salsa y copas de vino. Un brindis. Un compromiso. Dos familias y una deuda. Una llegada inesperada. Octubre 1952. La grieta, la de antes y la de ahora. Ayer es hoy sin piedad.

Dramaturgia: Bernardo Cappa

Actúan: Trinidad Asensio, Juan Manuel Charadia, Gabriela Dey, Amílcar Ferrero, Pablo Fetis, Nicole Kaplan, Federico Lozano, Melisa Omill, Guillermo Osuna, Horacio Pucheta, Lucila Rosende

Vestuario: Maricel Aguirre

Asistencia de dirección: Maia Lancioni

Dirección: Bernardo Cappa

Clasificaciones: Teatro, Adultos

TEATRO HASTA TRILCE

Maza 177 – C.A.B.A.

Teléfonos: 4862-1758

Web: http://www.hastatrilce.com.ar

Entrada: $ 250,00 – Domingo – 13:00 hs

Minientrada

Las vengadoras, de Bernardo Cappa, con nuevo horario

Las vengadoras

LAS VENGADORAS

Texto y dirección: Bernardo Cappa

En el acto de asunción de “La Orca” como Comisaria, Benavídez, anterior comisario, utilizará el festejo para llevar el pago de una transa. Al enterarse de esto “La Orca” y su mano derecha, “La Tarta”,  deciden preparar un operativo para interceptar el bolso. Para llevar a cabo dicho operativo llaman al dúo musical “Las Vengadoras” conformado por “Suricata” y “Monja” dispuestas a todo por vengar el nombre de su amiga muerta en un episodio confuso con el mismo Benavidez.

Actúan: Leilén Araudo (la Monjita), Maia Lancioni (la Suricata), Sabrina Lara (la Tarta) y Silvia Villazur (la Orca)

Las funciones del 1 y 8 de febrero Cecilia Tognola hará el papel de la Tarta

Estreno: 24 de octubre 2018. Reestreno: 18 de enero 2019. Funciones: viernes 20.30 hs.  Duración: 70 minutos

El Camarín de las Musas

Mario Bravo 960 – C.A.B.A. Reservas: 4862-0655.

http://www.elcamarindelasmusas.com/

Entradas: $ 350, $ 280 (jubilados con acreditación) 

$ 175 menores de 30 años presentando DNI y 2×1 Club La Nación con cupo limitado

 

Minientrada

Las vengadoras, de Bernardo Cappa

las vengadorasEn el acto de asunción de “La Orca” como Comisaria, Benavidez, anterior comisario, utilizará el festejo para llevar el pago de una tranza. Al enterarse de esto “La Orca” y su mano derecha, “La Tarta”, deciden preparar un operativo para interceptar el bolso. Para llevar a cabo dicho operativo llaman al dúo musical “Las Vengadoras” conformado por “Suricata” y “Monja” dispuestas a todo por vengar el nombre de su amiga muerta en un episodio confuso con el mismo Benavidez.

Ficha artístico-técnica

Dramaturgia:Bernardo Cappa

Actúan: Leilén Araudo, Maia Lancioni, Sabrina Lara, Silvia Villazur

Vestuario: Alejandro Mateo

Escenografía: Alejandro Mateo

Iluminación: Ricardo Sica

Diseño gráfico: Sabrina Lara

Asistencia de dirección: Agustina Dalmasso, Nicolás Espinosa

Prensa: Carolina Alfonso

Producción: Domènica Producción Teatral

Colaboración musical: Nicolás Espinosa

Dirección: Bernardo Cappa

Duración: 70 minutos

Clasificaciones: Teatro, Adultos

EL CAMARÍN DE LAS MUSAS

Mario Bravo 960 (mapa) – C.A.B.A. – Argentina

Teléfonos: 4862-0655

Web: http://www.elcamarindelasmusas.com.ar

Entrada: $ 350,00 / $ 280,00 – Viernes – 20:00 hs – Desde el 18/01/2019

Minientrada

Derechas, de Bernardo Cappa y José María Muscari

“DERECHAS” es una comedia con comida de José María Muscari que tuvo sus inicios hace 17 años en el circuito off con enorme suceso durante más de 3 años. Ahora Muscari, siempre inquieto e innovador, retoma esta pieza atemporal que escribió junto a Bernardo Cappa pero esta vez con una selección de 10 actrices que fueron parte de sus 10 más destacados espectáculos. Ellas serán quienes reciban al público con comida y bebidas invitándolos a adentrarse dentro de una familia que les depara un carrusel de emociones.

“Derechas” es la historia de 5 madres y sus 5 hijas con sus complejos vínculos familiares a la vista de los espectadores que, en este encuentro, además serán comensales. 10 mujeres que organizan un evento de beneficencia para juntar fondos para una causa que mantienen oculta, será el pretexto para destapar secretos, envidias y rivalidades acalladas durante años como en toda familia.

“Derechas” es comedia.

“Derechas” es comida.

“Derechas” es novedad.

“Derechas” puede ser tu almuerzo del fin de semana o tu cena del lunes.

“Derechas” son 10 reconocidas actrices que se sacarán chispas arriba del escenario.

“Derechas” es una nueva forma de hacer teatro.

Ellas no son ni Falladas, ni Bernardas, ni Extinguidas, ni Valentinas… ¡Ellas son DERECHAS!

Ficha artístico-técnica

Idea: Bernardo Cappa, José María Muscari

Texto: Bernardo Cappa, José María Muscari

Peinados: Fabián Sigona

Maquillaje: Micaela Fida

Diseño de vestuario: La Polilla

Diseño de escenografía: Magalí Acha

Diseño de luces: Ricardo Sica

Redes Sociales: Enchulame Social Media

Fotografía: Fuentes Fernández Fotografías

Diseño gráfico: Lucila Gejtman

Asistencia de escenografía: Vanessa Giraldo

Asistencia de iluminación: Diego Becker

Asistencia de vestuario: Joshua Flores Franco

Asistencia general: Loló Boy Arditi, Julieta Cantoni, Luciana Lippi, Mauro Mondaca, Ayelén Ventrice

Asistencia de dirección: Carlos Tkizian

Prensa: Prensa Ab – Ale Benevento

Producción: Roni Isola

Producción general: Roni Isola, Paola Luttini, José María Muscari

Coordinación artística: Paola Luttini

Colaboración artística: Lucía Adúriz

Selección Musical: Guillermo Salvador

Dirección: José María Muscari

Clasificaciones: Comedia, Adultos

GRAN HOTEL PROVINCIAL

Boulevard Marítimo 2502 – Mar del Plata – Argentina

Teléfono: 0223 499-5900

Web: Gran Hotel Provincial

Martes a Domingos, 21 hs

Con cena

Minientrada

Provocar el efecto deseado

Svaboda

(…) si uno se pone a cantar
un nochero lo acampaña
y en cada vaso de vino
tiembla el lucero del alba (…)

Svaboda (escrita por Bernardo Cappa con la colaboración de Pablo Chao, Aníbal Gulluni, Gabriel Guz y Laura Nevole; dirigida por Bernardo Cappa; dirigida por Bernardo Cappa) nos ubica en un pueblo del interior en que conviven un matrimonio con varios problemas. Uno de ellos es la mala relación que tienen y, el más reciente, el que está relacionado con un accidente entre una vaca y un camión de la ciudad.

A partir de este hecho es que las conversaciones irán despojándose de todo resentimiento y las verdades saldrán a la luz.

Irónicamente, Svaboda (Svoboda en ucraniano) significa libertad y es el nombre de un partido político de ultra derecha en dicho país. ¿Cómo se rompen las barreras entre lo censurado y lo deseado? Un autoritarismo político que se implanta y se desdibuja hasta, absurdamente, mostrar cuán inútil resulta prohibir.

Un abogado (Osvaldo) llega a este rancho humilde y precario, para pedirles llegar a un acuerdo y no ir a juicio con su cliente. Pero, el idioma ruso mediante y la “ignorancia” que menciona el letrado, impiden que los tres puedan entenderse correctamente.

Por la radio se escucha un gol de Kempes y Liev le dice contento a Osvaldo que se trata de Argentina. Es, justamente, esta empatía que surge entre ambos la que les permite, luego, conseguir un diálogo más ameno con Abdoquia.

Cada uno de ellos busca algo determinado aunque todo gira alrededor de la libertad. Lo que para uno es liberarse para el otro es seguir prisionero en su propio hogar, incómodo e infeliz. Solo será cuestión de animarse y dejar atrás el presente para apostar a un futuro incierto. De por sí, considero que todo lo venidero es un interrogante sin demasiadas certezas reales.

Viejo aire, ¿qué te han hecho? – dice Osvaldo. Un aire brumoso, metafóricamente hablando, es el que se posa sobre esta familia con una pesadez que obstruye sus sentidos.

Tan fácil puede resultar a veces ser feliz, sobre todo si se trata de compartir lo mismo que se siente.

Observar por la ventana la vida pasar, la naturaleza estática, las nubes y sus formas y ombú en medio de la nada.

Un escrito que volará por el piso junto a otros croquis realizados de una manera muy carismática en que quedará clara la visión del matrimonio, sobre todo la de Abdoquia.

Tres personajes que se muestran incómodos y con ganas de imponer su visión, justificando cuando lo crean conveniente.

Mientras las tareas cotidianas llaman a la puerta, es el momento de conseguir alimentos para la mesa -los que obtendrán con sus propias manos-. ¿Puede considerarse valiente aquel que mata para comer o el que se retira a tiempo de un caos familiar? La sangre como simbolismo de toda tragedia, que recorre la piel, las ropas y la fragilidad de estos tres humanos que se debaten entre lo que corresponde y lo que no. Entre lo correcto e indebido, entre lo permitido y lo prohibido. Como la ley, como lo que se supone que está bien hacer ya que, caso contrario, tendrá una sanción.

El matrimonio conversa en su idioma, y el abogado observa y escucha. Después, los dos hombres hablan y la mujer mira desde una ventana. Luego el abogado y ella conversan y se miran mientras su marido decide qué decisión tomar. Siempre uno de los tres se convierte en observador pasivo, lo cual le otorga a la dramaturgia más tensión e intriga.

¿Dónde estará escondido ese papel? ¿Estará escondido o inmerso en el desorden de la casa?

Cada quien pretende salirse con la suya para salir “victorioso” de la situación y lo que puede darse por sentado posiblemente no sea lo lógico o supuesto. Svaboda es una historia que parte de lo pequeño y se hace gigante. Que finaliza pero bien podría seguir como la serie Bonanza, durante temporadas que ilustran las aventuras de una familia en el oeste estadounidense.

En esta ocasión, esta pequeña familia sin hijos solo precisa acceder a cosas que podría tomar del otro. No necesariamente del otro miembro familiar pero sí, retroalimentarse como triángulo con la llegada del letrado que implanta su deseo por favorecer a los desfavorecidos -o sea a ellos- y terminar de una vez por todas con la situación tirante.

Dominante o dominado, una fiera sobre un ratoncito o un ratoncito que se hace cada vez más pequeño para resurgir como un gigante entre la desesperación y el astío del campo. Entre un alambrado roto por el que una vaca corrió tras el camión para demostrar cómo un animal puede ser más que cualquier transporte que se pasea por zonas agrícolas.

La huella del hombre pisa fuerte, invade sin que se la llame y hunde a sus propietarios.

El hombre de familia que no quiere ocupar ese lugar, que se siente ajeno a éste y que se inmola ante cualquier situación ríspida con su mujer, la cual parece llevar los pantalones para justificar, al menos, su carácter podrido y su alma agresiva.

¿Ser violento es tener carácter o todo lo contrario?

Una estética pobre, humilde, abandonada, que muestra una mesa de madre con dos sillas de diferente estilo, otra mesa con una radio y un aljibe. Tienen lo básico en cuestión de lo material, pero ellos necesitan un cambio urgente para empezar a vivir de verdad.

Ella se sienta siempre en el mismo lugar, junto al alambrado que está ausente visualmente pero que podemos imaginarlo. Mira a través de él y espera que se produzca ese cambio. Es para lo que nunca va a venir – dice su marido al abogado.

Aunque ella sigue llorando como cada vez que mira la fotografía de una esquina. Seguramente una esquina significativa en Rusia. Su Rusia, su lugar, su hogar.

El tiempo sigue transcurriendo, el sol se esconde de una vez y el mate con budín hace su aparición para distenderlos un poco, para que el alimento horneado por sus propias manos les pinte una sonrisa de satisfacción. Así se produce, como la templanza que tienen en sus rostros por momentos, la cual se modifica, al instante, para recordarse sus propósitos.

La comicidad está presente a lo largo de toda la obra, una obra realmente excelente que enaltece la escritura de Cappa, pintando un paisaje perdido como si se tratara de un cuadro en la pared.

A la vez que la ira, la furia y el rencor se imprimen en sus corazones, salen a la luz, se esconden y caminan velozmente por sus mentes… hasta recordarles que tienen que elegir sin pensar demasiado.

Unas tiernas melodías de violín dibujan un retrato perfecto, ideal, de novela romántica. Absurdamente, quizás. Idealmente para que el desenlace sea el más propicio para que la zamba dibuje su coreografía.

Y si la vaca hablara, ¿a quién le daría la razón, qué estrategia llevaría a cabo, qué acorde danzaría?

Dramaturgia: Bernardo Cappa con la colaboración de Pablo Chao, Aníbal Gulluni, Gabriel Guz y Laura Nevole. Elenco: Pablo Chao, Aníbal Gulluni y Laura Nevole. Dirección: Bernardo Cappa. Funciones: domingos 20 hs. Teatro del Pueblo.

Mariela Verónica Gagliardi

Nube de etiquetas