*** Agosto 2017 ***

Entradas etiquetadas como ‘Argentina’

Minientrada

Las estrellas celosas los mirarán pasar

La novia de Gardel10

(…) Me falta algo y ese algo sos vos, queridita Isabel. Pero no importa: pronto llegaré y será para no separarme más (…).

Solo un enamorado puede dar su corazón, extrañar, anhelar estar junto a ella y prometerle un futuro. Quién podría afirmar que si no hubiera existido el accidente sus vidas permanecerían juntas. Todo es tan incierto, incluso hasta su fecha de nacimiento, cada una de sus amantes y cuál era su verdad. No la que los medios transmitían sino la suya, aquella que le brotaba desde lo más profundo de su ser y que solamente él podría esclarecer.

Un corazón puede ser muy grande o muy pequeño. Puede alojar a un solo amor o a varios a la vez.

Carlos Romualdo Gardés, más conocido como Carlos Gardel y apodado el Zorzal o el morocho del Abasto; eligió la segunda opción. En realidad, los artistas, solían tener amoríos por doquier sin por ello dejar de amar a una en especial.

“La novia de Gardel” (escrita por Ana María Cores, Marisé Monteiro y Pablo Mascareño; dirigida por Valeria Ambrosio) retrata a una italiana que migró a Buenos Aires y, allí, conoció a su cantor, aquel que la embelesó por completo.

Con una escenografía muy bonita, proyecciones audiovisuales y detalles ornamentales; la historia avanza y retroce como lo precise.

Si bien el musical muestra a la joven (Ana María Cores) como una muchacha sumisa e idealista, existen rumores que cuentan otras versiones totalmente diferentes.

De cualquier modo, esta puesta en escena tiene como propósito homenajear a Gardel -quien murió hace ochenta años-, haciendo sonar aquellos tangos más conocidos, popularmente hablando, y que le valieron la fama. Algunos de ellos son: “El día que me quieras”, “El corso”, “Volver”, “Milonga sentimental” y “La canción de Buenos Aires”.

Más allá del dúo vocal, considero que es digna de destacar la elección de canciones que, en conjunto, se encargan de narrar el romanticismo de Carlos Gardel, sus viajes, cada gira, la fama, la desolación y el desarraigo constante que sufría. De esta manera existen dos posibilidades al interpretar la obra: una sonora y, la otra, dialogada. Creo que si se quitaran las conversaciones, el sentido de la historia se comprendería a la perfección; pero, de eliminarse las canciones ya la esencia de Gardel moriría junto a él.

Con respecto a la relación entre él y su amada, ella se llamaba Isabel del Valle. La diferencia de edad era notoria entre ambos ya que con tan solo catorce años se había enamorado del codiciado tanguero quien la doblaba en edad. Este aspecto no se ve reflejado en la obra ya que ocurre lo opuesto: ella es más grande que él.

Como una pieza de baile perfecta, comienza y termina con la misma escena, aquella que sacudió y sacudirá durante la función a todos -tan desgarradora como fugaz-.

La juventud lo marcó, lo proveyó de tanto entusiasmo que le permitió soñar y avanzar. Habiendo sorteado todo tipo de obstáculos, se encaminó a cuanta gira se le presentó, siéndole fiel a su corazón aunque no a su biología.

Su destino lo enfrentó, dejando atónita a su principal mujer, con quien deseaba casarse algún día.

La voz de Gardel (interpretada por Mariano Depiaggi), su voz con esa tonalidad casi imposible de imitar no puede vibrarse en escena y es que las copias no sirven de mucho. Mariano logra capturar su imagen, modismos y esa frescura que lo hizo brillar por siempre. Esto es más interesante que encontrar a un cuasi Zorzal.

Ese zorzalito a quien Isabel hablaba día y noche, a quien le cuestionaba, junto a quien lloraba y de quien aprendía a cantar los más bellos versos.

El Teatro Regio le permitió a la historia del tango, vivenciar momentos de la intimidad de esta pareja. No interesa qué fue verdad y qué mentira. No nos corresponde juzgar si se trató de amor por conveniencia, si fue una pantalla o si realmente se amaban con locura.

Mientras Isabel cose y plancha, los años 30’ parecen establecerse en escena, desde la vestimenta hasta el léxico utilizado. Desde los movimientos de sus cuerpos hasta las palabras esbozadas por sus bocas.

Volver es lo que no pudo y quizás fue lo único que salvó a su mujer del escándalo público, de las conjeturas, de las charlas sobre infidelidad. Tal vez, las palabras y los versos fueron el romance idílico entre ellos. Cada carta y documento podrán hablar a favor o en contra de ella, ensalzando siempre la figura de uno de los más grandes y venerados del reino arrabalero.

La novia de Gardel ficha

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Pasional como ninguna

La Celia15

Para ser una grande hay sentirlo, actuar con convicción y pisar firme.

Allá por los años 20′, una argentina decidió migrar para España, ese país tan similar al nuestro en varios aspectos. Desde ese entonces, se enamoró de dichas tierras y las puertas se le abrieron una tras otra.

Su éxito pudo ser debatido, discutido o envidiado pero, lo único cierto, es que Celia Gámez fue y sera una divina del teatro musical, de revista, de la zarzuela, del tango y de cada melodía desencadenante que penetraba en los corazones aventureros.

Argentina y Española, realmente no importa su nacionalidad sino la trayectoria que tuvo, su pasión por la música, el baile y el canto. Impuso modas como el pelo corto en una época monárquica, los colores y vestuarios, y la valentía por seguir adelante sin dejarse abatir.

Causalmente, el Maipo Kabaret le abre las puertas a esta obra (escrita y dirigida por Emilio Sagi) que no es ni más ni menos que un viaje por el tiempo, recordando los momentos más importantes de su vida personal, artística y varias anécdotas que se entrelazan durante la dramaturgia. Causalmente, el mismo teatro en el que estuvo actuando Celia, brillando como siempre lo hacía.

No es fácil hacer de ella, interpretarla ni encarnarse en su piel sin quedar en ridículo. Para esto, Ivanna Rossi aparece en escena junto a cuatro baiarinas-coristas (Jimena González, Virginia Kaufmann,  Virginia Módica y Pilar Rodríguez Rey), transitando un camino realmente conmovedor, perfecto y suspicaz. Contextualizan cada escena, tres grandes músicos (Santiago Rosso en piano, Juan Pablo Togneri en contrabajo y Natacha Tello en violín), que en vivo logran introducirnos en esta historia que mezcla la intimidad con el arte absoluto.

Un café concert es mucho más íntimo que una sala de teatro, motivo por el cual resulta emocionante estar allí en el público, aplaudirla, lagrimear y sentir como al resto de los espectadores les pasa lo mismo.

La Celia, nuestra Celia, allí, tan cerca y tan lejos. En otro continente y en el nuestro, intentando decidir su suerte, intentando no equivocarse, pretendiendo ser feliz.

“A media luz” abrió el show, trayendo la nostalgia sin anestesia. Así, el climax fue preparándose para un musical excelente en el que se lució todo: vestuario, iluminación, escenografía, actuaciones, coreografías y cantos.

Quiero tu amor solo para mí esbozaba una de las letras, haciendo dando el puntapié para el tema siguiente (La novia de España).

Como las frases y dichos que suelen comentarse, quien tiene dinero no tiene amor. Y, podría decirse que ella no contó con mucha suerte para lo segundo, si bien su propósito no fue enriquecerse sino hacer lo que amaba.

Tuvo muchos enamorados y uno de ellos fue Don Alfonso XIII -rey de españa-. Pero, ni siquiera cuando creyó conocer al hombre de su vida le duró para siempre, siendo engañada de una manera tristísima, no teniendo el valor como para separarse de ella sin hacerla sufrir una humillación.

Todas las canciones que interpretó tuvieron un tinte diferente, aunque siempre girando en torno al romanticismo. Así presenciamos performances graciosas, trágicas, tristes, dramáticas, cómicas.

Una actriz de esta categoría puede hacer el rol que quiera, no tiene que esperar un casting sino, simplemente, presentarse.

Un beso de amor no se lo doy a cualquiera (El beso), decía Celia, confirmando su dulzura y respeto de su corazón.

Tuvo la posibilidad de tocar con Carlos Gardel, en España, y quedar atrapada en ese sentimentalismo en que se supone hay que decidirse entre una u otra patria.

Quiero que mi novio sea portero de un equipo de fútbol (canción representada dentro de la zarzuela Las castigadoras)

“Pichi” y “Los nardos”, fueron sin lugar a dudas sus canciones más exitosas a lo largo de su carrera, marcando un antes y un después. Así como Las Leandras se erigió como una obra de gran prestigio.

“¡Viva Madrid!”, “¡Tabaco y cerillas!”, “Mírame”, “La estudiantina portuguesa”, “La luna de España”, “¿Me voy o no me voy?”, fueron algunas de las canciones que sonaron durante la encantadora velada en que el público adulto –en mayor parte grande– se entregó al viaje propuesto por el elenco.

Frases como Tienes más humos que el tren (¡Tabaco y cerillas!) o Me voy o no me voy por ser la que yo soy (¿Me voy o no me voy?), le otorgaron a Celia Gámez su personalidad, su portación de artista pasional como todo lo que miraba y tocaba.

Toda su vida fue intense y el año 1937 (durante plena Guerra Civil Española), decidió volver a la Argentina, huyendo con lo puesto, desesperada, buscando encontrar algo de paz. Aunque, tiempo después su corazoncito le dictó que debía retornar a Europa. Solo escogió la Argentina como lecho de muerte.

La florista viene y va, y sonríe descará, por la acera de la calle de Alcalá (Los nardos).

Mariela Verónica Gagliardi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Minientrada

Que primen los ideales

Conquistadoras

Las obras escritas por Susana Hornos son deliciosamente inteligentes, colmadas de diversos sentimientos y totalmente desgarradoras. Esta nueva propuesta, llamada “Conquistadoras” (dirigida por Julia Calvo), le permite a Susana indagar en un género que, hasta el momento, no había tenido posibilidad de traer a un escenario pero sí explorar para su profesión: el humor.

En “Conquistadoras” puede verse a dos mujeres enfrentadas, a dos países tan parecidos pero opuestos a la vez, a una argentina viviendo en España y a una española residiendo en Argentina. A la guionista y su amiga Carolina Calema, una gran actriz e intérprete.

Dos mujeres fuertes pero sensibles a la vez, con ganas de luchar por un país mejor pero dándose cuenta -de a poco- que lo único importante es la causa y no el lugar que se habita, que las diferencias históricas no tienen por qué ser el paramente de construcción vigente y que repetir tradiciones no siempre conduce a buen puerto.

Desde la llegada de Cristóbal Colón a América, descubriendo lo ya descubierto por los Vikingos, hasta las políticas migratorias de Europa fueron provocando un gran descontento y discriminación en Argentina, antes y ahora. El boca en boca ha sido fuente de desconocimiento o información errónea. Respecto a España, seguramente sus habitantes se sintieron del mismo modo al intentar vivir aquí, sin quizás tener un trabajo asegurado. Las políticas son diferentes pero a veces otros factores anímicos son iguales sin importar la raza, la religión o el color de piel. La desolación, la angustia y la incertidumbre son sentimientos que debe atravesar cualquier inmigrante.

Al ver a las dos actrices en escena, se trasluce eso, justamente. Dos amigas enfrentadas por el pasado geográfico, sin darse una tregua. Un ring las pone a prueba y, juntas, deberán ir encontrando la manera de perdonar o de derribar a la otra. Si eligen lo primero, estarían escogiendo el camino de la evolución y aprendizaje. Si, en cambio, optan por lo segundo, repetirían la historia escrita por Colón y sucesivos hombres que solo buscaban ganar poder y tierras.

Mucho no ha cambiado el panorama en cuanto a los conflictos mundiales. Están los que ante una crisis abandonan su país de procedencia para probar suerte en otro o los que se aferran a su tierra natal y pelean día tras día. Es tan personal la decisión que nadie podría criticarla.

Lo que ahora importa es que España y Argentina están más cerca que nunca. Sus experiencias se van cruzando como si se tratara de una embarcación que navega en busca de propósitos. Argentina sufrió una desgarradora crisis en el 2001 y cuando todo parecía estar perdido, años más tarde se superó. España, parecía ser intocable y ejemplo de colonia, cuando hace rato que está atravesando una dura batalla que seguramente supere en algún momento.

Como dos espejos, cada una se mira en el suyo y se los intercambian para mirarse en el de la otra. La dura pelea que debe tener a diario cada inmigrante para habitar un suelo que no le pertenece. El propio tampoco le pertenece pero lleva un tiempo descubrirlo y asimilarlo. Todos nacemos en un sitio que no escogimos jamás. Solo con el correr de la vida podemos elegir el nuestro, aquel que nuestro corazón mira, observa y ama.

Existen muchos momentos interesantes y desafiantes durante la obra. Como si fueran pequeños sketchs, ambas actrices representan momentos importantes y trascendentes de la historia de los dos países que luego se entrelazan con las escenas sobre el ring. En cuestión de segundos, logran interpretar a dos amigas para luego mostrar sus lados oscuros.

Vestidas como luchadoras, con zapatillas de boxeadoras y unas chalinas hermosas; demuestran que se puede tener estilo para enfrentarse. Sus ojos estarán vendados hasta que tengan que verse las caras y recordar sus pasados.

La dirección de Julia Calvo es impecable y las tres artistas logran lucirse. Se trata de su primera función, lo que las dota de adrenalina y esas sensaciones inexplicables para ellas y nosotros como público. Y sí, somos fervientes televidentes frente a un programa en que se debatirá sobre el bien y el mal, sobre lo que corresponde y lo que no, sobre el deber ser y sobre el amor.

La voz en off masculina, da la posibilidad de transitar esos fragmentos del programa y la votación se definirá en momentos.

¿España o Argentina?

¿Conquistar un país o tus propios sueños?

Miércoles y sábados 20 hs. Auditorio Losada (Av. Corrientes 1551 – C.A.B.A.). Hasta el 11 de octubre.

Mariela Verónica Gagliardi

Minientrada

Aires de Tango

Hace un rato finalizó el show que brindó la orquesta “Percal Tango”, dentro del marco del 1er Festival Porteño de Fado y Tango, en Sede Almagro Tango Club (Medrano 688 – C.A.B.A). Dicho Festival comenzó el 5 y finaliza hoy, 9 de diciembre.

Percal tango4Karina Beorlegui fue la encargada de conducir el espectáculo que reunió a otras grandes figuras como: Mariana Accinelli (cantante de fado) y Ramón Maschio (guitarrista). También tuvimos el lujo de escuchar su gran voz, cantando un fado.

Las tres participaciones fueron muy amenas y se vibró una energía muy especial a lo largo de toda la noche.

Para aquellas personas que no sepan qué es el fado, les cuento que es una música referente de Lisboa (Portugal), el cual surgió en la misma época que el tango en Argentina. Ambos estilos, si bien son diferentes entre sí, comparten una esencia que se compone de: raíces, tradiciones y sentimientos, que nacen de lo más profundo de un pueblo y su corazón.

Percal tango2

Los músicos que hacen posible la existencia de Percal son: Nacho Cabello (composición, arreglos, guitarra y dirección musical), Sergio Milman (piano y arreglos), Luigi Coviello (contrabajo), Álvaro del Águila (bandoneón), Hernán Zauner (violín), Chowa (violoncello) y Martín Chiaino (voz y composición).

Nacho Cabello define a su banda como clásica. Yo me tomo el atrevimiento de hacerle frente y decirle que la base sí lo es pero los arreglos que realizan y la vuelta de tuerca que le dan al tango, es lo que hace que Percal sea un producto musical diferente al resto.

Percal tango1

El cantante, no tiene un voz típica de arrabal ni una necesidad imperiosa de tener que…

En primer lugar, llama la atención el nombre de la orquesta. Quienes sean del palo tanguero podrán saber algunas de las acepciones que definen a este término. Por lo general, en los diccionarios se refiere a una tela muy económica que se utilizaba en el Siglo XVIII. Ahora, ¿qué enlace podemos establecer entre la agrupación, el tango y esta descripción?

La melancolía reinante en este estilo de música, la desolación, la angustia, el amor, el desamor, la tragedia, el enamoramiento, la bronca. Pero sí, buscando unir palabras, podríamos decir que percal hace mención al conocimiento sobre un tema específico y también a lo más conmovedor que sería una mujer utilizando ropa fabricada con dicha tela, aparentando ser lo que no es. El amor, ocultado tras un retazo que nada vale, económicamente hablando, pero sí lo merece la lucha por ese ser tan especial.

Esta orquesta nos deleitó con tangos, milongas y vals, como: “Pimienta” (Osvaldo Fresedo), “Reminiscencia” (Ástor Piazzola), “El yacaré” (Hermanos Expósito) y “Malena” (Homero Manzi – Lucio Demare). Estos dos últimos cantados e interpretados por Martín Chiaino.

Percal tango3

Pero, además, pudimos escuchar los temas creados y compuestos por ellos mismos, dándole un tinte no convencional al ritmo.

Percal Tango, durante este año, estuvo presentando su disco “Mirá que lío santo” -tema incluido en el cd y recital-, material que es digno de conocer y apreciar una y otra vez. Por su entusiasmo, por su valentía al innovar y escribir letras propias, por intentar Ser sin copiar.

Uno de los momentos más lindos fue cuando Nacho, contó algunas de las anécdotas vividas durante las giras, lo cual permitió lograr empatía y entusiasmo en el público presente.

Con respecto a “Lila y las luces”, el músico y compositor, estaba de campamento por la zona de La Pampa, contemplando la naturaleza y leyendo un libro con dicho nombre, cuando sorpresivamente se apareció un alacrán. Percal tango5Inmediatamente, él corrió a su carpa y esa noche decidió quedarse adentro. En su interior, entonces, surgió la canción.

El tema “Amaro lucano”, también tiene su tinte mágico ya que la orquesta estaba de gira por Italia cuando Nacho, nuevamente, decide ir a un bar a tomar algo. Le ofrecen una bebida llamada amaro lucano y él no entiende qué es lo que contiene. Solamente el mozo le dice que con cuidado la tome. Como no sintió ningún efecto nocivo, pidió tres y luego empezó a ver cosas diferentes a las reales. Alucinación o alucinantes? Evidentemente las segundas ya que salió como colación esta canción tan bella.

Otras de las canciones, de su autoría, que sonaron fueron: “Un vals para Joaquín” y “Soy”.

Sin lugar a dudas, Percal tango fue el plato fuerte de la noche, sin desmerecer las otras actuaciones en el escenario.

Quizás siempre lo mejor se deje para el final, como ocurrió. Quizás haya que ser paciente y esperar, felizmente. Percal, teje y elabora una música que tiene un tinte diferente. Llevada a su punto más sabio. Más culto. Llena de pasión y que pisa fuerte.

Mariela Verónica Gagliardi

 

Minientrada

Recital del pianista Sunwook Kim

Recital del pianista coreano
Sunwook Kim


En el marco del 50° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas
entre Corea y Argentina

Programa
Sonata “Quasi una Fantasia” N° 1, Op.27 y Sonata no.2 “Moonlight” Op.27 de L. v Beethoven
Sonata en La mayor, D 959, de F. Schubert

Jueves 4 de octubre 20 hs

Comunidad Amijai
Arribeños 2355 – Tel.: 4784-1243

Entrada gratuita con cupo limitado

                 

Organizan: Centro Cultural Coreano y Comunidad Amijai
con la participación de la Embajada de la República de Corea
y el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación

Sunwook Kim, piano
Jueves 4 de octubre 20 hs
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA. UBICACIONES NUMERADAS, CUPO LIMITADO
Retirar en boletería de Lunes a Jueves de 11:30 a 15 y 16 a 19:30 hs. y Viernes de 11:30 a 15 y 16 a 17:30 hs.
Comunidad Amijai, Arribeños 2355, Informes: 4784-1243
La administración permanecerá cerrada los días 17,18,24,25,26 de septiembre y el 1° y 2 de octubre

Nube de etiquetas